www.socialismocientifico.com



XVI.7.a. La versión de Viet Nam

El libro vietnamita editado por Cuba "La verdad sobre la relación entre Viet Nam y China" dice:

"La victoria de Dien Bien Phu y los acuerdos de Ginebra de 1954 marcaron un paso triunfante de las fuerzas revolucionarias en Indochina, al mismo tiempo, constituyeron una importante contribución al desplome total del sistema colonial del imperialismo francés y anunció el proceso del derrumbe irreversible del colonialismo y del imperialismo mundial. Sin embargo, la solución de Ginebra impidió a los pueblos de Viet Nam, Lao y Kampuchea alcanzar su victoria total en la guerra de resistencia anti francesa, posibilidad real que existía como lo mostró, en aquel momento, la correlación de fuerzas en el campo de batalla. Eso lo conocen los dirigentes chinos mejor que nadie. Ésta es la primera traición de los dirigentes chinos a la lucha revolucionaria del pueblo vietnamita, así como de los pueblos de Lao y Kampuchea" [431].

Aceptar que los acuerdos de Ginebra fueron un triunfo de las "fuerzas revolucionarias" y "una importante contribución al desplome total" del imperialismo está en contradicción de que impidiera alcanzar la victoria total, más bien significa que fue un paso importante en dicha dirección. Y si la correlación de fuerzas era favorable para no aceptar ningún compromiso sino la victoria total y culpan a los chinos de no haberla hecho posible ¿por qué no la impusieron los vietnamitas en el campo de batalla? Eso solo puede ser interpretado que pretendían cargar en las espaldas de los chinos la aportación esencial de la guerra.

"Al igual que después de los acuerdos de Ginebra de 1954 sobre Indochina los dirigentes chinos, después de la firma del acuerdo de París sobre Viet Nam en enero de 1973, querían mantener el statu quo en Viet Nam del Sur. Por eso, la victoria del pueblo vietnamita en 1975 que derrotó totalmente el régimen títere de Estados Unidos, liberó el sur y reunificó el país, significó una gran derrota no sólo para los imperialistas yanquis, sino también para los gobernantes chinos en la realización de su estrategia global y en sus designios expansionistas y hegemónicos."[432]

Si los chinos hubiesen querido mantener el statu quo no habrían reprochado (erróneamente) a los vietnamitas negociar con los estadounidenses en París, ni hubieran aconsejado a los vietnamitas enviar combatientes voluntarios al Sur.

"Los gobernantes de Pekín proclaman su pretendida "soberanía" sobre los archipiélagos Hcang Sa (Paracels) y Truong Sa (Spratly). A principios de 1974, con la aprobación de Estados Unidos, China ocupó el archipiélago vietnamita de Hoang Sa para controlar progresivamente el mar Oriental, subyugar a Viet Nam, así como a todo el Sudeste de Asia y, a la vez, explotar las abundantes riquezas de la región de este mar." [433]

islas chinas (322K)

Mar Meridional de China (South China Sea)
e islas en litigio. Mapa de Google maps

En el capítulo "XI. Las disputas de Viet Nam, Japón y otros países asiáticos con China", a partir de la pág. 94 del presente libro expongo datos que demuestran que Viet Nam reconoció en 1958 y 1974 la soberanía de China sobre las islas que actualmente siguen en disputa. Pero he de añadir ahora una pregunta ¿por qué los vietnamitas cambian el nombre del mar y le llaman "mar Oriental" cuando a nivel internacional todo el mundo lo conoce por "South China Sea", es decir, "Mar Meridional de China"?

En cuanto a la supuesta "aprobación" de EEUU respecto a la actitud china respecto a dichas islas, el caso es que ahora, los frentes de guerra flotantes que son los submarinos nucleares del ex "archienemigo" estadounidense, "visitan", patrullando periódicamente, las costas de Viet Nam con los generales vietnamitas como invitados. De todas formas, en el capítulo referido expongo los datos de los reconocimientos históricos no solo de EEUU, sino del propio Viet Nam, Alemania, Japón, Francia, etc., sobre las islas en litigio.

Por último, el hecho de que EEUU esté rodeando a China, y la predisposición de algunos países de dejarse tutelar por el imperialismo, explica la decisión de China, hoy más que nunca, de hacer respetar su soberanía para no encontrarse cualquier día con la bandera y una guarnición militar estadounidense en una nueva base de EEUU, a las puertas de China.

"La política de los dirigentes chinos de apoderarse de Viet Nam, forma parte de su política general respecto a los países del sudeste asiático y otros países vecinos. Pretendieron ocupar el territorio de la India y de hecho ocuparon una parte durante la guerra de 1962, porque no querían una India fuerte, capaz de disputarle la dirección en Asia y en África. Mantienen sus intenciones de ocupar la República Popular de Mongolia reconocida por ellos como un Estado independiente. Quieren ocupar una parte del territorio soviético…/… Tal como afirman muchos políticos y la prensa euro-occidental, China está dispuesta a "luchar contra la Unión Soviética hasta el último habitante de Europa occidental", al igual que estaba dispuesta a "luchar contra los Estados Unidos hasta el último vietnamita" [434].

Los hechos, que es lo que vale, han demostrado que la República Popular China no ha ocupado jamás ningún territorio extranjero. Los hechos han demostrado, en cambio, que la República Socialista de Viet Nam sí que ocupó territorio extranjero, Kampuchea Democrática (Camboya) y colocó allí un gobierno títere apoyado por decenas de miles soldados de ocupación vietnamitas durante 11 largos años, que encontró la oposición del pueblo camboyano y fracasó en su intento de convertir a Viet Nam en una potencia hegemónica regional.

En 1989, coincidiendo con las movilizaciones de alemanes de la RDA para pasar el muro que en noviembre precipitó su caída y provocaría el colapso del Este Europeo y la URSS, Viet Nam se vio obligado a retirar las tropas de Kampuchea.

En cuanto a la referencia de la afirmación del general estadounidense M. Taylor y de la propaganda occidental de que China estaba dispuesta a luchar mientras los muertos lo pongan otros, es significativo que se de crédito a tal infamia imperialista, obviando los hechos del sacrificio de centenares de miles de chinos para defender especialmente Corea y al propio Viet Nam, mientras el pueblo chino estaba aún en la miseria, lo cual aumenta el valor del sacrificio de China en aquellos momentos y sirvió de reflexión al PCCh para cambiar su política internacional después de la "revolución cultural".

