www.socialismocientifico.com

Esperando a Godot: El "independentismo" otanista y el "nacionalismo" constitucionalista desnaturalizan el proceso catalán.


6-9-2014

diada2014 (74K)

Un gran éxito popular


"Vladimir: ¡Qué! ¿Nos vamos?

Estragon: Sí, vámonos.

No se mueven."

Este es el famoso y estático final de la obra "Esperando a Godot" de Samuel Beckett, en la que Godot nunca termina por aparecer. ¿Será también el final o suspensión del proceso catalán?

Todo parece indicar que por parte de personajes señalados de la burguesía catalana esa es la intención. A última hora, un sector de la burguesía catalana ha comenzado a descubrir la carta que ya se sabía que escondían en la manga. Los 23 puntos de tipo económico, político y social presentado por el president de la Generalitat Artur Mas a Mariano Rajoy, pueden ser convertidos por algunos en la contrapartida para "suspender" la convocatoria de la consulta.

A favor de esa posición están los sectores más ligados al capital monopolista español, políticamente representados por las cúpulas del PSC y PP y parte de CiU. Los democristianos de UDC, integrados aún en CiU, en la recta final, están presionando cada vez más, trasladando el "derecho a decidir " del pueblo catalán a la voluntad anticatalana de los 12 semidioses que dictaminan las esencias patrias españolas en el Tribunal Constitucional .

Duran Lleida y Joana Ortega legitiman a dicho tribunal, el mismo que aniquiló el Estatut, y le conceden la última palabra para prohibir la consulta y que los órganos judiciales-represivos del estado tomen las medidas que consideren oportunas, si es menester, contra quienes, a pesar de todo, continúen con la intención de llevar a cabo el referendum.

Evidentemente para que la bajada de pantalones y de faldas pueda tener alguna justificación, la consulta será convocada, después prohibida por los 12 semidioses (con los votos particulares minoritarios en contra para dar vidilla a un hipotético mañana, en que el mensajero aparecerá, para decirnos que, por fin, vendrá Godot) y por último, la decisión de la "justicia", será acatada por los temerosos de dios y de la ley monopolista, por los que nunca han sido partidarios de los sobresaltos, sino solo dar testimonio de su fe. "Sí, vámonos." Pero "no se mueven". Final de la representación. O al menos, eso quieren algunos.

300 años de historia nos contemplan, pero hoy como ayer, la burguesía catalana, como sus antecesores ayer, como siempre, temen a cualquier revolución porque temen más a las clases populares que al capital monopolista hoy, o a los anteriores feudales.

CDC, se encuentra en una situación difícil. La "justicia" monopolista, representado en este caso por el ministro de Hacienda Montoro (el de "Montoro Asociados Asesores" y posteriormente "Equipo Económico") ha decidido "echar un capote" para sabotear el proceso independentista, descubriendo las vergüenzas financieras de su fundador, Jordi Pujol, y todos los restantes partidos catalanes han hecho coro para intentar eliminar un competidor electoral y dar apariencia de que la corrupción no va con ellos.

Una pena, que algunos de esos mismos partidos, no hagan pronunciamientos anticorrupción concretos igualmente severos y petición de comisiones de investigación igualmente urgentes contra la Jefatura del Estado, que es la cabeza dirigente de la corrupción en España, adornada con la impunidad absoluta hecha ley. Se supone que si hablamos de acciones "ejemplarizantes" habría que empezar por la cabeza. Pues no, eso al parecer "no toca".

Se podría pedir una comisión de investigación para investigar al dos veces ministro de Hacienda Montoro, al que se le salía la baba por la boca de satisfacción en la comparecencia sobre Pujol, y que ha usado la "puerta giratoria", para pasar de los negocios a la política, de esta a los negocios, de estos nuevamente a la política, con las mismas significativas personas acompañándole del negocio a la política y viceversa y con los indicios suficientes para no dejar nunca más los negocios.

Como muestra, la existencia en sus empresas de ex-cualificados técnicos de Hacienda (y él mismo, supuestamente), asesorando a multinacionales como Cemex para evitarles pagar a la Hacienda española que el señor ministro supuestamente desfalca en su propio beneficio a través de supuestos testaferros que una "comisión de investigación" debería conocer.

