www.socialismocientifico.com


XVI.7.b. El nacionalismo de China

Las acusaciones de quienes hoy atacan a China, se apoyan también en el supuesto carácter "nacionalista" de la revolución china y la ausencia de carácter internacionalista en todas las épocas, lo cual faculta a los dogmáticos reformistas a definir a China como capitalista e imperialista. Como demuestran los hechos expuestos en páginas anteriores, si en algo se excedió China fue precisamente en llevar el internacionalismo más allá de sus posibilidades, inmediatamente después de tomar el poder, poniéndolo incluso por encima del desarrollo de las fuerzas productivas que es lo que Deng Xiaoping en 1979 consideraba que debía ser central para un partido comunista que toma el poder en un país subdesarrollado y semifeudal.

Especialmente el papel protagonista de China en la guerra de Corea, en la primera guerra de Indochina y en la guerra de Viet Nam que he expuesto en base a hechos concretos, creo que lo demuestra. Además, están los excesos negativos del Gran Salto Adelante y la Revolución Cultural que ayudaron a aumentar las contradicciones internas y externas que tuvo que afrontar el PCCh.

Lo cierto es que si analizamos bien el carácter de la Rusia zarista y la vieja China, comprenderemos mejor la base de dichas críticas "pro-soviéticas" a China. Rusia, como hemos analizado, hasta la toma del poder de los bolcheviques, fue un país imperialista, mientras que, por el contrario, China fue un país sometido a múltiples imperialismos en múltiples épocas, incluida la invasión de Rusia en territorios chinos del Norte [450].

Es lógico que el sentimiento nacional, la dignidad nacional en China haya sido y sea hoy un factor fundamental en el desarrollo de la nación China y que en la URSS en sus comienzos no lo fuera. Aún hoy, China se encuentra con tener que hacer frente a contenciosos colonialistas pendientes, de los cuales Taiwan es un ejemplo.

También los son las islas del Mar Meridional de China y el papel de EE.UU. en su "vuelta a Asia" estimulando a Japón, Tailandia, Viet Nam y Filipinas a apropiarse de islas de China y reconocidas como tales por dichos países con anterioridad, como he expuesto en el capítulo "XI. Las disputas de Viet Nam, Japón y otros países asiáticos con China". La respuesta popular al sentimiento nacional herido y masacrado surgió en China.

El sentimiento de dignidad nacional en China como factor de impulso a la liberación de China, tiene una fecha de referencia y es el movimiento estudiantil del 4 de Mayo, impulsado y organizado entre otros por Chu Enlai y Guo Longzhen, entonces ambos jóvenes progresistas; la joven Guo fue ejecutada años después mientras cantaba la Internacional [451].

El Movimiento 4 de Mayo surgió como consecuencia de la pretensión de entregar la soberanía de China a Japón. El 9 de mayo de 1915, los imperialistas japoneses obligaron a Yuan Shikai, cabecilla de los caudillos militares del Norte, la firma de las "21 Exigencias" en las que China cedía gran parte de su soberanía a Japón. Mediante las mismas, Shandong pasaba a ser esfera de influencia de Japón, Lüshun y Dalian serían arrendados a Japón durante 99 años más, la Compañía Siderúrgica Hanyeping pasaría a estar participada y controlada de hecho por Japón, los japoneses serían consejeros en China, la mayor parte de las municiones serían compradas a Japón, la policía china sería organizada conjuntamente por Japón y China, etc. Chu Enlai se opuso mediante la organización de actos públicos masivos a tal traición y en 1916, cuando Yuan Shikai se proclamó emperador, Chu Enlai, contando entonces 18 años de edad, pronunció discursos fustigándolo duramente [452].

El Movimiento 4 de mayo, dirigido inicialmente por miles de estudiantes, se extendió a toda China, convirtiéndose en un verdadero movimiento patriótico que movilizó amplias masas de todo el pueblo. El periódico de la Federación de Estudiantes de Tianjin, dirigido por Chu Enlai, jugó un papel importante en el movimiento. El primer número del periódico escrito por Chu Enlai se tituló "La transformación ideológica y la reforma", que instaba a cambiar la ideología para transformar la sociedad.

