www.socialismocientifico.com


XIV. La "teoría de la amenaza china"


Dice el KKE:

"Los estados que van ganando terreno en el sistema imperialista internacional no pueden desempeñar el papel que jugaba anteriormente la URSS porque se impulsan por el incentivo de la ganancia adicional para sus propios monopolios. Lo mismo ocurre con China y no se puede rebatir por la bandera roja y el título comunista que lleva el partido.

…Detrás de este existe el lado del antagonismo feroz y de los conflictos incluso entre estas potencias p.ej. entre Rusia y China por la energía en Asia Central o las aspiraciones en el Extremo Oriente ruso etc. Lo mismo se puede decir para las relaciones entre China y la India en que aparte del asunto de las fronteras que queda pendiente (p.ej. en agosto de 2010 la India mandó dos divisiones en Arunachal Pradesh[49] para fortalecer las fronteras con China) existe un antagonismo feroz por la hegemonía en la región de la Asia Oriental.

… en 2001 China apoyó públicamente la denominada "guerra contra el terrorismo" y la resolución del Consejo de Seguridad 1373/2001 que legisla la agresividad imperialista utilizando como pretexto el "terrorismo".

… Según ciertas estimaciones, China intenta presentarse constantemente como representante y líder de los países en desarrollo."

A pesar del ascenso de China en el sector económico a nivel internacional, el liderazgo de China insiste en presentar el país como "un país en desarrollo". Esta alegación se basa en tres argumentos: a)el PIB per capita de China para 2008 fue de 3.300 dólares, es decir China está en la 104ª posición en el mundo, b)de los 1.300 millones de habitantes de China más de 700 millones son campesinos, c)la industria, la agricultura y el sector de servicios en China tienen en el PIB una parte de 49%, 11% y 40% respectivamente mientras en otros países con mayor grado de desarrollo capitalista, la industria y la agricultura tienen aún menores porcentajes en relación con los servicios. El aumento del PIB en 2009 fue de 9,5% en la industria, 8,4% en los servicios y solamente 4,2% en la agricultura.

La clasificación de la ONU y de la OCDE es problemática y no representa la realidad de China igual que la caracterización "país en desarrollo" empleado por el propio liderazgo de China. Estos fenómenos de economía capitalista "en desarrollo" se deben a la profunda desigualdad entre la parte oriental y occidental. Los elementos relativos que conciernen la parte oriental formarían una imagen más precisa. Por supuesto, en la parte oriental desarrollada ocurre lo que ocurre en el capitalismo: concentración de los medios de producción en pocas manos y aumento de la desigualdad social.

Desde este punto de vista, la alianza de China con otras potencias (p.ej. India) de correspondiente tamaño de desigualdad capitalista no la llevan en la misma posición con sociedades mucho más atrasadas, como las en África o Asia. Sin embargo, en el nombre del "retraso" se forman "visiones patrióticas" como esfuerzo de capturar el movimiento obrero, los PP.CC., otras fuerzas radicales que se les pide que olviden por ahora la lucha de clases y la necesidad de construir una sociedad diferente y que se comprometen con la tarea del "fortalecimiento de la posición que ocupa su país a nivel internacional" 191.

Estamos en presencia de una contribución a la "teoría de la amenaza china" de la que se hace copartícipe el KKE, con sus alusiones al supuesto "antagonismo feroz" de China contra Rusia, India y Asia Oriental y que se suma a las advertencias del KKE sobre el "creciente poderío militar" , la "imperialista" "exportación de capitales" y el "apetito" del capital "para nuevos mercados y materias primas" de la que supuestamente participa China como "país imperialista" .

La "teoría de la amenaza china" surgió en Occidente a comienzos de 1990, coincidiendo con la autoliquidación de los países socialistas de la URSS y el este europeo. Dicha teoría occidental aludía a la amenaza de China en todos los órdenes de la vida: civilización, orden, alimentos, militares, derechos humanos, etc. El imperialismo estadounidense y europeo, comenzaron una fuerte e histérica campaña mediática en lo ideológico y en lo político. El motivo de tal histeria no fue sólo aprovechar el derrumbe de la mayoría de países socialistas, sino la frustración originada en los círculos de poder occidentales, por el fracaso del incidente contrarrevolucionario de Tian Amen donde erigieron la "Diosa de la Democracia y la Libertad" , en sintonía con la "Estatua de la Libertad" de EE.UU., con el objetivo de subvertir la dictadura democrático popular.

diosa-de-la-democracia (41K)

La "Diosa de la Democracia" frente
a Mao Zedong en la Plaza de Tian
Anmen, el 30 de Junio de 1989

