www.socialismocientifico.com



nuevo-5 (16K)

Una economía débil todavía

Sin embargo, la economía es todavía muy débil, incluso si en ocasiones se presenta a China como una superpotencia. En realidad, se trata de un país en vías de desarrollo. China cuenta con un 25% de toda la mano de obra mundial, mientras que su economía solo presenta un 6% de la economía del planeta. A modo de comparación, los Estados Unidos cuentan con menos del 5% del total de mano de obra mundial, pero su economía representa un 16% de la economía planetaria.

Sólo en el año 2040 la economía china será tan importante como la de Estados Unidos. Pero, para esas fechas, los ingresos por habitante de los chinos se situarán todavía entre un cuarto y un tercio de los de los ciudadanos de Estados Unidos. En 2040, China tendrá una economía de un nivel de desarrollo semejante al de Grecia en la actualidad164]. Eso si contamos con un crecimiento económico tan fuerte como el de los pasados 30 años, lo que no está del todo claro, ya que la economía occidental no está en buena salud y en caso de crack, habrá repercusiones negativas sobre la economía china.

Podemos medir la tasa de desarrollo de una economía con la ayuda del producto nacional bruto por habitante, de la parte de la población que trabaja en la zona rural y de la parte de la agricultura en el conjunto de la economía. Cuando manejamos estos tres criterios, la China del año 2000 está al mismo nivel que los Estados Unidos en el año 1900165]. El cuadro a continuación indica la proporción de mano de obra en los tres sectores: agricultura, industria, y servicios, y la parte de cada uno de estos sectores en el producto interior bruto

nuevo-19 (11K)

En China, el 44% del total de la mano de obra trabaja en la agricultura. En los Estados Unidos, solamente el 2%. El 44% que trabaja en la agricultura produjo en el año 2006 un 11% del Producto Interior Bruto.

Otro criterio de desarrollo es la electrificación del país. China tiene una capacidad eléctrica instalada en 0,3 kilowatios por habitante166]. Esto representa el 10% de la capacidad de los Estados Unidos, incluso si la producción de electricidad en China se ha multiplicado por seis en estos 29 últimos años.

Pero no solamente es importante el volumen de la economía. Su naturaleza también presenta un importante retraso respecto a la economía de occidente y de Japón. Unos 130 millones de chinos trabajan para la exportación, es decir, una sexta parte de la mano de obra. Las exportaciones consumen mucha mano de obra, pero se concentran sobre los productos de bajo valor. Sin embargo, las importaciones en China representan productos de elevado valor. Veamos un ejemplo concreto: para poder pagar un solo avión de Airbus, China necesita los beneficios de vender 800 millones de camisetas167]. China debe vender 8,5 millones de pares de zapatos si quiere comprar un Boeing168. En diciembre del año 2005, China solicitó 150 aparatos a Airbus y otros 70 a Boeing. Podemos imaginar hasta que punto China debe “inundar” los mercados mundiales con sus camisetas, calzados, juguetes y otras baratijas, sólo para poder procurarse estos aviones: serían 120.000 millones de camisetas y de 600 millones de pares de zapatos.

La economía china dispone de muy poca tecnología propia. Los Estados Unidos y Japón utilizan aproximadamente un 5% de tecnologías extranjeras en sus procesos de producción. En China, el porcentaje de tecnología extranjera sobrepasa el 50%169]. Financiera y ecológicamente, el débil nivel de tecnología de la economía es un negocio costoso. Para producir una mercancía de 1 dólar de valor, China necesita 4,4 veces más energía que los Estados Unidos, considerados ya como grandes derrochadores. Si lo comparamos con Japón o con Europa occidental, es todavía peor: China necesita 7,7 veces más energía que Alemania y Francia para producir mercancías por valor de 1 dólar. Con Japón, la relación es de 11 a 1 170. El débil nivel tecnológico del sistema productivo es una de las razones por las cuales la riqueza producida por un trabajador chino medio es mucho más pequeña que la producida por un trabajador americano, japonés o de europa occidental. Naturalmente que existen fábricas en China que, en el plano tecnológico y de productividad, son comparables a las fábricas japonesas u occidentales (entre otras, las filiales de las multinacionales extranjeras), pero éstas solo constituyen una pequeña minoría. En el año 2000, el valor medio añadido producido por un trabajador de la industria en los Estados Unidos era 28 veces mayor que el de un trabajador chino de la industria171. Un trabajador americano produce anualmente una plusvalía de 81.000 dólares, un trabajador alemán 80.000 dólares y un trabajador chino 2.900 dólares. Incluso si tenemos en cuenta el hecho de que los salarios en China son bastante inferiores frente a los de Japón y occidente, la competitividad de la economía china es débil172. Por esta razón lo que le corresponde a China en el comercio internacional es mediocre. Hoy en día, China representa solamente el 6,5 % de las exportaciones mundiales. Es muy poco si consideramos que cuenta con un 22% de la población del planeta. En el siguiente cuadro, se pueden descubrir las cifras de las exportaciones de diversos países en 2005, tanto en volumen como por habitante173.

nuevo-20 (31K)

En volumen de exportación, China figura en tercer lugar, tras Alemania y Estados Unidos, lo que ya no es muy brillante. Pero, si tenemos en cuenta la cifra de la población china, vemos que es todavía más grave. China está en último lugar en esta lista, con apenas 586 dólares de exportaciones por habitante. Todos los demás países le superan.

