www.socialismocientifico.com



La imposible autarquía de China


China no puede ser una autarquía como pretende el KKE y otros. Son 1.300 millones personas con enormes limitaciones culturales, demográficas, geográficas y de recursos, que partían de una situación de enorme atraso y necesitan por largo tiempo no sólo estimular todos los sectores públicos y privados de su economía bajo el control del PCCh, sino tomar todas las innovaciones de la ciencia y la tecnología más avanzada, utilizando tanto medios propios, como el comercio internacional y los estudios en los países de tecnología más avanzada, independientemente de que sean capitalistas, imperialistas o ambas cosas a la vez. La práctica de los 32 años últimos demuestra que esa es la mejor manera de reducir la brecha entre China y los países capitalistas más desarrollados y para garantizar su supervivencia como estado socialista.

En esa lucha, en esa competencia inevitable, China va accediendo a cada vez mayor presencia en los organismos internacionales, su moneda el yuan RMB cada vez es más utilizada en las transacciones económicas y su internacionalización cada vez es mayor. Pero quien espere que debido a ello se crearán mejores condiciones para que el proletariado de un país tome el poder en su país, está soñando en que otro le solucione los problemas que son de su exclusiva competencia. Las condiciones para la toma del poder por el proletariado en un país, deben ser creadas por el sujeto revolucionario, es decir, por el partido comunista de ese país.

El KKE "acusa" a China de la compra de bonos de EE.UU. y de jugar un papel cada vez más importante en los organismos económicos internacionales como el FMI y el Banco Mundial. La idea del KKE de que ello supone avalar el sistema capitalista, supone nuevamente una delegación en China de lo que no es su actual tarea en la construcción socialista de una gran parte del mundo. No cabe duda de que el objetivo de China es conseguir cada vez mayor presencia en todos los organismos internacionales y que ello solo puede favorecer la paz y las relaciones de igualdad entre los estados, pero no el cambio de poder en cada estado ni el cambio de la apropiación privada de los bienes sociales. No entender esto, es no entender ni el materialismo dialéctico ni el proceso de cómo los pueblos adquieren el conocimiento para tomar el poder, basándose esencialmente en su propia experiencia.

El KKE y otros acusan al PCCh de falta de internacionalismo por no enfrentarse al imperialismo y por no acometer la construcción socialista, de la manera que ellos desean, es decir de igual manera como hacía la extinta URSS. Ante ello, hay que decir primero que 1.300 millones de personas son más de la quinta parte de la Humanidad. Procurar su desarrollo pacífico frente a los enemigos exteriores, es la mayor tarea solidaria histórica en la construcción socialista que ha acometido jamás un Partido Comunista. Y en segundo lugar, que quien es internacionalista no es el que pide ayuda sino el que la da, cuando puede, como puede, en la medida que puede y si puede. En todo caso, parece que China ha aprendido la negativa experiencia de la URSS al crear con su ayuda una dependencia paternal en algunos pueblos que ha impedido a estos consolidarse como países socialistas.

El papel de China en África es obvio. Gracias a una política comercial justa e innovadora, antítesis de la política intervencionista y colonial anterior de EE.UU. y la UE, China ha conseguido desbancar al imperialismo como primer socio comercial de África. Pretender presentar, como hace el KKE, esa nueva relación como una política imperialista camuflada, es una actitud no justificada en los hechos y que adolece de los viejos prejuicios establecidos por la guerra fría.

A diferencia de Rusia que fue potencia imperialista en la primera guerra, China nunca jugó ese papel en el transcurso de su historia. Al contrario, el largo periodo de 2.000 años de feudalismo en China, posibilitó precisamente ser ella carne de cañón de potencias imperialistas exteriores, incluida de la Rusia zarista. En ese sentido su liberación guarda muchas más semejanzas con la lucha por la independencia de los pueblos africanos que con la tradición militarista de Japón y los países desarrollados de Occidente que la esclavizaron. La influencia de China como país extranjero en África, por primera vez en la historia, no está apoyada en las cañoneras y el genocidio, que es de la única manera que el imperialismo ha garantizado siempre su hegemonía en otros países, sino en la relación Sur-Sur de beneficio recíproco. Es algo reconocido por casi unanimidad por los propios gobiernos africanos. Solo los prejuicios pueden apoyar otra versión de esa realidad.

