www.socialismocientifico.com


XVI.2.c. La versión de Viet Nam

El papel que China tuvo en Corea es inocultable, fueron cientos de miles los muertos y heridos chinos en dicha guerra. Sin embargo no ocurre lo mismo en la primera guerra en Indochina, donde los chinos jugaron el papel de dirección militar mediante asesores que incluyó la formación de miles de vietnamitas en territorio chino. Es decir, en la guerra contra los franceses, es más fácil ocultar la realidad del papel de China.

Cuando en el movimiento comunista se habla de Viet Nam, la imagen del papel de China es inexistente, difusa, o abiertamente criticada. En concreto, respecto a la primera guerra de Indochina, el silencio sobre el papel de China es casi absoluto. Las pocas veces que se ha hablado de los chinos en la primera guerra de Indochina ha sido para criticar la estrategia de los asesores chinos en Dien Bien Phu de atacar en oleadas, que aunque consiguió tomar la fortificación y derrotar a los franceses, tuvo que pagar el precio de numerosas víctimas (aunque más aún las hubo en la segunda guerra contra los estadounidenses y nadie pone en cuestión los ataques de los vietnamitas con sus consiguientes sacrificios).

En la actualidad, China no reivindica su anterior papel ni en Corea ni en Viet Nam, a pesar de que los documentos desclasificados lo atestiguan. Ello es una muestra más que descarta ese pretendido "protagonismo" que según el KKE, China pretende liderar los países en desarrollo y los demás partidos comunistas. También es una prueba de la reflexión que los comunistas chinos han hecho de sus propias pasadas experiencias y de la necesidad de que cada pueblo ha de aprender por sí mismo. También está el hecho por parte de China de no herir los sentimientos de partidos y países vecinos como Corea y Viet Nam, al airear su versión de los hechos. Menos cuando con dichos países que pretenden llevar a cabo en la actualidad una relación de amistad y colaboración.

Para quienes no tenemos esa dependencia, lógica por otra parte, sí que es fundamental reivindicar los hechos reales, porque de esa manera se contribuye a desmontar muchas falacias que han convertido el socialismo científico de occidente en inoperante.

Como es importante contrastar posiciones, además de los hechos relatados, la mayoría de fuentes chinas, voy a exponer párrafos del libro vietnamita "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", editado por la Editorial de Ciencias Sociales de Cuba en 1979 a raíz del enfrentamiento armado de ese mismo año en la frontera chino-vietnamita. Se puede argüir que las descalificaciones que se contienen en dicho libro son producto de la cercanía con un enfrentamiento armado vivido muy recientemente, sin embargo dichas descalificaciones siguieron vigentes por largo tiempo tanto por parte de los vietnamitas como de los propios cubanos, cuyos embajadores y cónsules en España en los actos políticos de los "pro-soviéticos" españoles hasta mediados de los años 90, acusaban a China de ser aliado de la CIA, en realidad por lo mismo que critica el KKE, porque China no repetía el mismo camino que llevó al desastre a la URSS de Brézhnev.

Expongo los párrafos que considero más significativos del libro vietnamita en lo relacionado con la primera guerra de Indochina. El resto lo expondré en el apartado de la segunda guerra de Indochina (Viet Nam):

"Los actos de abierta hostilidad de los dirigentes chinos respecto a Viet Nam, cuyo clímax fue la guerra de agresión del 17 de febrero de 1979, han provocado el asombro de la opinión pública mundial, la cual no esperaba tan brusco cambio en la política de Pekín con su vecino del sur.

Este cambio no constituye en realidad una sorpresa, sino que es el desarrollo lógico de la estrategia expansionista de gran nación y de la hegemonía de gran potencia que han venido siguiendo los dirigentes chinos en el curso de los últimos 30 años."[310]

"se han sumado [China] a las actividades del imperialismo con miras a obstaculizar y sabotear el movimiento de liberación nacional; apoyan a las fuerzas reaccionarias como el dictador Pinochet en Chile, al FNLA y la UNITA -organizaciones manejadas por la CIA- en Angola, al Sha Pahlevi de Irán; mantienen a la camarilla genocida de Pol Pot - Ieng Sary, etc." [311]

