www.socialismocientifico.com
9-n-vota-2 (6K)

Las "garantías y legalidad democráticas" de la Consulta catalana las creará el pueblo votando masivamente el 9 de noviembre


cup-quim.arrufat (392K)

El diputado Quim Arrufat. La CUP abandonó
el "lodazal" de reuniones electoralistas entre
partidos para centrarse en el éxito del 9N


23-10-2.014


ACTUALIZACIÓN 25/102014

Ayer, el día posterior a ser publicado este artículo, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy hizo una declaración en Bruselas, en la que lo confirmó.

Uilizando los mismos argumentos de ICV-EUiA, PSC-PSOE, PP y Ciutadans, repitió que la Consulta de 9N "no tiene garantías democráticas", demostrando que el estado y sus aliados en Catalunya quieren empequeñecer la Consulta 9N para evitar la participación masiva del pueblo en los colegios electorales, votando.

Las posiciones de las cúpulas de CCOO y UGT hablando ayer también de una "gran jornada de movilización", sin definirse en torno al voto, al igual que ICV-EUiA y PSC-PSOE, van en esa misma línea, pretendiendo introducir elementos que distraígan al pueblo del objetivo esencial de la jornada que es votar sobre su futuro político y éste se limite a expresar una "protesta" con 4 gritos o firmas.

El objetivo final del estado y sus servidores, es conseguir una baja participación de votos para poder minimizar, devaluar y deslegitimar, a través de todos los principales medios de comunicación, incluidos los medios en Catalunya, la decisión del pueblo catalán.

El pueblo catalán debe desmontar estas maniobras del aparato del estado y sus agentes en las TV, diarios y cúpulas de partidos y sindicatos monopolistas disfrazados de "izquierdas" e ir a Votar el 9N, aunque prohíban la Consulta.

Si es cierto que el president de la Generalitat no convocará la Consulta para que la acción no pueda ser impedida por el estado, tampoco la puede desconvocar.

Así pués, todo está manos de los ciudadanos y de hacer realidad, por fín, "Volem Votar" el 9N.



Los hechos

27-9-2014

ICV-EUiA no asisten a la firma de la Consulta en el Palau de la Generalitat, al que si asistieron los demás partidos partidarios de la consulta, por considerarlo un acto del gobierno y no de los partidos y que no era necesario ir "para hacerse una foto".

7-10-2014

Joan Herrera, llamó a afrontar con "realismo" los próximos pasos. "Cada día que pasa hay menos garantías democráticas" para celebrar la consulta y aseguró que no se puede "perpetuar demasiado en el tiempo" la actual situación. "Si llega el momento de certificar el final de la consulta, habría que hacer un análisis compartido en el marco unitario de las fuerzas que la defendemos", insistió.

11-octubre-2014

Coordinadora Nacional de ICV, Dolors Camats: "Cada vez hay menos garantías democráticas en la Consulta".

"No estamos encontrando estas garantías, estos instrumentos, en lo que el Govern plantea", ha afirmado Camats, para quien el objetivo "no es solo garantizar una consulta a cualquier precio, sino también votar de una forma digna".

Ha remarcado que su voluntad es que la consulta soberanista se celebre el 9 de noviembre con todas las garantías como acordaron los partidos favorables a la consulta y salvarlo con "democracia y dignidad, no hay otra".

"Salvarlo quiere decir hacer la consulta y si no se puede hacer, reservar la fuerza y dejar claro que este país quiere votar. Y que si el 9N no vota, lo hará en otro momento y votará seguro", ha afirmado, para lo que ha mostrado la prioridad de preservar la fuerza y la movilización.

13-10-2014

El Govern ha planteado a los partidos del bloque soberanista (CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP) que no puede hacerse la Consulta en los términos del decreto de convocatoria, que está suspendido por el Tribunal Constitucional.

Artur Mas les propone utilizar en su lugar una consulta como "proceso de participación ciudadana", que no ha sido recurrida por el gobierno.

14-10-2014

Artur Mas insiste a los partidos del bloque soberanista, como alternativa, utilizar los articulos no derogados por el TC y hacer una Consulta participativa

Todos los partidos se oponen, especialmente ERC, que durante la reunión del bloque tuvo palabras muy duras contra Artur Mas, acusándolo de "negligencia en la gestión".

ERC, ICV-EUiA y la CUP propusieron que el Parlament votara la declaración de independencia y dar paso a un proceso constituyente.