Los mismos que piden la comisión de investigación contra Pujol, no lo hicieron cuando la dirigente del PP, Alicia Sanchez Camacho se negó a comparecer ante el Parlament por el tema de las escuchas en La Camarga que ella misma montó con el para-policía del PSC , José Zaragoza, siendo Alicia Sánchez diputada del mismo, y ahora, esta misma se apoya en la "izquierda" en su lucha por deslegitimar al máximo, en realidad, no ya a Pujol, sino al proceso independentista.

No es descubrir el Mediterráneo decir que el famoso 3% de comisiones (o el 5% o el 10%) es norma en todos los ayuntamientos con volumen relativamente importante de obra, en el que la inmensa mayoría de partidos tanto de "derechas" como de "izquierdas" han chupado. Y no hablemos ya de los sobornos en forma de puestos de trabajos o concesión de pisos oficiales. Eso ya impregna de basura incluso a partidos "revolucionarios".

El problema es que los partidos de "izquierdas" y "revolucionarios" que entran al trapo de las maniobras de la "justicia" monopolista contra la burguesía catalana, legitiman a dicha "justicia" y como no tienen independencia ideológica, son títeres de sus maniobras.

El rey (el anterior y el actual) y los poderes facticos son intocables no sólo para la "derecha", sino también para la llamada "izquierda".

Los banqueros no tienen necesidad de delinquir para robar a manos llenas. Simplemente, tasan por encima de su precio inicial sus activos, con ese valor ficticio, reparten dividendos que no corresponden al valor real de lo que poseen. Eso además de sus sueldos fabulosos y pluses, contratos blindados, jubilaciones multimillonarias y trapicheos varios ocultos por una Ley del Silencio compartida con todos los órganos del estado.

Y cuando estalla la burbuja y se descubre la estafa "legal", llamada ahora "ingeniería financiera", el estado, con nuestros impuestos paga lo que ellos se llevaron.

Pero claro ¿quién va a llevar a los banqueros a la cárcel? Que le pregunten al juez Elpidio, acosado y aislado por haberlo hecho durante una semana. ¿Quién va a montarles un "escrache" en sus palacetes? Y ¿quién va a pedir una comisión de investigación contra los políticos que deciden robar nuestro dinero para darlo a esos banqueros rateros?

O a los jueces que raro es el día que no prevarican a cambio de oscuras recompensas. O a los policías que espían diariamente a los ciudadanos y almacenan y después roban la droga en dependencias policiales. O a quienes indultan a sus mafiosos amigos, declarados culpables.

No se trata de exculpar a Pujol y su familia. Se trata, si hablamos de corrupción, de hablar claramente de las prioridades de dicho combate. Ocultar que dicha prioridad "anti-corrupción" debe ser la cabeza del estado corrupto neofranquista y su aparato del estado, dentro del cual está la putrefacta "justicia", supone desviar la atención de las masas con el objetivo de que no pongan en el punto de mira de su lucha a las más altas instancias del capital monopolista español y sus hipócritas partidos y medios de manipulación, tanto en España como en Catalunya.


La hora de la verdad del proceso catalán

Se acerca la hora de la verdad del proceso soberanista en Catalunya. La próxima Diada del 11 de Setembre será una prueba de los ánimos populares de cara a la consulta de 9 de Noviembre y si será capaz de superar las "trabanquetas" que las diversas clases burguesas ponen para que todo siga igual para los oprimidos.

No sólo están los sectores de la burguesía catalana más ligada a los monopolios españoles que convierten su "nacionalismo" en mera dependencia hacia el sacrosanto Tribunal Constitucional. También la cúpula del sector independentista en torno a la Assemblea Nacional Catalana (ANC) muestra su dependencia respecto a la OTAN, la UE y todo lo que sea poder de los monopolios internacionales.

De nada sirve que se luche por los problemas concretos e inmediatos que padece el pueblo, si al mismo tiempo se oculta el verdadero carácter imperialista y genocida del marco político y militar donde algunos pretenden encuadrar a la futura Catalunya independiente y no se manifiesta el apoyo a quienes luchan contra él.