"En los primeros años de la década del 50, cuando emprendieron la obra de la reconstrucción destinada a hacer rápidamente de China una potencia mundial, los dirigentes chinos se vieron obligados a hacer frente en el Norte a la guerra de agresión de Estados Unidos contra Corea, y en el Sur, a una amenaza a la seguridad de China debido a la guerra de agresión de los colonialistas franceses en Viet Nam." [312]

"China fue el mayor abastecedor de armas a Viet Nam en los últimos años de la resistencia contra los colonialistas franceses. Los dirigentes chinos, aprovechando esta situación, se convirtieron en los principales negociadores con los imperialistas franceses, se confabularon con ellos para llegar, sobre la base de un compromiso, a una solución ventajosa del conflicto para China y Francia y en detrimento de los pueblos de Viet Nam, Lao y Kampuchea…

…En la Conferencia de Ginebra de 1954, cuya primera parte estaba dedicada al problema dé Corea, la República Popular China hizo su aparición, por primera vez, en un plano de igualdad con las cuatro potencias, miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Para los dirigentes chinos, ésta fue una buena ocasión para ampliar su influencia en Asia y África. Al mismo tiempo, establecieron contactos con los imperialistas norteamericanos por medio de las negociaciones directas llevadas a cabo en Ginebra y después en Varsovia…

… Los gobernantes pekineses querían perpetuar la división de Viet Nam. Pero el pueblo vietnamita se levantó heroicamente contra la agresión yanqui para salvar su país y conquistó victorias cada vez mayores." [313].

Como se ve, aquí no hay referencia alguna al papel fundamental de dirección militar de los asesores e instructores militares chinos en Viet Nam, aunque reconocen que China fue "el mayor abastecedor de armas a Viet Nam en los últimos años de la resistencia", pero lo hacen juzgando con ello segundas intenciones para "confabularse con los imperialistas franceses". Consideran que China apoyó a Pinochet por el hecho de ser consecuente en la aplicación de la coexistencia pacífica y reconocer al estado de Chile bajo su mandato.

El tema del reconocimiento por parte de China de países en los años 70, con una dictadura fascista como forma del estado capitalista (Chile, España) o al Irán de Reza Palevi, fue un tema muy insistente de los partidarios de la URSS de Brézhnev españoles. Pero todos ellos eran incapaces de explicar por qué era más legítimo que la URSS reconociese al peor estado imperialista de todos los tiempos, EEUU, que a estados como el Chile de Pinochet o a la España de Franco.

En el fondo todos los "pro-soviéticos", incluidos los vietnamitas y los cubanos de entonces (espoleados por los soviéticos), al plantear la crítica al reconocimiento por parte de China de esos estados, en realidad dependientes del imperialismo estadounidense, (recordemos que EEUU y Kissinger jugó un papel esencial en el derrocamiento de Salvador Allende) mientras acataban el total reconocimiento hacia el estado más poderoso del fascismo imperialista, EEUU, demostraban su concepción antimarxista del estado y embellecían la democracia burguesa del estado más genocida del mundo. Democracia burguesa por cierto cada vez más restrictiva y en proceso de conversión como fascismo total. Todos ellos perdieron de vista la concepción de Marx de que todo estado es una dictadura de clase y más aún en la época del imperialismo.

En cuanto al tema de las organizaciones congoleñas ya lo traté anteriormente en la crítica al KKE.

Viet Nam consideraba que China "se confabularon con ellos (con los franceses) para llegar, sobre la base de un compromiso, a una solución ventajosa del conflicto para China y Francia y en detrimento de los pueblos de Viet Nam, Lao y Kampuchea". Sin embargo, no explican que la URSS actuó juntamente con China en la Conferencia de Ginebra, para convencer a los vietnamitas y llegar a ese "compromiso" con los colonialistas que supuso consolidar y hacer irreversible la eliminación de la presencia de los franceses que anteriormente dominaban numerosas ciudades del norte de Viet Nam y por tanto, la consolidación del estado vietnamita socialista, y su progresiva influencia política y militar en el sur colonizado.

