www.socialismocientifico.com

Xi Jinping: Impulsar la modernización de la defensa nacional y las fuerzas armadas


Impulsar la construcción de la defensa nacional y del ejército 1

desfile-2009-d (447K)

Desfile del Ejército Popular de Liberación de China el 1º de Octubre de 2009

El equipo dirigente de la Comisión Militar Central y los oficiales de alto rango del ejército asumen una importante responsabilidad histórica en la dirección de la construcción de la defensa nacional y del ejército. Hemos de mantener la mente lúcida, apreciar más que nunca los enormes éxitos conquistados por los oficiales y soldados de generación en generación en la lucha incansable, tener en mucha estima las valiosas experiencias acumuladas en las largas prácticas y valorar mucho la alentadora situación de la construcción y desarrollo del ejército. Tenemos que trabajar con toda lealtad para el Partido y el pueblo y esforzarnos por llevar adelante sin cesar la construcción de la defensa nacional y del ejército.

Hay que llevar a cabo con premura y como es debido el estudio y la aplicación del espíritu del XVIII Congreso Nacional del Partido como la tarea política primordial. Los dirigentes a los diversos niveles deben, conforme a las disposiciones del Comité Central del Partido y la Comisión Militar Central, lanzar una fuerte campaña a este respecto. Hemos de estudiar y aplicar a fondo la concepción científica del desarrollo, estudiar el pensamiento del Partido sobre la construcción de la defensa nacional y el ejército bajo las nuevas circunstancias, definir sólidamente la posición guía de la concepción científica del desarrollo en dicha construcción y entender cabalmente las características y las leyes objetivas de la construcción de la defensa nacional y del ejército en las nuevas condiciones. Es necesario además sintetizar las valiosas experiencias creadas por el presidente Mu Jintao dirigiendo la construcción de la defensa nacional y del ejército, así como llevar a efecto las políticas y orientaciones de significación tras-cendental y las decisiones estratégicas definidas por el presidente Hu para esa construcción.

Hay que persistir sin vacilación en la dirección absoluta del Partido sobre el ejército. Esto atañe a la naturaleza y el propósito de nuestras fuerzas armadas, al porvenir y el destino del socialismo y a la paz y el orden duraderos del Partido y el Estado. Es la cantera fundamental en la que se sustenta nuestro ejército y el alma de su construcción. Debemos colocar en primer plano la formación ideológica y política en todas las áreas de la construcción del ejército, para que la dirección absoluta del Partido sobre el ejército se arraigue en la mente de los mandos y combatientes y que todas las fuerzas armadas sigan decididamente las órdenes del Comité Central del Partido y de la Comisión Militar Central en todo momento y bajo toda condición; reforzar la construcción del Partido en el ejército y garantizar que el Partido controle firmemente las fuerzas armas en lo ideológico, político y organizativo; recurrir a las convicciones políticas como medida a la hora de reconocer y designar a los oficiales para garantizar que nuestro armamento vaya a las manos de aquellos que son confiables y leales al Partido; aplicar con rigor la disciplina política y organizativa, defender con firmeza la autoridad del Comité Central del Partido y la Comisión Militar Central y garantizar el cumplimiento sin contratiempo de las órdenes administrativas militares.

Es necesario cumplir resueltamente todas las tareas de la lucha militar. Todo el ejército debe conocer a fondo su importante posición y papel en el conjunto de la estrategia de seguridad y desarrollo del Estado, persistir sin vacilación en colocar en el primer plano la soberanía y la seguridad del Estado y en considerar como lo primordial los preparativos para la lucha militar; acrecentar de manera integral su capacidad de disuasión y de combate real en el contexto de la era de la informatización y salvaguardar con resolución la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del Estado. Todo el ejército debe conceder importancia estratégica al adiestramiento militar y elevar ininterrumpidamente su capacidad de combate real.