"En respuesta al llamamiento inmortal del presidente Ho Chi Minh: "NADA ES MÁS PRECIOSO QUE LA INDEPENDENCIA Y LA LIBERTAD", el pueblo vietnamita se alzó unánimemente contra la agresión norteamericana, levantó en alto la bandera de la independencia nacional y del socialismo."[435].

Efectivamente, son hermosas palabras las de Ho Chi Minh, pero si se quiere "INDEPENDENCIA Y LA LIBERTAD" debe ser tanto para lo bueno como para lo malo, y no pretender trasladar la responsabilidad a otro pueblo y otro partido (y por tanto, depender de otros) de lo que no puede realizar el propio.

"Después de haber acordado con el imperialismo la solución de Ginebra de 1954, asegurando así una zona colchón de seguridad al sur de China, los dirigentes chinos se dedicaron tranquilamente a impulsar el cumplimiento de su primer plan quinquenal (1953-1957)."[436]

"Impulsar el cumplimiento de su primer plan quinquenal", independientemente de que lo hicieran "tranquilamente" o no, debería haber sido la tarea central del PCCh y no sólo durante aquellos primeros años de la Nueva China, sino durante los siguientes 90 años, para sacar a China del atraso. De no haber perdido 12 años entre el "Gran Salto Adelante" y la "revolución cultural" de los primeros 28 años, el estado socialista chino no habría tenido que soportar las provocaciones que ha debido afrontar. Las propias palabras de los vietnamitas vuelven a demostrar que ellos necesitaban ser considerados la prioridad de China, y los chinos debían estar "inquietos" por la suerte de todos los pueblos del mundo y poner ello por delante de su construcción socialista.

"En mayo de 1960, en conversaciones con Viet Nam, hablaron sobre Viet Nam del Sur en los siguientes términos:

'No deben discutir qué tipo de lucha es la principal, si la política o la militar (...) Sea lucha política o militar, ella no puede suponer una toma inmediata del poder, sino que sigue siendo una lucha larga (...) Aunque Diem sea derrocado, la reunificación no podrá ser inmediata, pues el imperialismo norteamericano no lo permitirá de ninguna manera...

... El Norte puede respaldar al Sur políticamente, ayudar en la elaboración de sus políticas pero en lo fundamental debemos inculcarles a los hermanos sureños el espíritu de apoyarse en sus propios esfuerzos.

…Cuando lo tenga todo asegurado, el Norte podrá ayudar al Sur en lo militar, es decir, cuando estén seguros de que no vaya a haber ningún problema, podrán suministrar al Sur cierta cantidad de armas siempre que nadie lo sepa. Pero, en general, debe abstenerse de toda ayuda.'

… Se negaron a ayudar al pueblo vietnamita en la construcción del Ejército regular y sólo aceptaron suministrar a Viet Nam ciertas armas ligeras y materiales logísticos; pues después de la imposibilidad de impedir las "insurrecciones simultáneas" del pueblo sud vietnamita, opinaban que la forma operativa apropiada en el Sur era la guerrilla con combates de pequeña envergadura, a nivel de sección y compañía." [437]

Que no iba a haber una "toma inmediata del poder" lo demostraron los hechos, tuvieron que pasar 15 años y un enorme derramamiento de sangre contra el imperialismo estadounidense para hacerlo posible. La idea de los chinos de "apoyarse en sus propios esfuerzos" como recomendación a los combatientes del sur de Viet Nam es la mejor recomendación posible en una situación de separación forzosa. De hecho, es la lección principal que sacó Mao Zedong del abandono de la lucha campesina que la Internacional Comunista y Stalin formalizaron en 1.931, al forzar la elección del Comité Central -ver estatutos de la Internacional Comunista en pág. 6- del PCCh formado por seguidores "bolcheviques"que querían aplicar la "prioridad de las ciudades" y que estuvo a punto de arruinar la revolución china.

Los vietnamitas aluden reiteradamente que China quería mantener Viet Nam dividido Norte y Sur, sin embargo Mao indicó que Viet Nam del Norte podía enviar Voluntarios a Viet Nam del Sur. Según el acta de la reunión celebrada entre las 18:30 y las 19:45 del 24 de junio de 1964, Van Tien Dung, jefe de Estado Mayor de Viet Nam y encargado de las operaciones militares en el Sur, encabezó una delegación a Beijing. Mao Zedong les indicó que si EE.UU. extendía la guerra al Norte de Viet Nam, las tropas chinas cruzarían la frontera para luchar como Voluntarios sin control oficial del gobierno chino. Así mismo alentó a los vietnamitas a formar sus propios Voluntarios en la lucha del Sur. Liu Shaochi indicó también a los vietnamitas: "Cuando (EE.UU) hagan algo relacionado con Viet Nam, tendrán que pensar en China" [ver pág. 166, nota 393].

"En enero de 1965 el presidente Mao Tse-tung, por medio del periodista norteamericano Edgar Snow, comunicó a Washington lo siguiente:

'El Ejército chino no combatirá más allá de sus fronteras. Esto está absolutamente claro. Los chinos entrarán en combate sólo cuando sean atacados por Estados Unidos. ¿Acaso esto no está claro? Los chinos estamos muy ocupados con nuestros asuntos internos. Sería un crimen combatir fuera de nuestras fronteras. ¿Por qué tendríamos que hacerlo? Los sud vietnamitas pueden enfrentarse a la situación.'

Con posterioridad, mediante distintas formas, incluso de manera directa en las negociaciones chino-norteamericanas a nivel de embajadores en Varsovia, la parte china explicaba más claramente a Estados Unidos lo dicho por el presidente Mao Tse-tung para que estuviera tranquilo de que "no te tocaré mientras no me toques".

Por consiguiente, desde febrero de 1965, la administración Johnson procedió a utilizar el gigantesco aparato de guerra de Estados Unidos en el campo de batalla de Viet Nam." [438].