Notoriamente contradictoria con los hechos es la afirmación en 1979, de que los "gobernantes pekineses" quisieran "perpetuar la división de Viet Nam", cuando los chinos fueron el principal soporte militar a Viet Nam al comienzo de la posterior guerra contra los estadounidenses, como veremos más adelante.

Viet Nam no expone el papel militar dirigente del Grupo Asesor Militar Chino en Viet Nam en la mayoría de combates de los vietnamitas en la primera guerra de Indochina, ni tampoco que en abril de 1952, el Politburó del Partido vietnamita de los Trabajadores decidió formalmente iniciar la campaña del noroeste, y el propio Ho Chi Minh autorizó que los asesores militares chinos la dirigieran [275], o el papel del CC del PCCh convenciendo al PVT para mantener el centro estratégico de las operaciones militares en Laos, en contra de la opinión del vietnamita

Vo Nguyen Giap en dos ocasiones, según las fuentes chinas [276], [282] y[283] que he expuesto antes. Tampoco indican que el jefe asesor militar chino Wei Guoqing, después de enterarse de que los paracaidistas franceses habían caído sobre Dien Bien Phu, y después de consultar con el resto de los asesores chinos y a la dirección del PCCh, fue quien planteó a los vietnamitas el cerco de las tropas francesas en Dien Bien Phu, ver pág. 144, nota [288].

Tampoco dice nada Viet Nam en 1979 del envío de cuatro batallones de artillería antiaérea instruidos en China [291], una división de artillería [293], o los expertos del Cuerpo de Ingenieros de los Voluntarios del Pueblo Chino en Corea para que enseñasen a los vietnamitas a cavar trincheras y galerías subterráneas [295] ni de los lanzacohetes chinos que tuvieron un papel tan destacado en la aniquilación de la defensa francesa en Dien Bien Phu mediante "un fuego de artillería aplastante", ver pág. 145, nota [300].

Viet Nam en dicho libro no refiere la dirección de operaciones militares y de instrucción militar que llevó a cabo el PCCh en dicha guerra. Continúo con el libro vietnamita:

"El Sudeste de Asia que en la historia ha sido un objetivo tradicional del expansionismo chino, constituye una zona que desde hace tiempo los dirigentes de la República Popular China sueñan con anexarse.

En 1936, el presidente Mao Tse-tung, al contarle al periodista norteamericano Edgar Snow en Yenan sobre su juventud, reveló sus reflexiones sobre la lectura de un folleto que se refiere a la ocupación de Corea y Taiwán por Japón y a la pérdida de "la soberanía" China en Indochina, Birmania y otros lugares. "Después de la lectura, me siento deprimido con el futuro de mi país y empiezo a tomar conciencia de la responsabilidad de todos de contribuir a su salvación."

Sacar una frase de su contexto para manipular el significado de una idea expresada, es la técnica de manipulación por excelencia, en este caso, para "meter con un calzador" la idea de que "el expansionismo chino" considera a Indochina y Corea países que se deben recuperar. Veamos exactamente el texto completo de lo que relata en su libro Edgar Snow sobre este tema en una de sus entrevistas a Mao y de explicar varias vivencias:

Dice Mao: "Fuera de la pequeña escuela china en donde estudiaba…/… Otra influencia en mí en este tiempo era la presencia en la escuela primaria local de un profesor radical. Era considerado radical porque era opuesto al budismo y quería librarse de los dioses. Él impulsó a la gente a convertir sus templos en escuelas. Era una personalidad extensamente discutida. Yo le admiraba y coincidía con sus opiniones.

Estos incidentes, ocurridos todos juntos, crearon impresiones duraderas en mi mente joven, ya rebelde. En este período también comencé a tener una cantidad determinada de sentido político, especialmente después de que leí un folleto hablando de la desmembración de China. Recuerdo incluso ahora que este folleto se abría con la frase: ¡Ay, China será subyugada! Hablaba de la ocupación por Japón de Corea y de Taiwán, de la pérdida de soberanía feudal en Indochina, Birmania, y en otras partes. Después de que leí esto me sentí deprimido sobre el futuro de mi país y comencé a pensar que el deber de toda la gente era ayudar." [314]

Es obvio que Mao se refiere a la lectura de un folleto que cayó en sus manos en la época en que era un adolescente estudiante de primaria, cuando comenzaban a germinar sus ideas políticas y que le ayudó a tomar conciencia de que China estaba siendo sometida por Japón. Es más, en la entrevista, Mao define la soberanía de China sobre "Indochina, Birmania y otras partes" como "soberanía feudal", por lo que no puede pretenderse de tales palabras signifiquen ningún deseo anexionista, sino el despertar de la conciencia anticolonialista de un adolescente, recordado por él mismo, una vez adulto y transformado en comunista.