En consonancia con el principio del desarrollo integral, tenemos que potenciar la revolucionarización, la modernización y la regularización de nuestras fuerzas armadas. Debemos persistir en el punto de vista integral al promover la construcción del ejército e impulsar el desarrollo integral de los asuntos militares, la política, la logística y el equipamiento, así como los trabajos de todos los dominios, en aras a elevar constantemente el nivel integral de la construcción del ejército. Debemos aplicar concienzudamente la orientación estratégica militar de defensa activa en el nuevo período, fomentar activamente el desarrollo innovador de la estrategia militar, y desplegar a plenitud el papel orientador general de la estrategia militar para con los distintos aspectos y trabajos de la construcción del ejército; poner en práctica electiva los temas y líneas principales de la defensa nacional y la construcción del ejército, fomentar el notable progreso en el desarrollo del carácter científico de la defensa nacional y la construcción del ejército, y conseguir avances esenciales en el aceleramiento del cambio de manera efectiva de la modalidad de formación de la fuerza combativa; impulsar exhaustivamente la reforma militar con peculiaridades chinas, y dedicar mayor energía a estructurar el sistema moderno de fuerzas militares con peculiaridades chinas.

Tenemos que mantener siempre la gloriosa tradición y el excelente estilo de nuestro ejército, heredar y desarrollar las gloriosas tradiciones y excelentes estilos cultivados por los presidentes Mao Zedong, Deng Xiaoping, Jiang Zemin y Hu Jintao, y fomentar con todo nuestro esfuerzo la modernización de la defensa nacional y la construcción del ejercito; orientar a los mandos y combatientes a aumentar la conciencia sobre las posibles adversidades, crisis y misión, de manera que se afiancen en las convicciones sin vacilación, no se relajen en lo ideológico, en la voluntad de lucha, ni en el estilo de trabajo, manteniendo siempre una inquebrantable voluntad revolucionaria y un vigoroso espíritu combativo. Debemos intensificar de manera efectiva la lucha contra la corrupción y el fomento de la moralidad administrativa del ejército. Los mandos de alto rango deben combatir la corrupción con una posición bien definida y dar el ejemplo en el cumplimiento de las estipulaciones relacionadas con la integridad moral y la autodisciplina.

No cabe duda de que con la sólida dirección del Comité Central del Partido y la Comisión Militar Central, con el fuerte apoyo del pueblo de todo el país y los esfuerzos concertados de todas nuestras fuerzas armadas, podremos materializar el grandioso objetivo de la modernización de la defensa nacional y del ejército.


Construir una defensa nacional sólida y un ejército poderoso 2

Todo el ejército debe, enarbolando la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas y tomando como guía la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo, implementar plenamente el tema y la línea principales de la construcción de la defensa nacional y el ejército, poner en práctica de forma concienzuda la disposición estratégica para la defensa nacional y el desarrollo del ejército definida por el XVIII Congreso Nacional del Partido, y tener presente que el acatamiento de la dirección del Partido es el alma del fortalecimiento del ejército, la aptitud de luchar y triunfar en el combate es su esencia y la administración del ejército con rigor y conforme a la ley es su base. Deben redoblar sus esfuerzos por la revolucionarización, la modernización y la regularización del ejército en todos los sentidos.

Hay que situar siempre la formación ideológico-política en el primer lugar de la construcción del ejército en todas sus labores y persistir en la correcta orientación política de dicha construcción. Debemos educar infatigablemente a nuestros mandos y combatientes en el sistema teórico del socialismo con peculiaridades chinas, inculcarles constantemente la concepción de los valores clave del militar revolucionario contemporáneo 3, desarrollar con empeño las gloriosas tradiciones y el excelente estilo de trabajo de nuestro ejército y consolidar la base ideológica de los mandos y combatientes de mantener en alto la gran bandera, acatar el mando del Partido y cumplir su misión.

En la actualidad y en un futuro inmediato, la tarea más importante de la formación ideológico-política consiste en estudiar y aplicar el espí-ritu del XVIII Congreso Nacional del Partido. Es necesario prestar atención a la integración de la teoría con la práctica y persistir en la aplicación de lo aprendido en nuestras acciones prácticas para ejercitar de manera efectiva el espíritu del XVIII Congreso Nacional del Partido en las prácticas de la construcción del ejército y el cumplimiento de las operaciones militares.