Desde entonces, el desarrollo de China, como potencia emergente, continúa siendo interpretado por todos los medios de comunicación del capital monopolista estadounidense y europeo como una grave amenaza a la paz mundial, a la escasez de recursos globales, al medio ambiente, a los derechos humanos. Sin embargo, en estos 20 años transcurridos desde la creación de dicha teoría, los hechos demuestran que quienes son realmente una grave amenaza son los imperialistas de EEUU y Europa, que no cesan de acometer guerras, subversiones, represiones y expoliaciones internas y externas, y son responsables en un 99% del grave deterioro del medio ambiente, después de 300 años de contaminación y expoliación de recursos, para conformar las potencias capitalistas desarrolladas de hoy y son por tanto ellas las que han de contribuir, en mucha mayor medida que los países emergentes actuales, a la sostenibilidad del planeta y sus recursos.

Dicha teoría creó una sicología de temor y duda en los países vecinos de China, lo cual ha dificultado las relaciones bilaterales entre dichos países y China.

Después de 10 años de desarrollo de la "teoría de la amenaza china" y aunque el imperialismo consiguió aumentar el recelo de los países vecinos de China, no pudo contenerla y frenar su desarrollo, y el imperialismo estadounidense y el europeo, a comienzos del siglo XXI, crearon la "teoría del colapso de China" [192].

Según la teoría del "colapso" , las estadísticas del desarrollo económico chino estarían falsificadas y la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC) causaría en China graves contradicciones debido a su falta de democracia. Tal teoría fue divulgada con gran histerismo y rabia por todos los medios de manipulación y creación de opinión de Occidente, TV, radio, diarios, revistas, conferencias, etc. Hasta el autollamado "libertario" Alan Greenspan (partidario de que el estado no intervenga en la economía y dar plena libertad a los monopolios), presidente de la Reserva Federal de EEUU, en 2006, un año antes de estallar la grave crisis actual en el mundo capitalista, aventuró la certeza de una próxima crisis del sistema financiero chino. Sin embargo la realidad ha sido que, precisamente, el sistema financiero chino fue el único que se ha salvado de la crisis, hasta el presente.


Las TOP-20 entidades financieras-1999 (48K) Las TOP- 20 entidades financieras--2009 (48K)

Los bancos chinos cambian el ranking mundial de
capitalización de las entidades financieras

[193]

La debacle de los bancos privados burgueses, especialmente los estadounidenses, contrastó con la fortaleza de la gran capitalización de los bancos socialistas chinos que durante los primeros meses de la crisis aumentaron el crédito y las inversiones para estimular la demanda interna y suplir así el descenso de las exportaciones a los países capitalistas en crisis, mientras los bancos occidentales las restringían.

Al mismo tiempo de la "teoría del colapso de China" , los medios de manipulación de agitación y propaganda monopolistas, impulsaron una tercera teoría consistente en ofrecer una imagen de enfrentamiento en el seno del PCCh entre "conservadores" y "reformistas" , y entre los diferentes "clanes" de los diferentes dirigentes. Tal teoría fue acomodada por los partidos comunistas dogmático-reformistas a un lenguaje apropiado al "marxismo leninismo" propio de la banda de los cuatro: "revisionistas contra revolucionarios-proletarios" . Tal dilema, partidos como el KKE y sus seguidores en Europa, lo han resuelto dando un paso más, definen como imperialista a China y al PCCh en su conjunto. Todas esas teorías son en realidad formas de desarrollo y complemento de la original, la "teoría de la amenaza china" . Sin embargo, nada de ello ha podido conseguir sus objetivos.

Otra falacia creada por el imperialismo, consiste en que si un país socialista no accede a la riqueza es debido a que "el comunismo solo puede repartir la miseria" , y si "accede a la riqueza es porque se ha transformado en capitalista" . Con ese mismo método, el KKE mantiene la idea de que si China no interviene en los asuntos internacionales enfrentándose al imperialismo es porque es "carne de la carne" del imperialismo y si interviene para salvaguardar y garantizar el socialismo que están construyendo 1.300.000 personas, una quinta parte de la humanidad, es igualmente porque es "imperialista" . Con ambas, se trata de demostrar ante los pueblos del mundo que ni el socialismo ni el comunismo son posibles. Esa es la gravísima aportación del KKE al mantenimiento del imperialismo cuando reitera el supuesto "antagonismo feroz" de China contra otros países, participando así, activamente, en el mantenimiento y desarrollo de la "teoría de la amenaza china" creada por el Pentágono, y divulgada por los círculos de opinión al servicio del imperialismo.