Gracias al movimiento de masas 4 de mayo, el gobierno de caudillos militares se vio obligado a destituir a Cao Rulin, Zhang Zongxiang y Lu Zongyü, vende patrias pro japoneses implicados en la elaboración de las "21 Exigencias". Así mismo, los representantes chinos en la Conferencia de Versalles, en junio de 1919, se vieron obligados a no firmar el "Pacto de Paris" que legitimaba la usurpación de la soberanía de China por Japón con sus "21 Exigencias". El 6 de agosto de 1919 el periódico dirigido por Chu Enlai, ante la represión sufrida por el movimiento en Shandong y Beijing, con varios asesinados y cientos de detenidos amenazados de fusilamiento, hacía un vibrante llamamiento a la sublevación popular, escrito por el propio Chu, que terminaba así:

"Debemos estar preparados, buscar remedios y hacer los sacrificios necesarios. Derrocar a la camarilla Anfu, a su cabecilla y a los caudillos militares que le sirven de sostén; derrotar a las fuerzas foráneas que ha invitado dicha camarilla. ¡Ciudadanos! Ha llegado la hora de despertar." Las movilizaciones de masas, marchas y acampadas en Beijing con el apoyo de la población, consiguieron la puesta en libertad de los detenidos [453].

Ya antes de esas fechas la guerra del opio fue impuesta por Inglaterra con el objeto de abrir el mercado chino a sus mercancías y saquear y esclavizar al pueblo chino, transformando a China en lo que ellos mismos llamaban "un país de enfermos". Antes de 1767, las importaciones de opio a China desde la India no habían pasado de 200 cajas por año. El decadente gobierno Qing permitió que el opio importado fuera utilizado como ingrediente medicinal. En 1773, el gobierno de la India Británica adoptó la criminal política de exportaciones en gran escala a China y garantizó a la Compañía de las Indias Orientales el derecho de monopolizar dicho comercio en la India. Para asegurar el cumplimiento de su política, en 1797 también dio a la Compañía el derecho exclusivo de procesar el opio. Hacia el año 1800, el opio introducido a China había llegado a 2.000 cajas [456].

conmemoracion 90 aniv.M-4-mayo (73K)

Conmemoración en la Plaza de Tian Anmen de Beijing
en 2009 del 90 Aniversario del Movimiento 4 de Mayo

El movimiento 4 de mayo, además de recuperar la dignidad nacional, al luchar contra toda clase de opresión, fue un factor que impulsó la lucha por la igualdad de sexos en una sociedad donde la mujer estaba considerada como un ser inferior y permanentemente dependiente respecto al hombre. El 16 de Septiembre de 1919 se formó en Tianjin la "Asociación del Despertar" para unir la Federación de Estudiantes que eran todos varones y la "Asociación de Compañeras Patriotas". Diez miembros de cada una de ellas, algunas muy jóvenes hasta de 15 años, 10 varones y 10 hembras. El objetivo de la Asociación en palabras de Chu Enlai era "remodelar la ideología de los estudiantes y despertar a las masas trabajadoras, para buscar conjuntamente la transformación de la sociedad."

En noviembre de 1919, militares japoneses abrieron fuego en la ciudad china de Fuzhou contra estudiantes que boicoteaban mercancías japonesas, asesinando a varios de ellos. La "Asociación el Despertar" convocó una gigantesca "Asamblea de Ciudadanos" de miles de personas en Tianjin que se manifestaron e incendiaron gran cantidad de mercancías japonesas en solidaridad con la lucha patriótica de los estudiantes de Fuzhou. El 29 de enero de 1920, ante una concentración de miles de personas que exigían ante el gobierno provincial de Tianjin libertad a los detenidos y dignidad nacional para no aceptar la opresión japonesa, la policía detuvo a los 2 hombres y 2 mujeres, representantes de los convocantes, Chu Enlai, Guo Longzhen, Yu Fangzhou y otra joven y agredió con sables a los congregados deteniendo a 24 representantes más. Ello creo más movilizaciones de masas en varias ciudades de China por la libertad de los detenidos y la suspensión de las "21 Exigencias". Después de 6 meses detenidos, ante la presión de las masas, fueron puestos en libertad [454].