Hay que hacer los preparativos para la lucha militar según lo requerido por el combate real, fomentar constante-mente entre los mandos y combatientes la idea consistente en que los militares deben participar en el combate, los oficiales deben comandar el combate y el entrenamiento sirve al combate real, persistir en el entrenamiento riguroso y estricto de las tropas partiendo de las nece-sidades del combate real y en el fomento de la modernización, dando prioridad a los preparativos para la lucha militar, y elevar de manera global la capacidad de cumplir una pluralidad de misiones militares, en especial la de ganar la guerra parcial en la era de la informatización. Hemos de cumplir sin reserva alguna el principio de la administración del ejército conforme a la ley y con rigor, cultivar en las tropas las excelentes prácticas militares, tales como respetar estrictamente la disciplina, acatar estrictamente las órdenes y las prohibiciones y actuar al unísono. Es necesario concentrar siempre el trabajo en los niveles de base para sentar sólidos cimientos en la construcción del ejército y su fuerza combativa.

Primer portaviones de la República Popular China

La materialización de la gran revitalización de la nación china constituye el sueño más grandioso acariciado por nuestra nación en la era moderna. Cabe decir que este sueño es el sueño del fortalecimiento del país y, hablando del Ejército, es también el sueño de su fortale-cimiento. Para materializar dicha revitalización, hemos de persistir en la concordancia entre la prosperidad del país y la fortaleza del ejército, y esforzarnos por construir una defensa nacional sólida y unas fuerzas armadas poderosas. En primer lugar, debemos recordar bien que el estricto acatamiento de la dirección del Partido es el alma del fortaleci-miento del ejército. Hay que persistir sin vacilación en la dirección del Partido sobre el ejército, y obedecer y seguir al Partido sin vacilación en todo momento y bajo toda condición. En segundo lugar, debemos recordar bien que la aptitud de luchar y triunfar en el combate es esencial para hacer poderoso el ejército, llevar a efecto la construcción y los preparativos según lo requerido por la guerra, y asegurar que nuestro ejército esté listo para agruparse al primer lla

mado y sea invencible en la batalla. En tercer lugar, debemos recordar que la administración del ejército conforme a la ley y con rigor constituye la base del fortalecimiento de éste, y mantener el estricto estilo de trabajo y la disciplina acérrima para garantizar la alta concentración y unidad, la seguridad y la estabilidad del ejército.

En la expedición por la materialización de la gran revitalización de la nación china, nuestro heroico ejército desarrollará su tradición y abrirá nuevas perspectivas para cumplir eficazmente la misión histórica que asuma.


Construir un ejército de acatamiento del mando del Partido,
aptitud para la victoria en la batalla y excelencia en el estilo 4

Todo el ejército debe aplicar íntegramente el espíritu del XVIII Congreso Nacional del Partido, enarbolar la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, tomar como guía la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo. Deberá tener bien presente el objetivo planteado por el Partido de fortalecer el ejército en la nueva situación y reforzar en todos los aspectos su revolucionarización, modernización y regularización, luchando por construir un ejército popular de acatamiento del mando del Partido, aptitud para la victoria en la batalla y excelencia en el estilo.

Construir este tipo de fuerza es el objetivo del Partido para fortale-cer el ejército en las nuevas circunstancias. El acatamiento del mando del Partido es el alma que determina la orientación política de la cons-trucción del ejército; la aptitud para la victoria en la batalla es el núcleo que refleja la función básica del ejército y el objetivo fundamental de su desarrollo; y la excelencia en el estilo es la garantía de la naturaleza, el propósito y el carácter del ejército. Todas nuestras fuerzas armadas deberán captar con precisión este objetivo de fortalecimiento del ejército, para dirigir la construcción, la reforma y los preparativos para la lucha militar del ejército, haciendo esfuerzos por llevar a un nuevo nivel la construcción de la defensa nacional y del ejército.