Respecto al apoyo de China a la "Resolución sobre las amenazas a la paz y la seguridad internacionales creadas por actos de terrorismo" 1373 (2001), el KKE indica que "la resolución del Consejo de Seguridad 1373/2001… legisla la agresividad imperialista" . El texto completo de dicha Resolución dice:

"El Consejo de Seguridad,

Reafirmando sus resoluciones 1269 (1999) de 19 de octubre de 1999 y 1368(2001) de 12 de septiembre de 2001,

Reafirmando también su condena inequívoca de los ataques terroristas ocurridos en Nueva York, Washington, D.C., y Pennsylvania el 11 de septiembre de 2001, y expresando su determinación de prevenir todos los actos de esa índole,

Reafirmando asimismo que esos actos, al igual que todo acto de terrorismo internacional, constituyen una amenaza a la paz y la seguridad internacionales,

Reafirmando el derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva reconocido en la Carta de las Naciones Unidas y confirmado en la resolución 1368 (2001),

Reafirmando la necesidad de luchar con todos los medios, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, contra las amenazas a la paz y la seguridad internacionales representadas por los actos de terrorismo,

Profundamente preocupado por el aumento, en varias regiones del mundo, de actos de terrorismo motivados por la intolerancia o el extremismo,

Insta a los Estados a trabajar de consuno urgentemente para prevenir y reprimir los actos de terrorismo, en particular acrecentando su cooperación y cumpliendo plenamente los convenios internacionales contra el terrorismo que sean pertinentes,

Reconociendo la necesidad de que los Estados complementen la cooperación internacional adoptando otras medidas para prevenir y reprimir en sus territorios, por todos los medios legales, la financiación y preparación de esos actos de terrorismo,

Reafirmando el principio establecido por la Asamblea General en su declaración de octubre de 1970 (2625) (XXV)) y confirmado por el Consejo de Seguridad en su resolución 1189 (1998), de 13 de agosto de 1998, a saber, que todos los Estados tienen el deber de abstenerse de organizar, instigar y apoyar actos terroristas perpetrados en otro Estado o de participar en ellos, y de permitir actividades organizadas en su territorio encaminadas a la comisión de dichos actos,

Actuando en virtud del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas,

1. Decide que todos los Estados:

a) Prevengan y repriman la financiación de los actos de terrorismo;

b) Tipifiquen como delito la provisión o recaudación intencionales, por cualesquiera medios, directa o indirectamente, de fondos por sus nacionales o en sus territorios con intención de que dichos fondos se utilicen, o con conocimiento de que dichos fondos se utilizarán, para perpetrar actos de terrorismo;

c) Congelen sin dilación los fondos y demás activos financieros o recursos económicos de las personas que cometan, o intenten cometer, actos de terrorismo o participen en ellos o faciliten su comisión; de las entidades de propiedad o bajo el control, directos o indirectos, de esas personas, y de las personas y entidades que actúen en nombre de esas personas y entidades o bajo sus órdenes, inclusive los fondos obtenidos o derivados de los bienes de propiedad o bajo el control, directos o indirectos, de esas personas y de las personas y entidades asociadas con ellos;

d) Prohíban a sus nacionales o a todas las personas y entidades en sus territorios que pongan cualesquiera fondos, recursos financieros o económicos o servicios financieros o servicios conexos de otra índole, directa o indirectamente, a disposición de las personas que cometan o intenten cometer actos de terrorismo o faciliten su comisión o participen en ella, de las entidades de propiedad o bajo el control, directos o indirectos, de esas personas y de las personas y entidades que actúen en nombre de esas personas o bajo sus órdenes;

2. Decide también que todos los Estados:

a) Se abstengan de proporcionar todo tipo de apoyo, activo o pasivo, a las entidades o personas que participen en la comisión de actos de terrorismo, inclusive reprimiendo el reclutamiento de miembros de grupos terroristas y eliminando el abastecimiento de armas a los terroristas;

b) Adopten las medidas necesarias para prevenir la comisión de actos de terrorismo, inclusive mediante la provisión de alerta temprana a otros Estados mediante el intercambio de información;

c) Denieguen refugio a quienes financian, planifican o cometen actos de terrorismo, o prestan apoyo a esos actos, o proporcionan refugios;

d) Impidan que quienes financian, planifican, facilitan o cometen actos de terrorismo utilicen sus territorios respectivos para esos fines, en contra de otros Estados o de sus ciudadanos;