Es cierto que China prometió que no combatiría más allá de sus fronteras… si no era atacada. El 31 de mayo de 1965, Chen Yi, ministro de Asuntos Exteriores de China entregó al encargado de negocios británico un mensaje de 4 puntos para que lo entregara a EE.UU.: "

"1) China no provocará la guerra con EE.UU. 2) Lo que dice China cuenta. 3) China está preparada. 4) Si EE.UU. bombardea China, eso significará la guerra, y no existirán límites para la guerra." [405].

Pero ello no significó desatenderse de Viet Nam. El mismo día el Politburó del PCCh, preparándose para lo peor, cursó unas "Instrucciones para consolidar los preparativos de futuras guerras", divulgado en todos los rincones de la sociedad durante el resto de la década que concluía diciendo que "el apoyo a la lucha del pueblo vietnamita para resistir a EE.UU. y salvar su país, se ha convertido en la máxima prioridad de la vida política y social china" (ver pag. 166, nota 406).

Además, en mayo y junio de 1965, Ho Chi Minh y después Van Tien Dung se reunieron con Mao y Luo Ruiqing en Chiangsa (Hunan) para tratar sobre la ayuda de China, concretándose la construcción de 12 nuevas carreteras en Viet Nam por parte de 100.000 soldados de ingeniería chinos, uniéndolas al sistema de carreteras de China y asumiendo su defensa durante la construcción [ver pág. 166, nota 407].

Igualmente, se concretó la estrategia del apoyo militar chino en función de las diferentes situaciones:

"1) Si la guerra se mantenía con EE.UU. realizando operaciones militares en el Sur y sólo utilizaba la fuerza aérea para bombardear el Norte, los vietnamitas librarían la guerra con sus propios efectivos y China proporcionaría apoyo militar y material en las formas que los vietnamitas eligieran.

2) Si EE.UU. utilizaban sus fuerzas navales y aéreas para respaldar la invasión del Norte por el régimen fantoche de Saigón, China enviaría sus fuerzas navales y aéreas para apoyar las operaciones en el Norte de Viet Nam.

3) Si las fuerzas terrestres estadounidenses se implicaban directamente en la invasión del Norte, China utilizaría sus fuerzas terrestres como reserva estratégica de los vietnamitas y continuaría con las operaciones siempre que fuera necesario. Se concretó también un protocolo en caso de que China, en función de la situación creada, decidiera intervenir en la guerra con su fuerza aérea y la utilización de fuerzas terrestres chinas. La primera opción sería utilizar pilotos chinos y aviones vietnamitas. La segunda, destinar pilotos y aviones chinos a aeródromos vietnamitas para actuar en esas zonas. La tercera, pilotos y aviones chinos que actuarían desde bases chinas y volverían a ellas. En cuanto a las fuerzas terrestres chinas, de ser necesarias, actuarían fundamentalmente como fuerzas de reserva" (ver pág. 167, nota 408).

Es decir, se estableció todo un protocolo en el que participaron y asumieron los máximos dirigentes vietnamitas Ho Chi Minh y Van Tien Dung, y que llegaba incluso a preparar la posible intervención de fuerza aérea y fuerzas terrestres china contra los estadounidenses, si estos extendían su invasión terrestre al Norte.

Evidentemente, dicho protocolo no fue enviado a ningún entrevistador ni a ninguna embajada imperialista, y como es lógico, las palabras de Mao a Edgar Snow en su entrevista eran para ser divulgada a la sociedad estadounidense y no para informar de los planes de guerra y contraataque, pero los vietnamitas sí que eran conscientes del acuerdo bilateral y lo habían aprobado. Decir 14 años después que, prácticamente, China se "lavó las manos" y que ello originó que "Por consiguiente", Estados Unidos utilizó "el gigantesco aparato de guerra de Estados Unidos en el campo de batalla de Viet Nam" es falsear los hechos conscientemente.

"Además del sabotaje contra toda acción conjunta en favor de Viet Nam, los gobernantes de Pekín provocaron grandes dificultades a la transportación de la ayuda de la Unión Soviética y demás países socialistas a Viet Nam a través del territorio chino y trataron de regular a su antojo la llegada de esa ayuda para limitar la capacidad del pueblo vietnamita de librar combates de gran envergadura, en especial en las épocas secas del año." [439]

Según fuentes oficiales chinas, el problema fue que China no aceptaba que la URSS tuviera mando en su territorio para transportar la ayuda militar. China, además de sus propios envíos militares, ayudó a trasladar a Viet Nam durante la guerra, por su territorio, 5.750 vagones de ferrocarril procedentes de otros países socialistas, incluida la URSS [ver pág. 108, nota 176].

En las conversaciones con la parte vietnamita, en abril de 1968 la parte china reconoció que la Declaración de 28 de Enero de 1967 del Gobierno de la República Democrática de Viet Nam sobre las negociaciones con Estados Unidos, había tenido una influencia positiva: "Los mismos aliados de Estados Unidos, incluso De Gaulle, han exigido el cese incondicional de los bombardeos."

Sin embargo, afirmó: "La aceptación por Viet Nam de las negociaciones en este momento ni es oportuno ni parte de una posición superior. ¡Hemos hecho una concesión apresurada!".

Impedir que el pueblo vietnamita negociara con Estados Unidos y estimular a Estados Unidos para que intensificara sus bombardeos contra el Norte de Viet Nam, he aquí lo que el general norteamericano M. Taylor llamara la determinación de los dirigentes chinos de "combatir a Estados Unidos hasta el último vietnamita"…. El 17 de octubre de 1968, el canciller Chen Yi se reunió con un representante de Viet Nam para informarle la opinión de los dirigentes chinos sobre las negociaciones entre Estados Unidos y Viet Nam: "Esta vez, al aceptar las conversaciones cuadripartitas, ustedes ayudan a Johnson y a Humphrey a ganar las elecciones y dejan así a la población sud vietnamita vivir bajo la dominación del imperialismo norteamericano y sus lacayos, sin ser liberada y con el riesgo de sufrir pérdidas aún más grandes (...) Entonces, ¿qué puede quedar por conversar entre nuestros dos partidos y Estados?"