Quienes ponen en duda la legitimidad del sentimiento de dignidad nacional de los chinos, obvian la mayor masacre y atrocidades realizadas por el hombre en la historia en su afán imperialista. En un corto periodo de tiempo, durante 6 semanas, de mediados de diciembre de 1937 a finales de enero de 1938, más de 300.000 civiles y soldados chinos desarmados y abandonados por sus jefes del Kuomintang, fueron asesinados mediante múltiples atrocidades en Nanjing por tropas invasoras de Japón. Decenas de miles de personas fueron enterradas vivas o enterradas hasta el cuello y después aplastadas sus cabezas por los caballos o decapitadas, y sus cabezas pinchadas en palos clavados en los caminos, decenas de miles de mujeres, niñas y ancianas violadas y después torturadas hasta la muerte con estacas en la vagina, o abiertos sus vientres con sables, y ensartados los fetos las embarazadas. [455].

William Jardine, el mayor de los traficantes ingleses de opio, reveló en una carta personal que "en los buenos años... las ganancias brutas llegaban a veces a $1.000 por una caja (cuando su costo en India era de 237 rupias, es decir, 20.000% de beneficio bruto)." Muchos de los comerciantes amasaron grandes fortunas sin pagar ni un centavo en impuestos a China, por medio de este criminal tráfico impuesto por Inglaterra. Algunos lograron ser elegidos al parlamento y otros fueron condecorados. El propio Jardine hizo una gran fortuna y se abrió camino hasta llegar a la Cámara de los Comunes sin mucha dificultad en 1841. Otro traficante de opio, James Matheson, quien volvió a Inglaterra desde China en 1841, al año de su regreso, compró una isla más allá de la costa occidental de Scotland y gastó solamente en su pago 329.000 libras esterlinas. Este traficante de droga fue luego condecorado por la reina Victoria [457].

masacre-nanjing- (31K) masacre-nanjing-2 (56K) masacre-nanjing-4 (17K) masacre-nanjin-6 (114K) masacre-nanjing-8 (9K) masacre-nanjing-1 (53K) masacre-nanjing-7 (16K) masacre-nanjin-7 (11K)
   La masacre de Nanjing. En seis semanas a partir del 13 de diciembre de 1.937 los japoneses asesinaron en múltiples atrocidades a 300.000 chinos.    
Aún hoy, los monopolistas japoneses honran en un santuario a los militares asesinos de aquella matanza.

EE.UU. también participó en el negocio de introducir opio en China desde 1784, apoyando con armas sus barcos llenos de opio. Casi todos los comerciantes estadounidenses en Guangzhou estaban implicados en el mercado del opio. A pesar de que China estableció diversas prohibiciones sobre el comercio del opio, no se aplicaron ninguna debido a que el gobierno Qing estaba sobornado. Durante las décadas de 1820 y 1830, las Compañías de EE.UU. Perkins & Co. y Russell & Co. fabricaron embarcaciones rápidas especiales y armadas para el opio y cuando encontraban patrulleras chinas, abrían fuego y seguían su camino. En 1831, la importación de opio de China llegó a 10.000 cajas [458].

En 1834, el gobierno inglés dio un paso más y abolió el monopolio comercial de la Compañía de las Indias Orientales, para abrir el comercio del opio al conjunto de la burguesía inglesa, impacientes de participar en el botín. En 1837, la importación de opio llegó a 39.000 cajas, valoradas en 25 millones de dólares. En 1835, más de 2 millones de chinos, entre ellos funcionarios, militares y personajes del estado, eran opiómanos y la economía del país se venía abajo [459]. Ante esta situación, el gobierno chino, forzado por su declive, tomó decisiones drásticas, confiscó y quemó el opio y prohibió mediante las armas su comercio.

El gobierno inglés, con el apoyo de las cámaras de comercio y de toda la burguesía inglesa, reaccionó y el 1 de octubre de 1839 decidió la guerra contra China, con el objetivo de conseguir la apertura de puertos chinos a su servicio, establecimiento de pago de una tarifa en ellos, compensación por el opio confiscado, y cesión de algunas islas chinas a Inglaterra [460].