e) Aseguren el enjuiciamiento de toda persona que participe en la financiación, planificación, preparación o comisión de actos de terrorismo o preste apoyo a esos actos, y aseguren que, además de cualesquiera otras medidas de represión de esos actos que se adopten, dichos actos de terrorismo queden tipificados como delitos graves en las leyes y otros instrumentos legislativos internos y que el castigo que se imponga corresponda a la gravedad de esos actos de terrorismo;

f) Se proporcionen recíprocamente el máximo nivel de asistencia en lo que se refiere a las investigaciones o los procedimientos penales relacionados con la financiación de los actos de terrorismo o el apoyo prestado a éstos, inclusive por lo que respecta a la asistencia para la obtención de las pruebas que posean y que sean necesarias en esos procedimientos;

g) Impidan la circulación de terroristas o de grupos terroristas mediante controles eficaces en frontera y controles de la emisión de documentos de identidad y de viaje, y mediante la adopción de medidas para evitar la falsificación, la alteración ilegal y la utilización fraudulenta de documentos de identidad y de viaje;

3. Exhorta a todos los Estados a:

a) Encontrar medios para intensificar y agilizar el intercambio de información operacional, especialmente en relación con las actividades o movimientos de terroristas individuales o de redes de terroristas; los documentos de viaje alterados ilegalmente o falsificados; el tráfico de armas, explosivos o materiales peligrosos; la utilización de tecnologías de las comunicaciones por grupos terroristas y la amenaza representada por la posesión de armas de destrucción en masa por parte de grupos terroristas;

b) Intercambiar información de conformidad con el derecho internacional y la legislación interna y cooperar en las esferas administrativas y judiciales para impedir la comisión de actos de terrorismo;

c) Cooperar, en particular mediante acuerdos y convenios bilaterales y multilaterales, para impedir y reprimir los ataques terroristas, y adoptar medidas contra quienes cometan esos actos;

d) Adherirse tan pronto como sea posible a los convenios y protocolos internacionales pertinentes relativos al terrorismo, inclusive el Convenio Internacional para la represión de la financiación del terrorismo, de 9 de diciembre de 1999;

e) Fomentar la cooperación y aplicar plenamente los convenios y protocolos internacionales pertinentes relativos al terrorismo, así como las resoluciones del Consejo de Seguridad 1269 (1999) y 1368 (2001);

f) Adoptar las medidas apropiadas de conformidad con las disposiciones pertinentes de la legislación nacional y el derecho internacional, inclusive las normas internacionales en materia de derechos humanos, antes de conceder el estatuto de refugiado, con el propósito de asegurarse de que el solicitante de asilo no haya planificado o facilitado actos de terrorismo ni participado en su comisión;

g) Asegurar, de conformidad con el derecho internacional, que el estatuto de refugiado no sea utilizado de modo ilegítimo por los autores, organizadores o patrocinadores de los actos de terrorismo, y que no se reconozca la reivindicación de motivaciones políticas como causa de denegación de las solicitudes de extradición de presuntos terroristas;

4. Observa con preocupación la conexión estrecha que existe entre el terrorismo internacional y la delincuencia transnacional organizada, las drogas ilícitas, el blanqueo de dinero, el tráfico ilícito de armas y la circulación ilícita de materiales nucleares, químicos, biológicos y otros materiales potencialmente letales, y a ese respecto pone de relieve la necesidad de promover la coordinación de las iniciativas en los planos nacional, subregional, regional e internacional, para reforzar la respuesta internacional a este reto y amenaza graves a la seguridad internacional;

5. Declara que los actos, métodos y prácticas terroristas son contrarios a los propósitos y principios de las Naciones Unidas y que financiar intencionalmente actos de terrorismo, planificarlos e incitar a su comisión también es contrario a dichos propósitos y principios de las Naciones Unidas;

6. Decide establecer, de conformidad con el artículo 28 de su reglamento provisional, un Comité del Consejo de Seguridad integrado por todos los miembros del Consejo, para verificar la aplicación de la presente resolución, con la asistencia de los expertos que se consideren apropiados, y exhorta a todos los Estados a que informen al Comité, a más tardar 90 días después de la fecha de aprobación de la resolución y con posterioridad conforme a un calendario que será propuesto por el Comité, de las medidas que hayan adoptado para aplicar la presente resolución;

7. Pide al Comité que establezca sus tareas, presente un programa de trabajo en el plazo de 30 días después de la aprobación de la presente resolución y determine el apoyo que necesita, en consulta con el Secretario General;

8. Expresa su determinación de adoptar todas las medidas necesarias para asegurar la aplicación plena de la presente resolución de conformidad con las funciones que se le asignan en la Carta;