Pero para que no haya ninguna duda de que no hay la pretensión "anexionista" que intentan colocar los vietnamitas del brazo de sus editores cubanos, veamos lo que dice Mao, en otra entrevista del libro:

Pregunta (E.Snow): "La tarea inmediata del pueblo chino ¿es recuperar todos los territorios perdidos ante el imperialismo japonés, o solamente expulsar Japón del norte de China, y de todo el territorio chino más allá de la Gran Muralla?"

Respuesta (Mao): "Es tarea inmediata de China recuperar todos nuestros territorios perdidos, para defender nuestra soberanía no sólo al sur de la Gran Muralla. Eso significa que Manchuria debe ser recuperada. Sin embargo, no incluimos Corea, una antigua colonia china*, más aún, cuando restablezcamos la independencia de los territorios perdidos por China, si los coreanos desean romper con las cadenas del imperialismo japonés, les ofreceremos nuestra ayuda entusiasta en su lucha por la independencia. Lo mismo haremos si nos lo solicita Taiwán (Formosa). En cuanto a Mongolia Interior, que es poblada por chinos y mongoles, lucharemos para expulsar a Japón de allí y ayudaremos a Mongolia Interior a establecer un estado autónomo.

* No fue realmente una "colonia china" sino un país vecino sobre quien China demandó la soberanía feudal antes de su derrota por Japón en 1895."[315].

Es decir, ni hubo intención ni intentos de anexión por parte de China. Es más, ya anuncia Mao en esa entrevista de 1936, el apoyo de China a Corea en su "lucha por la independencia" que fue materializado posteriormente a costa de un enorme sacrificio y esfuerzo en cientos de miles de vidas y material por los chinos.

Dicen los vietnamitas:

"En un documento del Partido Comunista Chino publicado en 1939 con el título "La Revolución china y el Partido Comunista Chino", se dice lo siguiente: "Los países imperialistas, después de haber derrotado a China, ocuparon los países dependientes de China: Japón ocupó Corea, Taiwán, Ryu Kyu, las Islas Pescadores y Port Arthur; Gran Bretaña ocupó Birmania, Bhutan, Hong- kong, y Francia ocupó Annam...."[316].

Es evidente que el PCCh se refiere a los países dependientes de China en la época feudal, no podían ser calificados de otra manera.

En dicho folleto hay también algunas citas sobre dirigentes del PCCh sin referencia alguna, y por consiguiente, visto lo visto, si donde dan referencia ya hay manipulación, donde no hay siquiera referencia no se le puede dar valor alguno. Por otro lado, en dicho libro, hay reiteradas alusiones de los vietnamitas al supuesto interés de China durante la Conferencia de Ginebra en confabularse con los franceses para perpetuar la división de Viet Nam y así poderlo someter. Sin embargo, las citas chinas sobre la primera guerra de Indochina muestran que la URSS en aquel caso tenía postura coincidente con China y convencieron conjuntamente a los vietnamitas a aceptar la estrategia política conjunta, como forma de consolidar el Norte.

En la pág. 19 de dicho libro, se realiza el siguiente reproche a los chinos:

"En abril de 1954 en una reunión entre las delegaciones de Viet Nam, la Unión Soviética y China para los preparativos de la Conferencia de Ginebra sobre Indochina, el delegado chino dijo: 'La República Popular de China no puede ayudar abiertamente a Viet Nam en caso de que se amplíe el conflicto.'

Aprovechándose de su condición de uno de los proveedores principales de ayuda militar y dueño de la vía para abastecer a Viet Nam, y de que Francia no quería conversar con Viet Nam desde una posición débil, los dirigentes chinos se tomaron la atribución de negociar directamente con Francia para convenir sobre los puntos fundamentales de una solución a los problemas indochinos."[317].