Eso sí coincide con las fuentes chinas. Durante la revolución cultural, China pretendía demostrar al movimiento comunista internacional que era la principal fuerza comunista y antimperialista frente al "revisionismo" y el "socialimperialismo" de la URSS. Fueron diversas actuaciones sectarias por parte de China que ayudaron a enfrentar cada vez más a chinos y vietnamitas, especialmente la negativa de Mao a aceptar la propuesta del Partido Comunista Japonés de crear un frente antimperialista en el que participase la URSS para oponerse a la guerra de Viet Nam, pretendiendo colocarle el calificativo de anti revisionista (ver pág.108, nota 174). Sin embargo, decir que los chinos pedían a los vietnamitas que no negociaran con los estadounidenses, está en contradicción con lo dicho anteriormente por los vietnamitas de que China no quería que Viet Nam del Sur se levantara.

"En 1968, al discutir el plan de ayuda a Viet Nam para1969, los gobernantes de Pekín lo disminuyeron en un 20%, en comparación con 1968. Aún más en agosto de 1969, plantearon abiertamente: "Díganos si Viet Nam continuará luchando o hará la paz, para que China pueda calcular cómo será la ayuda. En realidad, disminuyeron el monto de ayuda de 1969 a Viet Nam en un 50% en comparación con 1968" [441]

Ello también coincide con diferentes fuentes (ver tabla T. 20 en página 169).

"Traición abierta al pueblo vietnamita

Desde noviembre de 1968, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China manifestó su deseo de reanudar las conversaciones chino-estadounidenses en Varsovia y firmar con éste un acuerdo sobre la coexistencia pacífica. Además, la parte china respondió positivamente a las señales emitidas por la parte norteamericana. Una vez en el poder como presidente, Nixon informó a la parte china que las conversaciones (entre Estados Unidos y China) podrían realizarse en China. La parte china respondió que "el propio Nixon podía venir a Pekín o enviar un representante para discutir el problema de Taiwan".

En junio de 1970, China y Estados Unidos acordaron que el embajador chino Hoang Chan y Kissinger realizarían conversaciones secretas cada vez que este último viajara a París para negociar con la parte vietnamita.

El 10 de diciembre de 1970, por medio de su íntimo amigo Edgar Snow, el presidente Mao Tse-tung formuló una invitación al presidente Nixon para que visitara China: "De seguro, será bienvenido pues los problemas entre China y Estados Unidos tienen que resolverse con Nixon.

Esto constituyó el viraje decisivo de Pekín en las relaciones chino-estadounidenses y fue, al mismo tiempo, un viraje de traición abierta a la revolución vietnamita, a la revolución indochina y a la revolución mundial. Pekín intensificó sus contactos abiertos con Estados Unidos.

El 13 de julio de 1971, al informar a la parte vietnamita sobre la primera visita de Kissinger a Pekín, una delegación de alto nivel de China dijo:

El problema de Indochina es la cuestión más importante en nuestro encuentro con Kissinger. Kissinger dijo que Estados Unidos relacionaba la solución del problema de Indochina con la solución del problema de Taiwan. Estados Unidos dijo que sólo después de lograr la retirada de las tropas yanquis de Indochina lo haría de Taiwan. Para China, la retirada de las tropas norteamericanas de Viet Nam del Sur es la cuestión número uno. Mientras que la admisión de China a las Naciones Unidas es la cuestión número dos.

La parte china utilizó la "zanahoria" de ayuda: si en 1968, por estar en contra de las negociaciones de Viet Nam con Estados Unidos, redujeron la ayuda a Viet Nam, en 1971 y 1972, para atraer a Viet Nam a la línea de Pekín de compromiso con Estados Unidos, China ofreció a Viet Nam una ayuda mayor a la de años anteriores. Se trataba de un truco destinado a ocultar su traición y calmar la indignación del pueblo vietnamita". [442]

Los datos que se exponen aquí coinciden con las fuentes chinas, sin embargo la conclusión no es coherente porque oculta un hecho determinante. El aumento de la ayuda china coincide con un nuevo auge de los ataques estadounidenses, en 1972 comenzó una nueva oleada de bombardeos de EEUU sobre el Norte de Viet Nam. En realidad, según las fuentes chinas, la mayor aportación china fue en el año 1973, aunque es cierto que 1971 comenzó a aumentarse, para seguir aumentando en 1972 y 1973 (ver tabla T.20 en pág. 169).

"Gracias al firme apoyo brindado por Viet Nam al Gobierno de Resistencia de Kampuchea y al desarrollo de la situación en el campo de batalla de Kampuchea, favorable a las fuerzas de resistencia, los gobernantes pekineses llegaron a darle el apoyo al señor Slhanouk, presidente del Frente de Unión Nacional Khmer contra la agresión norteamericana. Desde entonces, trataban de controlar estrictamente a Sihanouk, utilizándolo como su exclusiva carta con miras a preparar los regateos con Estados Unidos.

Mientras apoyaban a Slhanouk y al Gobierno de Resistencia de Kampuchea, los gobernantes chinos mantenían, por una parte, relacionas secretas con la camarilla de Lon Nol - Srich Ma-ta, y por otra utilizaban activamente a la camarilla de Pol Pot-Ieng Sary para convertir, poco a poco, al Partido Khmer en un partido dependiente del Partido Comunista Chino.

…Durante varios años continuos hasta 1972, propusieron ofrecer ayuda en la construcción y el abastecimiento de materiales con destino al campo de batalla desde el Norte de Viet Nam hacia el Sur de Viet Nam, Lao y Kampuchea por la ruta Ho Chi Minh. Prometieron facilitar a Viet Nam suficientes vehículos, choferes y casi 200.000 efectivos militares chinos para garantizar este trabajo. Su intento consistía en controlar, mediante esto, todos los problemas de Indochina en beneficio de sus negocios con Estados Unidos y preparar un trampolín para su expansión al sudeste asiático. Desde luego, la parte vietnamita no aceptó esa propuesta.

Si antes los dirigentes chinos trabajaban ocultamente para debilitar la guerra de resistencia del pueblo vietnamita, durante el período 1969-1973, y sobre todo desde 1971. se confabularon abiertamente con los imperialistas norteamericanos agresores, para tratar de salvarlos de una nueva ofensiva estratégica del pueblo vietnamita, utilizando la carta de Viet Nam en sus negocios con Estados Unidos. Si antes trataban de dividir ocultamente a los pueblos de Viet Nam, Lao y Kampuchea con el fin de aislar a Viet Nam, en esta etapa comentaron a utilizar la camarilla Pol Pot-Ieng Sary para sabotear la revolución de los tres países indochinos, prepararon activamente la edificación de una Kampuchea como trampolín para atacar a Viet Nam, controlar la península indochina y, de ahí, expandirse hacia el sudeste asiático en el futuro.