9. Decide seguir ocupándose de la cuestión." [194]

Las propias potencias imperialistas y sus aparatos de agit-pro, están interesadas en que determinados párrafos de dicha resolución sean interpretadas como una Resolución que "legisla la agresividad imperialista" , en palabras del KKE, o que "permite la guerra preventiva" en palabras de los medios de manipulación. Sin embargo, dicha interpretación no corresponde al texto. Los párrafos que pueden dar lugar a dichas interpretaciones serían:

"Prevenir y reprimir los actos de terrorismo, en particular acrecentando su cooperación y cumpliendo plenamente los convenios internacionales contra el terrorismo que sean pertinentes" , "Prevengan y repriman la financiación de los actos de terrorismo" , "c) Congelen sin dilación los fondos y demás activos financieros o recursos económicos de las personas que cometan, o intenten cometer, actos de terrorismo" , "Encontrar medios para intensificar y agilizar el intercambio de información operacional, especialmente en relación con las actividades o movimientos de terroristas individuales o de redes de terroristas; los documentos de viaje alterados ilegalmente o falsificados; el tráfico de armas, explosivos o materiales peligrosos; la utilización de tecnologías de las comunicaciones por grupos terroristas y la amenaza representada por la posesión de armas de destrucción en masa por parte de grupos terroristas" y "Cooperar, en particular mediante acuerdos y convenios bilaterales y multilaterales, para impedir y reprimir los ataques terroristas" .

En ningún caso, en dichos párrafos de la Resolución se plantea que la prevención de actos terroristas esté unida a la represión de ese supuesto. Es más, se determina el "cumplimiento de los convenios internacionales" .

Únicamente el carácter preventivo de la represión se manifiesta en la "congelación" de los "fondos y activos financieros… de las personas que cometan, e intenten cometer, actos de terrorismo" .

La excusa de la supuesta existencia de "armas de destrucción masiva" para intervenir en Afganistán, Irak, o Libia no está respaldada por esta Resolución, aunque se haya dicho, falsamente, por activa y por pasiva por todos los medios de manipulación de masas de Occidente, a los cuales es permeable el KKE. En la Resolución se indica "Encontrar medios para intensificar y agilizar el intercambio de información operacional, especialmente en relación… la amenaza representada por la posesión de armas de destrucción en masa por parte de grupos terroristas", es decir, se habla de "información operacional" pero no iniciar una intervención armada abierta como lo que tuvo lugar de manera unilateral. Además, cada intervención de la ONU en un país necesita una Resolución específica al país de referencia, protocolo que el KKE debiera conocer.

La guerra de Afganistán, iniciada semanas después del 11 de septiembre 2001, fue decidida unilateralmente por EE.UU. amparándose en el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas que invoca al derecho a la legítima defensa. Sí que es cierto que posteriormente la ONU legitimó la situación de hecho, pero al respecto hay que decir que anteriormente a la invasión del 7 de octubre de EEUU y Reino Unido, el Consejo de Seguridad emitió diversas resoluciones no sólo contra actos terroristas de Al Qaeda en diversas partes del mundo que provocaron atrocidades de civiles, sino también con acciones terroristas y de limpieza étnica y religiosa de los talibanes en el propio Afganistán.

Así lo atestiguan las resoluciones S/RES/1333, de 19 de diciembre de 2.000 [195], S/RES/1267(1999), de15 de octubre de 1.999 [196], S/RES/1214(1998), de 8 de diciembre de 1.998 [197], S/RES/1193(1998) de 28 de agosto de 1.998[198], S/RES/1189(1998) de13 de agosto de 1.998 [199] y 1076 (1996), de 22 de octubre de 1996 [200].

Además, China padeció y aún padece el terrorismo del fanatismo islamista dentro de su propio país proveniente especialmente desde regiones de Afganistán hacia la provincia de Xinjiang, donde el terrorismo aliado con potencias extranjeras intenta conseguir el separatismo respecto a China, y ha provocado centenares de muertos civiles, de igual modo que Rusia lo padece en Chechenia.

Debiera ser obvio que China tiene suficientes motivos para posicionarse en contra del fanatismo islámico que se le "suministra" a través de Afganistán y el KKE, como partido comunista, debiera estar de su lado en ese aspecto también. Ello no justifica en absoluto el carácter genocida de las intervenciones imperialistas.

Hay un aspecto más que demuestra el verdadero carácter de China. Y fue su comportamiento en el caso de Libia y la intervención imperialista. Creo necesario examinar el caso de Libia, porque ha sido otro hecho gravemente tergiversado por los dogmáticos reformistas españoles.