El mismo Viet Nam reconoce el papel protagonista que tenía China en aquella guerra, para echarle en cara a continuación que no lo pudiera tener en mayor grado… Es como la pataleta del niño mimado que no se conforma con un solo juguete y quiere más, sin tener en cuenta que los padres no son ricos. Esa son las consecuencias del internacionalismo mal entendido, se llega al "cría cuervos y te sacarán los ojos".

Pero además, el mismo Viet Nam reconoce la existencia de las reuniones entre las tres delegaciones de Viet Nam, URSS y China, donde los chinos plantearon sus lógicas limitaciones en 1954, recién salidos de costosísima guerra de Corea, donde los chinos tuvieron casi un millón de bajas entre muertos y heridos (y donde, lógicamente, los vietnamitas no jugaron ningún papel) y cuando China tenía una necesidad urgente de impulsar la construcción socialista en su país. La URSS estaba en parecidas circunstancias con una necesidad absoluta de reconstrucción después de la Gran Guerra Patria y para no ser arrastrados nuevamente a la confrontación a causa del puente aéreo impuesto por EEUU en Berlín. Sin embargo, Viet Nam en 1979 no dice nada de que la posición de la URSS en las negociaciones de Ginebra fue idéntica a la de China.

Veamos cómo lo confirman los soviéticos al respecto:

"Presionado por la opinión pública del país y bajo la influencia de la grave derrota de las tropas francesas en Dien Bien Phu, el 7 de mayo de 1954, el parlamento de Francia cambió el Gobierno que daba largas a las negociaciones y, por mayoría de votos, exigió el cese de la "guerra sucia".

El 20 de julio se suscribió el acuerdo de armisticio en Indochina, y el 21 de julio todos los participantes en la Conferencia de Ginebra, excepto los EE.UU., firmaron la Declaración final, que preveía la celebración de elecciones libres en Viet Nam, Laos y Camboya. En el Viet Nam se establecía una línea temporal de demarcación al Sur del paralelo 17°.

El cese de la guerra en Indochina, como hizo constar el Gobierno soviético en una declaración especial, creaba 'condiciones propicias para el arreglo de los demás problemas importantes internacionales pendientes que se referían al continente asiático y al europeo'."[318]

Pero además de la valoración de las fuentes de los hechos (chinas, vietnamitas o soviéticas) hay algo que salta a la vista: Si los vietnamitas estaban tan en contra de la posición de China y del acuerdo propuesto por ellos en la Conferencia de Ginebra ¿por qué lo aceptaron? La respuesta es evidente y en realidad los vietnamitas lo reconocen implícitamente: porque por sí mismos no tenían fuerza suficiente para seguir la lucha en esos momentos. Por tanto, tenían razón los chinos (y los soviéticos, cuyo papel coincidente con China en las reuniones tripartitas oculta también Viet Nam) cuando decían que la única salida posible pasaba por asegurar y consolidar el Norte limpio de colonialistas, aceptando un compromiso y a partir de ahí aumentar la influencia política y militar en el sur para conseguir después la reunificación, que fue en realidad lo que sucedió.

Significativo y coherente con la política de EEUU es el hecho de que Foster Dulles, secretario de estado y jefe de la delegación de EE.UU. en la Conferencia, adoptase, en combinación con la del delegado vietnamita, una posición consistente en que un resultado no concluyente era mejor que cualquier acuerdo aunque este contemplase mínimas ventajas para los comunistas. Ver en pág. 144, nota [305].


[310] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", pág. 1, Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[311] Ídem, pág. 3.

[312] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", pág. 4, Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[313] Ídem, pág. 5.

[314] Edgar Snow, Red star over China -Estrella Roja sobre China-, parte cuatro, Génesis de un comunista, pág. 135-136, edición ampliada en inglés, New York : Grove Press, 1973.

[315] Ídem, parte tres, pág. 110, ídem.

[316] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", pág. 8, Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[317] Ídem pág. 19, ídem.

[318] Historia de la URSS en tres partes, tomo tercero, pág. 126, Academia de Ciencias Sociales de la URSS, Editorial Progreso, 1977.

__________________________