Dejaron al desnudo su rostro repugnante de traidores: traición al pueblo vietnamita, así como al pueblo lao y al kampucheano.

…En esa ocasión, el primer ministro Chou En-lai dijo: "Es mejor que por un tiempo, que no se sabe si será de 5 o 10 años. Viet Nam e Indochina tengan una tregua; que el pueblo sud vietnamita, el de Lao y el de Kampuchea aprovechen este tiempo para realizar la paz y neutralidad durante un período."

Para manifestar su "buena voluntad" hacia el pueblo de Viet Nam, los dirigentes chinos prometieron brindarle en los cinco años siguientes una ayuda igual a la de 1973. En realidad, en ese momento cesaron por completo su ayuda militar; respecto a la ayuda económica, aceptaban en lo fundamental restaurar las instalaciones construidas con la ayuda de China y destruidas por los bombardeos de Estados Unidos. No obstante, prolongaban la ejecución del trabajo e, incluso, hubo casos que no se cumplieron.

En realidad, los dirigentes chinos querían que Viet Nam no hiciera nada, incluso cuando la administración de Saigón enviaba sus tropas a invadir, las zonas liberadas." [443]

Respecto al tema de Kampuchea y los supuestos intentos de anexión por parte de China, ya expresé que los hechos son determinantes, mucho más que las palabras. En España hay grupos que se auto llaman "comunistas" que también declaran a China "imperialista" por tener una economía y unas empresas cada vez más fuertes. Son los "comunistas" apologistas de la alpargata y de la pobreza para los países socialistas… y hechos de comodidad de aristocracia obrera y panza llena, para sí mismos.

Los hechos han demostrado antes y después, hasta hoy, que China no ha ocupado ningún país, mientras que Viet Nam con decenas de miles de soldados, ocupó durante 11 años Kampuchea Democrática, para imponer un gobierno títere y tuvo que abandonarlo, cuando sus tutores políticos se desmoronaban con la caída del muro de Berlín. También demuestran los hechos, cómo los diarios monopolistas en España como "El País" saludaban, en su retirada como héroes, a los vietnamitas en olor de supuestas multitudes camboyanas y acusaban a "Pol Pot" de exterminador de camboyanos en "campos de la muerte". [444]

En cuanto a que China cesó por completo su ayuda militar en 1973, según las fuentes chinas no es cierto. En 1973 fue el año en que la ayuda militar que recibieron los vietnamitas fue más importante, y en 1974 y 1975 volvieron a recibir ayuda, aunque menor. (Ver tabla T. 20 en pág. 169)

"En la pasada lucha contra los colonialistas franceses agresores, los gobernantes pekineses sólo intervinieron en la etapa final con miras a imponer su solución, tanto para el pueblo de Viet Nam como para los de Lao y Kampuchea. En esta lucha anti yanqui por la salvación nacional del pueblo vietnamita, intervinieron desde el primer momento. Crearon condiciones para que el imperialismo norteamericano intensificara la guerra en todo Viet Nam, bombardeara de manera salvaje el Norte y utilizaron el problema vietnamita para sus negocios con Estados Unidos, aunque siempre aparentaban ser "revolucionarios radicales" que apoyaban "activamente" a Viet Nam.

Ésta es la segunda traición de los dirigentes chinos al pueblo vietnamita." [445]

Esa afirmación de los vietnamitas de que "los gobernantes pekineses sólo intervinieron en la etapa final" en la primera guerra de Indochina, se contradice con afirmaciones anteriores de los propios vietnamitas respecto a que China fue quien más ayuda les prestó en aquella guerra. Además, lo que reflejan los datos de las fuentes chinas, (ver capítulo XVI, 2) es que China llevó a cabo no sólo un papel de ayuda militar, sino de dirección e instrucción militar en dicha guerra desde que en octubre de 1949 Ly Ban y Nguyen Duc Thuy en nombre del Partido Comunista de Indochina, entregaron en Beijing una carta de Ho Chi Minh en el que éste pedía ayuda al PCCh en cualquiera de sus formas en su lucha contra los imperialistas franceses [ver pág. 139, nota 251]. De hecho, el 18 de Enero de 1.950, la República Popular China era el primer país que reconocía formalmente la República Democrática de Viet Nam a pesar de que Francia aún controlaba gran parte de sus ciudades (ver pág. 140, nota 252)

"Al suroeste, según el plan de Pekín, después de haber trasladado 19 de sus 23 divisiones de infantería a las proximidades de la frontera de Viet Nam, el 22 de diciembre de 1978, la camarilla Pol Pot-Ieng Sary utilizó sus divisiones élites, apoyadas por tanques y artillería, para atacar la región de Ben Soi en la provincia de Tay Nlnh (a más de 100 km de la ciudad Ho Chi Minh), con el objetivo de ocupar rápidamente la capital de esa provincia y abrir camino a una penetración más profunda en el territorio sud vietnamita. Esta operación también buscó debilitar a Viet Nam para facilitar la ofensiva china contra él desde el norte.

En el ejercicio de su legítimo derecho de autodefensa, el pueblo vietnamita frustró totalmente este plan militar. Al mismo tiempo, bajo la dirección del Frente Unido Nacional para la Salvación de Kampuchea, las fuerzas armadas revolucionarias y la población de Kampuchea, apoyadas por el pueblo vietnamita, se alzaron para aplastar el régimen de Pol Pot - Ieng Sary y el llamado gobierno de Kampuchea Democrática, y fundaron el 10 de enero de 1979 la República Popular de Kampuchea, auténtico representante del pueblo kampucheano.

Al norte, los gobernantes chinos movilizaron 600.000 efectivos, incluidos cuerpos de ejército, divisiones independientes y unidades de distintas armas con cerca de 800 tanques y blindados, miles de piezas de artillería, centenares de aviones de diferentes tipos provenientes de todas las regiones militares de China, para desatar el 17 de febrero de 1979, una guerra de agresión contra Viet Nam a todo lo largo de una frontera de más de 1000 km.