No hace mucho la sectorial de la ANC elaboró un proyecto de "Defensa" de la Catalunya independiente en el que se decía que Reino Unido podía ser el país que ayudara a Catalunya a poner en pie la Fuerza Naval de su futuro Ejército. El imperialismo británico, perrillo faldero de EEUU, se convertiría así en el asesor principal del nuevo aparato estatal catalán y en todo caso, la Catalunya independiente, según dicho documento, debe estar en el seno de las instituciones internacionales de nuestro entorno (OTAN y UE).

La dirección de ANC publicó un comunicado en el que se decía que las opiniones oficiales de la ANC solo son los firmados por la Asamblea Nacional y sus órganos y no por las secciones sectoriales o territoriales, pero no entró en el contenido político-ideológico del documento sobre las fuerzas armadas catalanas. Sin embargo, son conocidas las posiciones favorables a la UE, la OTAN e incluso al sionismo, de relevantes personajes del independentismo catalán.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), partido al que todas las encuestas dan como partido ganador en unas próximas elecciones, es un partido defensor del feudal Dalai Lama, de los nazis croatas y de la destrucción de Yugoslavia y por tanto, nada enemigo de la OTAN y la UE.

Igualmente, el partido de la burguesía catalana CDC, nunca ha ocultado sus simpatías por Israel, EEUU, UE y la OTAN. Respecto a la TV3, resulta vergonzoso en estos días escuchar su "información" sobre la guerra en el Este de Ucrania, son "más papistas que el papa", repitiendo los dictados de las agencias "informativas" del Pentágono, incluso engrandeciéndolas.

Igualmente la televisión de El Punt-Avui, de la iglesia católica catalana independentista. Es una vergüenza ajena escuchar cómo crean hechos falsos sobre la guerra en Ucrania de cosecha propia, que haría sonrojar por su burdo fanatismo pro OTAN, incluso a los especialistas del Pentágono.

Personajes independentistas como Pilar Rahola, considera a EEUU e Israel "las dos democracias más sólidas del planeta" y furibunda crítica de los supuestos "ataques" que recibe, no los palestinos, ¡sino Israel!.

De las fuerzas políticas catalanas, únicamente la CUP se manifiesta con claridad contraria a los organismos internacionales del imperialismo.

Después de la Diada del 11 de Setembre, la consulta a celebrar el 9 de Noviembre mostrará las fuerzas políticas que han recogido el mandato del pueblo para llevarla a cabo, independientemente de que la anule el Tribunal Constitucional y las maniobras coactivas y represivas que pueda llevar a cabo el aparato del estado.

Artur Mas ha dicho que la consulta se celebrará, pero eso supone que él mismo, con su voto, deberá estar en cabeza de la cola cuando se abra el colegio electoral. E igual que él todos quienes han hecho bandera del nacionalismo o del independentismo. Eso habrá que verlo.

En todo caso, a partir de ahí, la gente más consciente en Catalunya, debiera tener en cuenta que la futura Catalunya independiente si lleva a cabo como nación su "derecho a decidir" no deberá negar ese mismo derecho a la base de los barrios donde el pueblo trabajador elija en lista unitaria y abierta a sus representantes en sufragio universal, y la Asamblea Popular de cada Asociación de Vecinos en cada barrio sea realmente soberana para decidir y luchar por todas las cuestiones económicas, sociales y políticas que afectan al pueblo: urbanismo, paro, precios, viviendas, equipamientos, impuestos, represión y libertades, todo tipo de delincuencia, soborno y corrupción, representación política, lucha contra el imperialismo, etc., incluido la elección de sus representantes en la junta de la A.VV. por todos los vecinos y no solo por los socios, representantes estos revocables en todo momento por la Asamblea.

Ese nuevo sistema político paralelo y contrario al vigente (aunque no necesariamente supondría no utilizar en su primera fase también el actual) del que ya ha habido ejemplos en algunos barrios que han sido combatidos y aislados por corruptos vecinales y dirigentes de organizaciones autoproclamadas "revolucionarias", supondría a la larga en el terreno de la información política, acabar con la capacidad de las televisiones de los capitalistas para crear dirigentes y fuerzas políticas a su conveniencia y por otro lado, serviría para dotar la lucha de las masas de una legitimidad imposible de cuestionar por el enemigo.

Sin esa base organizada y combativa arraigada entre las más amplias masas y no solo en su vanguardia, el imperialismo y sus secuaces podrán manipular el proceso hasta convertir a Catalunya, sea dentro de España o fuera de ella, en una caricatura a su servicio.