En su apartado "Aumento de su fuerza militar", el KKE hace una reseña de los avances de China y aunque reconoce que el aumento cuantitativo de las fuerzas no es lo determinante, dice:

"Durante los últimos años China, igual que otros países imperialistas, ha avanzado a un aumento significativo de sus fuerzas armadas. Hoy en día, las fuerzas armadas chinas son las más numerosas del mundo con 2.300.000 hombres…/…Según la Academia China de Ciencias Sociales, hoy en día, China ocupa la segunda posición a nivel mundial en términos de gastos de defensa." [119]

China es el país más poblado del mundo, 5 veces más que EE.UU. Además, está siendo cercado militarmente por EE.UU. que, en alianza con la UE, pretende subvertirlo. Los EE.UU. tienen ya bases militares en Japón, Corea del Sur, Australia, y Guam, e intenta aumentar su influencia política, económica y militar en Tailandia, Filipinas e incluso Viet Nam, completando así una tenaza sobre China en su salida al Pacífico. Todos esos factores justifican completamente la necesidad de una modernización de las fuerzas armadas chinas que parten de una situación de enorme desventaja respecto a EE.UU. Incluso así, los gastos de defensa de China en 2012, con una población casi 5 veces mayor que EEUU ha sido de $106.000 millones, es decir, 8 veces menor que EEUU. La URSS hace ya 14 años, en 1988, con una población 4 veces menor que China, tuvo unos gastos de Defensa de 82,500 millones de rublos, que suponían el 18,6% de su presupuesto estatal de 443,600 millones de rublos (Enrique Palazuelos, La economía soviética más allá de la Perestroika, pág. 203). Porcentaje respecto al gasto de Defensa muy parecido al de EEUU en la actualidad, que es del 20%.

Según la base de datos de Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) se puede apreciar en la siguiente tabla que China tiene un gasto en Defensa per cápita 71 veces menos que EEUU, 31 veces menos que Francia y Reino Unido, 21 veces menos que Grecia (país donde actúa el KKE), 14 veces menos que Rusia y 11 veces menos que España. El KKE se ha unido a la campaña imperialista de propagar la supuesta "amenaza china"en base al "aumento de la fuerza militar" de China, pero más debería el KKE preocuparse de combatir el militarismo de su propio país, 21 veces superior al gasto per cápita de China.


T. 7 - Gastos militares de países per cápita en $ US en 2.010 (*)
EE.UU. $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 2.141
Arabia Saudita $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 1.524
Francia $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 931
Reino Unido $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 922
Australia $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 893
Grecia $$$$$$$$$$$$$$$$$$$ 633
Italia $$$$$$$$$$$$$$$$$ 593
Canadá $$$$$$$$$$$$$$$ 560
Alemania $$$$$$$$$$$$$$$ 558
R. Corea $$$$$$$$$$$$$ 493
Rusia $$$$$$$$$$$ 430
Japón $$$$$$$$$ 401
España $$$$$$$ 343
Turquía $$$$$ 244
Brasil $$$ 142
China $$ 74
India $ 30

Es bastante significativo que el KKE obvie estas realidades, intentando que la opinión pública coloque al mismo nivel China con EEUU, cuando los datos demuestran que la comparativa paralela debiera hacerse entre los EEUU y la URSS intervencionista de la época Brézhnev.

En el apartado I. Sobre el Internacionalismo ya expuse una crítica a la concepción práctica demostrada que el KKE tiene sobre cómo se adquiere el conocimiento. Sus prejuicios sobre China no sólo están basado por su propio pasado "prosoviético" durante la guerra fría. También está basado en criterios ególatras muy en boga en Occidente que les permite con cuatro pinceladas de datos utilizados a conveniencia, juzgar gravemente a un país milenario de luchas milenarias, uno de los pueblos que más han sufrido en la historia de la humanidad y que precisamente de ahí nutrió su sabiduría, mientras la aristocracia obrera de occidente jalaeaba los genocidios de su estado imperialista.

La apertura al exterior de la nación china era la premisa esencial para su desarrollo. Su declive desde 1.820, que analizaremos más adelante, fue debido precisamente al aislamiento con respecto al resto del mundo. Mientras la revolución industrial se expandía en Occidente, ese mismo Occidente aprovechaba el atraso y aislamiento de China para someterla y convertirla en "un país de enfermos" como les gustaba decir a los colonialistas británicos, después de haber impuesto mediante las armas el tráfico y consumo de opio al pueblo chino.

¿Cómo podían salir de la pobreza e ignorancia cientos de millones de personas esclavizadas por la ideología feudal durante 20 siglos y por el colonialismo de multiples potencias, incluida la Rusia zarista?

China ha roto su ostracismo para siempre.

Y los comunistas debieran saludar con gran alegría ese hecho que lleva al desarrollo a una quinta parte de la humanidad. Ese debería ser el verdadero internacionalismo para el KKE y demás grupos de la aristocracia obrera. El papel internacional de China será cada vez más evidente y más difícil de contener por el imperialismo y sus portavoces, da igual la máscara que utilicen.


(*)Recopilado desde la Fuente: SIPRI Military Espenditure Database, Stockholm International Peace Research Institute http://www.sipri.org/yearbook/2010/yearbook/2010/files/SIPRIYB10summaryES.pdf

[119] El papel internacional de China, Elisseos Vagenas, miembro del CC del KKE y responsable de la Sección de Relaciones Internacionales del CC, Colección sobre temas actuales del movimiento comunista KKE, págs. 218-219. Edición impresa de Templando el Acero, Cierzo Rojo 2011.

_____________________