Dondequiera que pasaban las tropas de la reacción china masacraron a la población civil, incluso mujeres, niños recién nacidos, ancianos; arrasaron aldeas, pagodas, iglesias, escuelas, círculos infantiles, hospitales, granjas, empresas forestales... Actuaron con la crueldad de las hordas medievales y con los métodos refinadas de los cuerpos expedicionarios imperialistas de nuestros tiempos." [446].

La descripción que hacen los vietnamitas de por qué invadieron Kampuchea Democrática, parece el razonamiento de la "guerra preventiva" que después ha puesto en práctica el imperialismo estadounidense especialmente a partir de 2001. Como los camboyanos atacaron una zona fronteriza (Ben Soi está a 5 km. de la frontera) en respuesta a ataques vietnamitas similares, según las fuentes chinas y la realidad constatada a nivel internacional, Viet Nam ocupó toda Camboya con más de 100.000 soldados durante 11 años e impuso un gobierno títere. Las fuentes chinas indican que Viet Nam causó víctimas chinas en sus ataques y que fue en respuesta a esto que intervinieron para dar "una lección" a Viet Nam y destruir los puntos de ataque vietnamita en su frontera. Es evidente que la invasión de Kampuchea Democrática por parte de Viet Nam influyó también.

"En la actualidad, mientras Pekín lanza amenazas de guerra y exige descaradamente "la soberanía" sobre las islas de Troung Sa y Hoang Sa, Estados Unidos ha mandado su Séptima Flota a realizar maniobras frente a las costas de Viet Nam. Esto es para estimular la salida ilegal de emigrados y también para colaborar con los oscuros designios de Pekín en el mar Oriental y el sudeste asiático.

En los cinco años transcurridos, los gobernantes chinos no han cesado de sabotear, mediante maniobras militares, políticas, económicas, diplomáticas, directas e indirectas, sutiles y descaradas, ocultas y explícitas, la construcción de la República Socialista de Viet Nam. Mientras más fracasos reciben, más frenéticos se vuelven en sus actos contra Viet Nam con la intención de doblegar al pueblo vietnamita.

Ésta es la tercera traición de los dirigentes chinos al pueblo de Viet Nam.

…En las negociaciones con vistas a lograr un arreglo de los problemas concernientes a las relaciones bilaterales, la parte vietnamita siempre actúa inspirada en ese ardiente deseo. La posición consecuente del Gobierno de la República Socialista de Viet Nam es restablecer, lo más pronto posible, las relaciones normales entre la República Socialista de Viet Nam y la República Popular de China sobre el principio del respeto mutuo, en beneficio de los intereses de cada país y por la paz y la estabilidad en el Sudeste de Asia y en el mundo.

… Después de la liberación total de Viet Nam del Sur del yugo neocolonialista de Estados Unidos y la reunificación del país, utilizaron todo tipo de maniobras políticas, militares, económicas y diplomáticas para debilitar y someter a la República Socialista de Viet Nam. Incluso llegaron a agredir a Viet Nam desde el suroeste con las fuerzas de los lacayos Pol Pot-Ieng Sary, y desde el norte con las propias tropas chinas, las cuales masacraron la población civil y destruyeron instalaciones económicas y culturales en las zonas agredidas.

¡Tres traiciones al pueblo vietnamita, la siguiente siempre más sucia y pérfida que la anterior!

Los pueblos de Lao y Kampuchea también han sido traicionados de forma pérfida y sucia por los dirigentes chinos.

…En relación con la visita del presidente Nixon a China en 1972, el presidente Mao Tse-tung dijo en junio de 1973 a los dirigentes vietnamitas: "Hablando con sinceridad, el pueblo chino, el Partido Comunista Chino y los pueblos del mundo, deben agradecerle al pueblo vietnamita haber vencido a los norteamericanos. Es su victoria lo que obligó a Nixon a visitar a Pekín.

…La historia y, ante todo, los cuerpos expedicionarios franceses, han respondido claramente esta pregunta: ¿quién combatió y venció en Dien Bien Phu en 1954? Debe añadirse que durante la resistencia vietnamita contra los colonialistas franceses, el gobierno chino envió a Viet Nam cierto número de asesores, y en la década del 60, despachó una fuerza llamada "tropas logísticas" para ayudar a Viet Nam a reparar tramos de vías férreas y rutas limítrofes con China destruidos por las bombas norteamericanas, y a construir algunas nuevas rutas en la región fronteriza entre los dos países. Mas, lo esencial de sus actividades era en reconocimiento en todos los dominios, la infiltración en las regiones habitadas por las minorías étnicas ¡y la propaganda en favor de la "revolución cultura!".[447]

Los datos de las fuentes chinas procedentes del libro de Chen Jian, "La China de Mao y la guerra fría", indican que la relación entre chinos y vietnamitas en la primera guerra de Indochina era fraternal y en absoluto había una doble intención por parte de China. Es más, en los archivos chinos desclasificados se ve que China no daba un paso sin consultarlo con Viet Nam y la URSS, el contacto era permanente, al más alto nivel y también por la base sobre el terreno. El papel de Instructores de soldados vietnamitas que tuvieron oficiales e ingenieros chinos en territorio chino y también en Viet Nam, es ocultado por los vietnamitas, cuando realmente la enseñanza militar es una base imprescindible para afrontar una guerra.

Otra cosa es la actitud de China durante la "revolución cultural", en la que el sectarismo y el aventurerismo cometieron estragos en la política china, tanto en el exterior como en el interior. Significativamente, el cambio ocurrido a partir de terminada la "revolución cultural" en 1976, no ha significado aún un cambio de mentalidad en el tratamiento de China por parte de los dogmáticos reformistas, y mucho de estos, atacan el camino emprendido por China a partir de Deng Xiaoping que significó la ruptura total con aquel sectarismo y aventurerismo de la última época de Mao.

Ahora, después de la guerra fría, las aguas han vuelto al cauce del diálogo, en cierta medida. Aunque el litigio de las islas del Mar Meridional de China no ha sido aún resuelto, las negociaciones entre Viet Nam y China continúan y sus relaciones han mejorado bastante y los dos países se han comprometido a resolver sus diferencias de manera pacífica, a pesar de los intentos de EEUU por impedirlo con las maniobras políticas y militares de su "vuelta a Asia". En 1.986, Viet Nam inició la política de Doi Moi (renovación nacional) y su nueva constitución de 1992, reformada en 2001 y actualmente vigente, tiene un gran parecido con la política de reforma y apertura iniciada por Deng Xiaoping en China, una década antes.