China se abstuvo en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU nº1973, de fecha 17 de marzo de 2.011, en que se establece literalmente:

"Protección de los civiles

4. Autoriza (el Consejo de Seguridad) a los Estados Miembros que hayan notificado previamente al Secretario General a que, actuando a título nacional o por conducto de organizaciones o acuerdos regionales y en cooperación con el Secretario General, adopten todas las medidas necesarias, pese a lo dispuesto en el párrafo 9 de la resolución 1970 (2011), para proteger a los civiles y las zonas pobladas por civiles que estén bajo amenaza de ataque en la Jamahiriya Árabe Libia, incluida Benghazi, aunque excluyendo el uso de una fuerza de ocupación extranjera de cualquier clase en cualquier parte del territorio libio" [201].

Este párrafo esencial de la Resolución, "excluyendo el uso de una fuerza de ocupación extranjera de cualquier clase en cualquier parte del territorio libio", fue ocultado por los dogmáticos reformistas del grupo PCOE, cuando acusaban a China nada menos que de provocar la guerra: "La pugna entre las potencias imperialistas emergentes - Rusia, China, India o Brasil - y las potencias imperialistas "clásicas" - EEUU, Japón y Europa - da como resultado todas estas guerras" [202]. También la acusaban de no impedir con su veto la guerra imperialista: "El Consejo de Seguridad de la ONU da luz verde a la constitución de zona de exclusión aérea sobre Libia, sin ningún voto en contra, debido a que ni siquiera China ha hecho uso del veto para frenar la más que posible intervención en Libia de los países imperialistas" . [203]

En dicha resolución se establece zona de prohibición de vuelos en Libia, a excepción de "vuelos cuyo único propósito sea humanitario" y autoriza a los Estados Miembros a "hacer cumplir dicha prohibición de vuelos":

"Zona de prohibición de vuelos

6. Decide establecer una prohibición de todos los vuelos en el espacio aéreo de la Jamahiriya Árabe Libia a fin de ayudar a proteger a los civiles;

7. Decide además que la prohibición impuesta en virtud del párrafo 6 no se aplicará a los vuelos cuyo único propósito sea humanitario, como el suministro o la facilitación del suministro de asistencia, incluido el material médico, los alimentos, los trabajadores humanitarios y la asistencia conexa, o la evacuación de ciudadanos extranjeros de la Jamahiriya Árabe Libia, y tampoco se aplicará a los vuelos autorizados en virtud de los párrafos 4 u 8, ni a otros vuelos que los Estados que actúen al amparo de la autorización otorgada en el párrafo 8 consideren necesarios para el bienestar del pueblo libio, y que esos vuelos se coordinarán con todo mecanismo establecido en virtud del párrafo 8.

8. Autoriza a los Estados Miembros que hayan notificado al Secretario General y al Secretario General de la Liga de los Estados Árabes, actuando a título nacional o por conducto de organizaciones o acuerdos regionales, a adoptar todas las medidas necesarias para hacer cumplir la prohibición de vuelos impuesta en el párrafo 6 supra, según sea necesario, y solicita que los Estados interesados, en cooperación con la Liga de los Estados Árabes, coordinen estrechamente con el Secretario General las medidas que estén adoptando para aplicar la presente prohibición, incluso mediante el establecimiento de un mecanismo apropiado para aplicar las disposiciones de los párrafos 6 y 7 supra;" [201].

Es decir, no estaban autorizados los vuelos militares de los estados miembros para emplear fuerza de agresión a excepción de para evitar vuelos del gobierno libio, algo que no ocurrió durante el ataque imperialista. China se abstuvo por considerar que ni estaba garantizada la defensa de la población civil, ni que EEUU y Europa no hicieran una interpretación a su medida de la resolución, como así fue. Dicha actitud de EEUU y Europa en Libia fue lo que determinó que en la actualidad tanto China como Rusia hayan vetado varias veces proyectos de resoluciones sobre Siria parecidas a la de Libia.

En todo caso, pretender que China, con su actitud sobre Libia, creó o favoreció dicha guerra de agresión, tiene como objetivo descargar y reducir la responsabilidad del imperialismo español, europeo y estadounidense, pues siguiendo la lógica del Pentágono, mientras más cómplices, más legitimidad para cada uno de ellos.

Es decir, de lo que se trata por parte del KKE, sus grupos afines en España y el imperialismo, es conseguir mostrar ante el mundo a China igualdad de responsabilidad criminal que EEUU y Europa, aunque China en ningún momento haya intervenido militarmente ni haya apoyado la guerra en Libia.