En 1841, los soldados ingleses ocuparon varias ciudades con la colaboración de la vacilante dinastía Qing. El saqueo y los numerosos crímenes y violencia de los ingleses tuvo que enfrentar el odio y la resistencia popular que llegó a organizar destacamentos combatientes con armas rudimentarias al margen del corrupto ejército imperial. Pero los combatientes populares fueron denunciados ante los ingleses por los jefes militares de la dinastía Qing que temían más al pueblo que a los ingleses.

El 22 de agosto de 1842, después de la ocupación del puerto de Nanjing (capital entonces de China) por unos 70 u 80 barcos de guerra británicos, el emperador emitió un edicto aceptando todas las exigencias de los ingleses que se plasmaron en ley al año siguiente, julio de 1843, en el "Tratado de Nanjing" y documentos complementarios a él. Estos garantizaban: 1) La ocupación forzosa de Hong Kong. 2) La extorsión de 21 millones de dólares-plata en "compensación" por el opio confiscado y "gastos de guerra". 3) El control por parte de los ingleses de los 5 puertos Guangzhou, Xiamen, Fuzhou, Ningbo y Shanghái. 4) Establecimientos de tarifas aduaneras, impuestas de hecho por los ingleses, para saquear al pueblo chino. 5) Jurisdicción Consular inglesa para juzgar los litigios, delitos o infracciones de todo ciudadano inglés, estableciendo de hecho la impunidad judicial para los ciudadanos y militares británicos. 6) Tratamiento de nación más favorecida para Inglaterra. [461]. A partir de este tratado, el comercio del opio fue aún más próspero que antes de la guerra.

Al Tratado desigual de Nanjing con Inglaterra le siguieron EE.UU. y Francia, que, empleando los mismos métodos de amenazar y agredir con sus buques de guerra, consiguieron del emperador chino, EE.UU. el Tratado de Wanxia, y Francia el Tratado de Huangpu, éste último con exigencias añadidas a las de los ingleses de protección de la iglesias católicas construidas por Francia en los puertos chinos e impunidad para sus misioneros católicos en su trabajo de apoyo a los comerciantes del opio. Otros países europeos como Portugal, Bélgica, Suecia y Noruega, exigieron -y consiguieron- también a la dinastía Qing la conclusión de "acuerdos" similares [462].

Posteriormente, China también sufriría la intervención de Rusia en colusión con los ingleses en Xinjiang [463]. Y también Alemania y varias veces, Japón, aumentando la miseria del pueblo chino. Se puede decir que China ha sufrido la intervención de casi todas las potencias capitalistas. Es imposible no comprender la gran legitimidad de China para amar su unidad nacional tan pisoteada en el pasado por el mismo colonialismo que hoy la combate ideológicamente, aparentemente desde la "izquierda", desde el desconocimiento y/o la manipulación interesada de su historia.


[450] El comercio del opio, Carlos Marx, septiembre 1958, Obras Escogidas de Marx y Engels, tomo II.

[451] Zhu Enlai, su adolescencia y juventud, pág. 40, Hu Hua, Ediciones en lenguas extranjeras, Beijing, 1979.

[452] Ídem, pág. 17.

[453 Ídem, págs. 34,35,36,40.

[454] Zhu Enlai, su adolescencia y juventud, págs. 60,62,63,83,84, Hu Hua, Ediciones en lenguas extranjeras, Beijing, 1979.

[455] "Chiang The rape of Nanking" pág.119, John Rabe, hombre de negocios alemán que rescató de la muerte segura a 250.000 chinos durante la masacre, habitante de la Zona de seguridad internacional neutral de Nanking; Tribunal penal militar internacional para el lejano Oriente.

[456] La Guerra del Opio, pág. 7, Ediciones en Lenguas Extranjeras, 1980, Beijing.

[457] La Guerra del Opio, págs. 8-9, Ediciones en Lenguas Extranjeras, 1980, Beijing.

[458] Ídem. 11-12.

[459] Ídem, págs. 15.

[460] Ídem, págs., 30.

[461] Ídem, págs. 72-79.

[462] La guerra del Opio, págs. 72-79, Ediciones en Lenguas extranjeras, Beijing.

[463] Historia breve de China, pág. 290, Pedro Ceinos.

______________________________