El Capítulo II de la Constitución de la República Socialista de Viet Nam, actualmente vigente, referido al régimen económico dice lo siguiente:

"Capítulo II-Régimen Económico

Artículo 15

El Estado construye una economía independiente, autónoma sobre la base del desarrollo de los recursos internos y de la integración activa en la economía mundial; realiza la industrialización y la modernización del país.

El Estado implementa de una manera coherente las políticas destinadas a desarrollar una economía de orientación socialista. La estructura económica tiene varios actores, con formas de organización de la producción y del comercio variadas, se basa en los regímenes de propiedad de todo el pueblo, de la propiedad colectiva y de la propiedad privada, donde la propiedad de todo el pueblo y la propiedad colectiva constituyen la base.

Artículo 16

La política económica del Estado tiene como objetivo hacer al pueblo rico y al país poderoso, para satisfacer cada vez más las necesidades materiales y espirituales de la población sobre la base de la emancipación de todas las capacidades de producción, del desarrollo de todas las potencialidades de los diferentes sectores económicos:

La economía estatal, la colectiva, la de los pequeños capitalistas individuales, la capitalista privada, la capitalista de Estado y la economía con participación extranjera en diferentes formas, el desarrollo de infraestructuras materiales y técnicas, la expansión de la cooperación económica, científica y técnica y la promoción del comercio con el extranjero.

Cada una de las áreas antes mencionadas forma parte integral de la economía de mercado con orientación socialista. Todos los grupos y los individuos, independientemente del sector al que pertenecen, están autorizados a participar en la producción y el comercio de los campos y profesiones no prohibidas por la ley, para establecer un desarrollo sostenible, cooperar y competir de acuerdo con la legislación y en el mismo plano de igualdad.

El Estado promueve, desarrolla y perfecciona, paso a paso, los diferentes mercados siguiendo las orientaciones socialistas.

Artículo 17

Constituyen la propiedad de todo el pueblo: la tierra, los bosques, las montañas, los ríos, los lagos, los manantiales, los recursos del subsuelo, los recursos marinos, los recursos de la plataforma continental, los recursos del espacio aéreo, los insumos en especie y contribuciones en efectivo invertidos por el Estado en empresas o estructuras relevantes de los diferentes sectores económicos, culturales, sociales, científicas, tecnológicas, diplomáticas, de defensa nacional, así como todos los demás bienes pertenecientes al Estado de conformidad con la ley.

Artículo 18

El Estado gestiona el suelo de acuerdo con el plan de desarrollo y la ley y asegura que el uso de la tierra se lleva a cabo con eficiencia y de acuerdo con los objetivos fijados.

Pone las tierras a disposición de las personas físicas y jurídicas para un uso estable y sostenible.

Todas las personas físicas y jurídicas están obligadas a proteger y trabajar las tierras puestas a disposición por el Estado para hacer un uso de explotación racional, un uso económico y podrán transferir el derecho de uso a terceros de conformidad con la ley.

Artículo 19

El sector público debe ser fortalecido y desarrollado, sobre todo en los ámbitos de las actividades fundamentales para que pueda desempeñar plenamente su papel dirigente en la economía nacional para convertirse, con la economía colectiva, en la base más sólida de la economía nacional.

Artículo 20

El sector de la economía colectiva está impulsado por personas físicas y jurídicas que ponen en común su capital y su industria para llevar a cabo las actividades productivas y comerciales de diferentes maneras y de acuerdo con los principios del libre consentimiento, de la democracia y del interés mutuo.

El Estado debe crear condiciones favorables para fortalecer y desarrollar las cooperativas que operan eficientemente.

Artículo 21

La economía individual de pequeños capitalistas y la economía privada capitalista, pueden elegir libremente la forma de organización de sus actividades de producción y de comercio y ofrecer a las empresas de todos los tamaños en las áreas de actividades, beneficios para la economía nacional y la vida de la población.

Se recomienda desarrollar la economía doméstica.

Artículo 22

Las instituciones de producción y las empresas pertenecientes a todos los agentes económicos deben aplicar plenamente sus obligaciones para con el Estado. Ellos son iguales ante la ley. Los capitalistas y los bienes legalmente adquiridos de las instituciones están protegidos por el Estado.

Las empresas pertenecientes a todos los agentes económicos pueden trabajar con individuos u organizaciones empresariales, vietnamitas o extranjeras, para llevar a cabo actividades conjuntas de producción.

Artículo 23

Los bienes legalmente pertenecientes de cualquier persona o entidad no pueden ser nacionalizados.

Sin embargo, para las necesidades críticas relacionadas con la defensa nacional, la seguridad nacional o de interés nacional, el Estado podrá aplicar una medida de expropiación o requisa bajo compensación, el importe se determinará en función del precio en el mercado.

Las condiciones de expropiación y requisa son definidas por la ley.

Artículo 24

El Estado gestiona el desarrollo y las actividades económicas extranjeras y diversifica las relaciones económicas con todos los países y organizaciones internacionales en el respeto mutuo, por la independencia nacional y la soberanía nacional, siguiendo el principio del interés común y para proteger y promover la producción nacional.

Artículo 25

El Estado alienta a los grupos y particulares extranjeros a invertir capital y tecnología en Viet Nam, de acuerdo con la ley del país, el derecho y las prácticas internacionales, garantiza el derecho de propiedad legal de los capitalistas, bienes y otros intereses de grupos y personas extranjeras. Las empresas con capital extranjero no son nacionalizadas.

El Estado estimula a los vietnamitas residentes en el extranjero para invertir en Viet Nam y crear las condiciones favorables para ello.

Artículo 26

El Estado administra la economía nacional por la ley, el plan y las políticas. Distribuye las tareas y competencias de gestión económica entre las diferentes instituciones y autoridades públicas. Se trata de combinar los intereses de los individuos y las comunidades con las del Estado.

Artículo 27

Las prácticas de ahorro deben prevalecer en cualquier gestión económica, social o de gestión pública.

Artículo 28

Cualquier producción o el comercio ilícito, cualquier acto perjudicial para la economía nacional, lo que socave el interés público, los derechos e intereses legítimos de cualquier persona o entidad debe ser castigado en consecuencia de conformidad con la Ley. El Estado toma las medidas necesarias para proteger los derechos e intereses de los productores y los consumidores.