Para consolidar el alma del fortalecimiento del ejército, o sea el acatamiento del mando del Partido, tenemos que persistir sin vacilación en el principio de la dirección absoluta del Partido sobre el ejército, y en el propósito básico del ejército popular de servir de todo corazón al pueblo, asegurando que este ejército sea absolutamente leal, íntegro y confiable, y que en todas sus acciones responda al mando del Comité Central del Partido y la Comisión Militar Central. Debemos aferrarnos a la esencia del fortalecimiento del ejército, la aplitud de luchar y triunfar en el combate, afianzar la idea de que los militares deben participar en el combate, los oficiales deben comandar el combate y el entrenamiento sirve al combate real, tener siempre presente el principio de que la capacidad combativa es la única norma fundamental, y promover el desarrollo y la preparación de nuestras fuerzas armadas para que estén a la altura de las necesidades de la guerra, estando listas para agruparse al primer llamado y ser invencibles en la batalla.

La excelencia en el estilo de trabajo es el rasgo inequívoco y la superioridad política de nuestro ejército, tenemos que fomentar la mejora del estilo de trabajo en todas las labores de la construcción y administración del ejército, empeñándonos de veras en procurar resultados efectivos, adoptar una actitud pragmática y hacer mayor esfuerzo en la aplicación, con el fin de consolidar la base del fortalecimiento del ejército, o sea, la administración del ejército conforme a la ley y con rigor, y mantener la buena imagen del ejército popular formada desde hace mucho tiempo.

Debemos planificar el desarrollo económico y la construcción de la defensa nacional con una visión de conjunto, y esforzarnos por la integridad de un país próspero y un ejército poderoso. Igualmente, tenemos que promover todavía más la gran integración del desarrollo militar y civil, y persistir en el principio de orientación por la demanda y dirección del gobierno, con el fin de conformar una configuración de desarrollo donde las industrias militares y civiles se integren en gran medida en las instalaciones infraestructurales y otros importantes dominios. Es menester desplegar el espíritu de lucha ardua y vida y vida sencilla, practicar un estricto régimen de ahorro, combatir el despilfarro y hacer un buen uso de los fondos militares para que las inversiones en la defensa nacional tengan una máxima rentabilidad.

Asimismo, es indispensable exaltar la tradición gloriosa del ejército de apoyo al gobierno y amor al pueblo y la del pueblo de apoyo al ejército y de atención a las familias de los militares, y desplegar actividades como el fomento conjunto entre el ejército y el pueblo de la civilización socialista en lo espiritual y el de armonía. Los comités del Partido y los gobiernos de los diversos niveles deben interesarse y apoyar la construcción de la defensa nacional y del ejército, reforzar la educación en la defensa nacional, afianzar la conciencia de todo el pueblo sobre ésta, para que el preocuparse, el amar, el construir y el salvaguardar la defensa nacional se conviertan en el consenso ideológico y acciones conscientes de la sociedad.


Notas:

1 Puntos esenciales del discurso pronunciado en una reunión ampliada de la Comisión Militar Central el 16 de Noviembre de 2012. Perteneciente al libro "La gobernación y administración de China", de Xi Jinping, páginas 268-272, editado en los idiomas chino, inglés, francés, ruso, árabe, español, portugués, alemán y japonés. Publicada y distribuida por Ediciones en Lenguas Extranjeras, Beijing, 2.014.

2 Puntos esenciales del discurso pronunciado en una inspección de trabajo a la Zona de Guerra de Guangzhou los días 8-10 de diciembre de 2012.

3 Los valores clave del militar revolucionario contemporáneo son: ser leal al Partido, amar al pueblo, servir al Estado, entregarse a la misión y adorar el honor.

4 Puntos esenciales del discurso pronunciado en la reunión plenaria de la delegación del Ejército Popular de Liberación durante la I Sesión Plenaria de la XII Asamblea Popular Nacional el 11 de marzo de 2013.