Otra demostración del verdadero carácter antimperialista de China en la guerra de Libia, es que a diferencia de EEUU y Europa, especialmente Francia, que intervinieron para defender sus intereses económicos en la zona, China no lo ha hecho. El país asiático tenía proyectos de construcción de obra civil terminados o en vías de terminarse por valor de 10.000 millones de dólares. La abstención de China y, por tanto, su negativa a apoyar la Resolución que dejaba abierta la posibilidad a la intervención imperialista, supuso el bombardeo de muchas de esas construcciones por parte de los aviones occidentales con el falso pretexto de ser obras militares. El pasado 8 de marzo de 2012, el ministro de Comercio chino Chen Deming, pidió al gobierno libio actual que compense a las empresas chinas que sufrieron grandes pérdidas a causa de la guerra. Además, Chen indicó que las compañías chinas no pueden volver a Libia debido a la falta de seguridad y que sólo garantizándola volverán. [204]

En todo caso, en el tratamiento por parte de China de las tres intervenciones imperialistas, no se puede apreciar ningún "antagonismo feroz" , que legitime ninguna "teoría de la amenaza china" , sino el trabajo para impedir la confrontación internacional, a veces incluso, a costa de sus propios intereses económicos inmediatos. Especialmente absurdo es el intento del KKE de volver a la confrontación chino-soviética de la guerra fría, manteniendo un supuesto "antagonismo feroz" de China contra Rusia, cuando los dos gobiernos han repetido ya en varias ocasiones, que sus relaciones bilaterales actuales son las mejores que han mantenido los dos estados y sus políticas internacionales son coincidentes en la inmensa mayoría de asuntos.

Menos aún existe "antagonismo feroz" de China con los países menos desarrollados, de donde, según el KKE, sacia su enorme "apetito de recursos" . En noviembre de 2011, Diario del Pueblo declaró que "China ofrecerá tratamiento de arancel cero a casi todas las importaciones de los países menos desarrollados". [205]

Durante la cumbre del G-20 de Cannes, el presidente Hu Jintao anunció que para ayudar más a los países menos desarrollados, China, en el contexto de la cooperación Sur-Sur, ofrecerá un tratamiento de arancel cero a 97 por ciento de las exportaciones de productos de los países menos desarrollados a China, siempre y cuando tengan relaciones diplomáticas con el país.

Y ante los líderes de negocios del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Hawái, el presidente chino reiteró su promesa de ayudar a los países más afectados por las dificultades económicas mundiales, pues las exportaciones de los países menos desarrollados en 2010 bajaron a 156.300 millones de dólares, desde los 176.700 millones que exportaron en 2008.

China en el terreno internacional ha sacado lecciones provechosas de las múltiples intervenciones "internacionalistas" en el exterior que realizaron tanto la URSS como la Nueva China en sus primeros años. Para quienes no tienen responsabilidades de sus actos que asumir y son pasivos ante su propio imperialismo, es fácil y muy cómodo exigir que China actúe en el terreno internacional con agresividad frente al imperialismo en todos los casos, pero parece evidente que China no pondrá en riesgo la estabilidad y el desarrollo de su país, pues ello es la tarea central para garantizar la seguridad de la quinta parte de la humanidad gobernada por un Partido Comunista de 80 millones de militantes.

Sigamos. La afirmación del KKE de que "China intenta presentarse constantemente como representante y líder de los países en desarrollo" es insostenible. La realidad es que China a diferencia de otros países incluso socialistas, no hace ostentación de liderar nada, sino que realiza hechos en su colaboración con los países en desarrollo, que por supuesto son silenciados o tergiversados por todos los cortesanos del imperialismo disfrazados de "marxistas leninistas" . Para éstos, son más importantes las declaraciones grandilocuentes e inoperantes, que los hechos.

En multitud de ocasiones China ha reiterado que no pretenden que los demás países copien su proceso. En las conversaciones con otros países y otros partidos, China, desde 1980, nunca ha dado "consejos" ni "directrices internacionalistas" para influir en la línea política de un país o partido extranjero. Eso debieran saberlo muy bien los señores del KKE, si es verdad, como ellos han dicho en alguna ocasión, que mantienen con el PCCh intercambio crítico de ideas. Pero claro, aquí estamos nuevamente en la misma maniobra goebbeliana, si el PCCh realiza hechos como ofrecer tratamiento de cero aranceles a las exportaciones de los países menos desarrollados, "China se intenta presentar como líder de los países en desarrollo" , lo cual prácticamente lo convierte en "imperialista" , y si no lo hace, porque el KKE y sus seguidores se encargan de ocultarlo, también lo es porque "no es internacionalista" .