Otro aspecto del débil grado de desarrollo de la economía reside en el escaso margen de beneficios de las empresas. En 2005, en el Top-100 de las empresas más rentables en el mundo, figuran solamente cuatro empresas chinas : Petro China en el puesto 10, China Mobile en el puesto 53, China Construction Bank en el puesto 72 y Sinopec en el puesto 89. El Top 6 americano produce 110 millones de euros de beneficios. Es tanto como las 159 empresas estatales que constituyen la espina dorsal de la economía china. Lo mismo sucede cuando nos centramos en la situación financiera, las posibilidades de crecimiento y la imagen de marca ante el consumidor de las firmas del Top mundial. En el Top-100 de las marcas más apreciadas en el año 2007, encontramos únicamente tres empresas chinas: China Mobile en el puesto 5, Bank of China en el 38 y China Construction Bank en el 61.174]

El 11 de octubre de 2005, el Buró político del Partido comunista somete un documento a la aprobación del Comité central. Se puede leer: “Nos hace falta comprender que nuestro país se encuentra todavía en la primera fase del socialismo y que esto va todavía a durar un tiempo. Las fuerzas productivas no han sido plenamente desarrolladas todavía y el desarrollo en la ciudad y en el campo es todavía desigual. La manera extensiva de producir ha sido insuficientemente enmendada, la estructura económica no es suficientemente racional, la capacidad de innovar con total independencia no es fuerte, las contradicciones entre el desarrollo económico y el desarrollo social y entre la economía y la ecología se acrecientan. La presión sobre el empleo no disminuye. Hay muchas diferencias en los ingresos.”175]

El partido intenta abordar estos problemas y contradicciones, pero no se puede vivir de ilusiones: en esta fase del desarrollo económico, no puede reinar la armonía perfecta, aparecerán problemas, y en ocasiones muy graves. El socialismo es un proceso de desarrollo. Lo que existe al principio o en el curso de este proceso es diferente y menos bueno que lo que se realizará al final del mismo. El 10 de febrero de 2005, el presidente del partido, Hu Jintao, declara en un largo discurso dirigido a los principales cuadros del partido de los niveles nacional y provincial: “Nuestra sociedad socialista es una sociedad que presenta contradicciones. El proceso de construcción de una sociedad harmónica, socialista, es un proceso permanente que aspira a resolver todas las especies de contradicciones y un proceso que aspira a alejar los factores no harmoniosos y a reforzar los factores harmoniosos. A medida que China se desarrolla, ciertas contradicciones se amplifican. Es un fenómeno que nosotros no podemos evitar completamente, ya que nuestra sociedad sufre permanentemente profundos cambios. Debemos abordar estas contradicciones y encontrar la manera de resolverlas.”176]


164] Vaclav Smil, “ Japan and China : the Next Fifty Years “, Japan Focus, 5 septembre 2006.

165] He Weixin, “ La Chine sera un pays développé en 2080”, Beijing Information, décembre 2005.

166] “ How can Energy Shortage be blamed on China “, People’s Daily, 21 septembre 2005.

167] Boudewijn Vanpeteghem, “ Eén Airbus levert winst op van 800 miljoen T-shirts “, De Standaard, 3 juin 2005.

168] “ China’s Foreign Trade : from Quantity to Quality “, People’s Daily, 7 octobre 2005.

169] Li Bin, Zhang Jingyong et Zou Shengwen, “ Nine Major Problems challenging an “Innovation-Oriented State” “, Xinhua, 22 janvier 2006.

170] “ Devising Strategies under the Command Tent in Pursuit of Development ? “, Xinhua, 10 août 2005 ; et “ 10 Key Words depicting China in “10th Five-Year Plan” Period “, People’s Daily, 28 septembre 2005.

171] Fred Bergsten, Bates Gill, Nicholas Lardy et Derek Michell, “ China : the Balance Sheet - What the World needs to know now about the Emerging Superpower “, Public Affairs,New York 2006, 88.

172] Marcus Wolf, Why Globalization works, Yale University Press, New Haven, 2004, pp. 175-177. 177 Organisation mondiale du commerce, International trade statistics 2006, WTO, New York,2007, tableau 1.5.

173] BRANDZ Top 100 Report, Milward Brown Optimor, 22 avril 2007.

174] BRANDZ Top 100 Report, Milward Brown Optimor, 22 avril 2007.

175] “ CPC Central Committee Proposal on Formulating the 11th Five-Year Program for National Economic and Social Development “, Xinhua, 21 octobre 2005.

176] Hu Jintao, “ Building Harmonious Socialist Society “, Speech at Special Discussion Class for Principal Leading Cadres, Xinhua, 30 juin 2005.

___________________________________


ÍNDICE

Introducción

El socialismo chino


Capítulo 1

Del feudalismo a la revolución

La fuerza y el declive del feudalismo burocrático

La sumisión de China

Un aumento de intensidad


Capítulo 2

1949-1976 : el primer periodo de puesta en marcha del socialismo

La revolución democrático-burguesa

El fin precoz de la política de socialización a largo plazo

De los equipos de ayuda mutua a las cooperativas

El Gran salto adelante

La democracia interna en un estado triste

La Revolución cultural


Capítulo 3

Las reformas

Zonas sombrías y obstáculos

Las condiciones del socialismo económico

La emancipación de la mente

La reforma agraria

La reforma industrial

El peso del sector del Estado

Las multinacionales capitalistas vienen y van


Capítulo 4

Los logros y los problemas

Una economía débil todavía

Los problemas en las zonas rurales

¿Qué hacer ?

Los sindicatos y los derechos sindicales

El Partido comunista


Post-facio

China y la crisis del capitalismo

Una nueva estrategia de desarrollo

Irritación en Washington

Hacia una nueva guerra fría