Artículo 29

Cualquier órgano del Estado, cualquier unidad de las fuerzas armadas, cualquier organización económica o social y cualquier individuo debe cumplir estrictamente con las regulaciones establecidas por el Estado para el uso de los recursos naturales y la protección del medio ambiente.

Queda terminantemente prohibido cualquier acto que lleve al agotamiento de los recursos naturales o la destrucción del medio ambiente."[448]

A pesar de la claridad de dichos puntos, los dogmáticos reformistas que acusan a China de "capitalista" e "imperialista", aún están por decir algo parecido respecto a Viet Nam. Ni siquiera hablan de las similitudes de ambos planteamientos de los dos países: "economía de mercado con orientación socialista", "economía privada capitalista" como complemento de la colectiva y estatal, "integración activa en la economía mundial", "objetivo hacer al pueblo rico"… y establece que "las personas físicas y jurídicas" usuarios de tierra podrán "transferir el derecho de uso a terceros".

Viet Nam ha ido incluso más allá que China, pues éste país en su Constitución actualmente vigente (la de 1982 con la actualización de 2004) no define como capitalista a ningún sector económico del país por considerar que todos los sectores económicos están controlados por la economía central socialista. Los artículos 7,8 y 10 de la Constitución de la República Popular China, actualmente vigente dicen lo siguiente:

"Artículo 7 (Economía del Estado) La economía de propiedad estatal, es decir, la economía socialista bajo la propiedad de todo el pueblo, es la fuerza dirigente en la economía nacional. El Estado garantiza la consolidación y el crecimiento de la economía de propiedad estatal.

Artículo 8 (Agricultura)

(1) Las organizaciones económicas colectivas rurales practican el sistema de gestión de dos niveles que combina operaciones unificadas y por separado sobre la base de la producción, basada en el sistema de contratos de responsabilidad familiar. Las diversas formas de la economía cooperativa en las zonas rurales como de los productores, el abastecimiento y la comercialización, las cooperativas de crédito y de consumidores, pertenecen al sector de la economía socialista de propiedad colectiva de los trabajadores.

(2) El trabajo de las personas que son miembros de los colectivos rurales económicos, tienen el derecho, dentro de los límites prescritos por la ley, para cultivar parcelas de tierras de cultivo y zonas accidentadas asignado para uso privado, participan en la producción doméstica como línea lateral y la cría de ganado de propiedad privada.

(3) Las diversas formas de cooperación económica en las ciudades y pueblos, como los de la artesanía, industria, construcción, transporte, comercial, de servicios y oficios, todos pertenecen al sector de la economía socialista de propiedad colectiva de los trabajadores.

(4) El Estado protege los derechos legales y los intereses de los colectivos económicos urbanos y rurales, y alienta, guías y ayuda al crecimiento de la economía colectiva.

Artículo 11 (del Sector Privado de la Economía)

(1) El individual, privado y otras economías no públicas que existen dentro de los límites establecidos por la ley son componentes importantes de la economía de mercado socialista.

(2) El Estado protege los derechos e intereses legítimos de los sectores no públicos de la economía, tales como los sectores individual y privado de la economía. El Estado fomenta, apoya y guía el desarrollo de los sectores no públicos de la economía y, de conformidad con la ley, ejerce la supervisión y el control sobre los sectores no públicos de la economía." [449].

La doble vara de medir de los dogmáticos reformistas cuando silencian respecto a Vietnam lo que critican en China, está a la vista.

Y todo ello está en sintonía con los medios de manipulación y comunicación imperialistas que hacen exactamente lo mismo. Solo puede haber una explicación a tal contradicción, el papel que cada país juega hoy en la arena internacional: China es ya, en volumen del PIB, el 2º país a nivel mundial, algo muy preocupante para EEUU y Europa. Cada vez más, por parte de los monopolios imperialistas, es el país a rodear, contener, a aislar, fraccionar, y demoler por la vía pacífica o no tan pacífica siguiendo el camino de la URSS. De hecho es eso exactamente lo que piden los dogmáticos reformistas, que China repita el fracaso de la URSS, pues no de otro modo puede pedirse que repita su política.

¿Por qué unos partidos que se llaman comunistas se dejan llevar por la política mediática de los servicios de inteligencia del Pentágono? Mientras las organizaciones europeas que se llaman comunistas no hagan profunda reflexión autocrítica y abandonen su cómodo dogmatismo, mientras no permitan el debate interno democrático, mientras no se exijan a sí mismos lo que exigen a China, siendo tarea exclusiva de ellos, el movimiento obrero y popular seguirá en manos de los oportunistas, sean "derechistas" o "izquierdistas". En realidad, se trata simplemente de organizar la revolución en el propio país, en vez de pretender enseñar al mayor país socialista, cómo deben hacerlo ellos.


[431] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", pág. 23, Ministerio de Rleaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[432] Ídem, pág. 7.

[433] Ídem. Pág. 12

[434] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", págs. 13-14, Ministerio de Rleaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[435] Ídem, pág. 25.

[436] Ídem, pág.26.

[437] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", págs. 30-31, Ministerio de Rleaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[438] Ídem, págs. 34-35.

[439] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", págs. 37, Ministerio de Rleaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[440] Ídem, págs. 40-41.

[441] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", págs. 42, Ministerio de Rleaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Ed. C. Sociales, La Habana, 1979.

[442] Ídem, págs. 45-46-47.

[443] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", págs. 51-53-56, Ministerio de Rleaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[444] http://elpais.com/diario/1989/09/22/internacional/622418407_850215.html

[445] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", págs. 59-60, Ministerio de Rleaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[446] Ídem, pág. 74.

[447] "La verdad de la relación entre Viet Nam y China (1949-1979)", págs. 79-80-81-83-84, Ministerio de Rleaciones Exteriores de la República Socialista de Viet Nam, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

[448] Constitución de la República Socialista de Viet Nam de 1992 (reforma de 2001), http://www.wipo.int/wipolex/es/text.jsp?file_id=183902

[449] Constitución de la República Popular China de 1982, (reforma de 2.004), http://www.wipo.int/wipolex/es/text.jsp?file_id=184044

__________________________