Dicen los señores del KKE:

"La clasificación de la ONU y de la OCDE es problemática y no representa la realidad de China igual que la caracterización "país en desarrollo" empleado por el propio liderazgo de China. Estos fenómenos de economía capitalista "en desarrollo" se deben a la profunda desigualdad entre la parte oriental y occidental. Los elementos relativos que conciernen la parte oriental formarían una imagen más precisa. Por supuesto, en la parte oriental desarrollada ocurre lo que ocurre en el capitalismo: concentración de los medios de producción en pocas manos y aumento de la desigualdad social.

Desde este punto de vista, la alianza de China con otras potencias (p.ej. India) de correspondiente tamaño de desigualdad capitalista no la llevan en la misma posición con sociedades mucho más atrasadas, como las en África o Asia. Sin embargo, en el nombre del "retraso" se forman "visiones patrióticas" como esfuerzo de capturar el movimiento obrero, los PP.CC., otras fuerzas radicales que se les pide que olviden por ahora la lucha de clases y la necesidad de construir una sociedad diferente y que se comprometen con la tarea del "fortalecimiento de la posición que ocupa su país a nivel internacional".

Lo que ya cae en el descrédito más absoluto es que el KKE pretenda eliminar el carácter de país en desarrollo a China, adoptando un papel más reaccionario incluso que los organismos internacionales.

EEUU coincide con el KKE, pues eliminando el carácter de país en desarrollo a China, conseguiría que China asuma mayores aportaciones económicas a los organismos internacionales, mayor responsabilidad de la que le corresponde respecto al cambio climático, y menos subvenciones y ayudas del Banco Mundial. De esa manera "internacionalista" , China dedicaría más recursos al exterior y menos al interior, consiguiendo frenar su desarrollo y los imperialistas y sus estómagos agradecidos, tendrían que aportar menos.

Hace ya años que China denunció tales maniobras neocolonialistas y llamó a sus cuadros a ser modestos y realistas y a no aceptar los halagos extranjeros que convertían milagrosamente a China en un supuesto país "próspero" y "desarrollado" , con el objetivo de exigirle más y aportarle menos.

La alusión del KKE a la alianza de China con India es contradictoria con el "antagonismo feroz" , lo cual demuestra la incoherencia de los dirigentes del KKE. La alusión a las relaciones con África para intentar "capturar el movimiento obrero" -¡qué lenguaje, señores del KKE!- "los partidos comunistas" , y "otras fuerzas radicales" a las que "se les pide que olviden la lucha de clases" , el KKE debiera decir claramente si a ellos les ha pedido tales cosas el PCCh o no. Y si es que no, ¿por qué hay que creer que el PCCh ha hecho esas mismas peticiones a otros partidos?

Quizá a los dirigentes del KKE les traiciona el subconsciente y están hablando en realidad de las "peticiones" que, en realidad, eran exigencias, eso sí, "internacionalistas", de Brézhnev.


[189] http://rusiahoy.com/articles/2011/03/31/el_dragon_mira_al_lejano_oriente_ruso_12246.html

[190] http://world.people.com.cn/GB/1030/6677024.html

[191] El papel internacional de China, Elisseos Vagenas, miembro del CC del KKE y responsable de la Sección de Relaciones internacionales del CC, Colección sobre temas actuales del movimiento comunista KKE, págs. 227-228-229. Edición impresa de Templando el Acero, Cierzo Rojo 2011.

[192] http://spanish.peopledaily.com.cn/spanish/200206/17/sp20020617_55321.html

[193] http://seekingalpha.com/article/138518-u-s-financial-institutions-no-longer-on-top

[194] http://www.cinu.org.mx/multi/ter/documentos/S_res_1373.pdf

[195] http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=S/RES/1333%20(2000)

[196] http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=S/RES/1267%20(1999)

[197] http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=S/RES/1214%20(1998)

[198] http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=S/RES/1193%20(1998)

[199] http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=S/RES/1189%20(1998)

[200] http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=S/RES/1076%20(1996)

[201] http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=s/res/1973%20(2011)

[202] http://www.pcoe.net/index.php?option=com_flexicontent&view=items&cid=71:internacional&id=297:la-guerra-imperialista-en-libia-sangre-por-petroleo&Itemid=72

[203] http://www.pcoe.net/index.php?option=com_flexicontent&view=items&cid=65:informes-y-comunicados&id=290:comunicado-del-pcoe-sobre-libia&Itemid=68

[204] http://spanish.peopledaily.com.cn/31621/7751201.html

[205] http://spanish.peopledaily.com.cn/31621/7655855.html

_________________________________