14-10-2014

Joan Herrera (ICV-EUiA) da por roto el acuerdo por la Consulta.

"El acuerdo que teníamos ya no existe"

17-10-2014

Joan Herrera ICV a El País: "No iré a votar el 9-N".

"El objetivo era una consulta con las garantías democráticas del decreto y la ley: principio de neutralidad, debate, pluralidad. Y si no se puede, no puedes dar gato por liebre."

"La propuesta de Mas no es honesta con la ciudadanía"

19-10-2014

ANC y Omniun, concentran 110.000 personas en la Plaza de Catalunya. Carme Forcadell transmite el acuerdo de las bases de ANC de apoyar el 9-N y pedir elecciones plebiscitarias en tres meses.

19-10-2014

El coordinador general de EUiA, Joan Josep Nuet, pide a los catalanes que salgan "a la calle, aunque habrá gente que irá a votar y gente que no votará, pero protestará".

20-102014

David Fernández a Catalunya radio:

"Deberían votar más de 2 millones de personas, en esto nos volcaremos".

Ha insistido en la apuesta que ha realizado su formación en favor del "proceso participativo" emprendido por el Gobierno de Artur Mas.

"El 9N debe mantenerse por respeto a la gente y a su voluntad de votar", ha apuntado antes de añadir que "es una etapa más hacia la plena libertad" y que la CUP lo ve como "un acto de ruptura democrática y de desobediencia".

20-10-2014

Francesc Homs anuncia un preacuerdo con la CUP para crear una "unidad técnica" de cara a la consulta.

20-10-2014

La CUP informa que no ha llegado a ningún acuerdo bilateral con CiU en relación con la consulta del 9N.

20-10-2014

A mediodía Junqueras (ERC) y Herrera (ICV-EUiA) han almorzado juntos y, tras el encuentro, han expresado su malestar con el Govern por anunciar un preacuerdo para rehacer la "unidad técnica" sobre el 9N cuando este preacuerdo no existe.

Joan Herrera volvió a decir: "La consulta ya no es consulta" y EUiA, volvió a apelar a una "gran movilización de protesta".

20-10-2014

ERC y ICV-EUiA exigen "elecciones inmediatas" y acuerdan 3 puntos que trasladan a la CUP por si los quiere firmar:

"1) El Govern ha renunciado a la consulta del 9N en los términos acordados. 2) Hace falta una movilización unitaria, masiva y contundente para poner de relieve que el Gobierno del PP no deja votar a los catalanes el 9N. 3) Exigen la "convocatoria inmediata de elecciones" en Catalunya".

21-10-2014

La CUP pide no se use su propuesta como arma arrojadiza partidista. Se han mostrado preocupados y decepcionados por el clima preelectoral y el uso partidista que considera que se está haciendo de la consulta soberanista del 9N, y ha pedido que las 11 condiciones que exige para garantizarla no se utilicen como "arma arrojadiza" entre partidos.

En un comunicado, la formación independentista ha sostenido que estos 11 requisitos "debían ser parte de la solución, y no un arma en la disputa partidista", por lo que ha asegurado que no contribuirá a alimentar este clima.

La CUP ha aseverado que seguirá trabajando por el compromiso de celebrar la consulta soberanista con las máximas garantías posibles.

La CUP abandona las conversaciones entre partidos y se centrará en hacer de un 9-N éxito. Y deja para después del 9-N los temas electorales y posteriores a la Consulta.

Quim Arrufat declara que "El terreno de los partidos es un terreno venenoso, endogámico y de suma cero. Es un lodazal en el que nos estamos quedando enganchados".

21-10-2014

UPyD denuncia a Artur Mas ante la fiscalía del Tribunal Superior de Catalunya por la convocatoria de la Consulta como acto de "participación ciudadana" por considerar que se trata del mismo referéndum paralizado por el TC que contiene la misma pregunta y acusan a Mas de los delitos de "prevaricación, malversación de caudales públicos y coacciones".

22-10-2014

Oriol Junqueras defiende la celebración de la Consulta a la salida de su reunion con Artur Mas, pero insiste en la convocatoria de elecciones "cuanto antes".

22-10-2014

Dolors Camats (ICV) a la salida de la Comisión Ejecutiva de ICV dice que han logrado consensuar un decálogo sobre el 9N en el que llama a la movilización ciudadana durante esa jornada de la forma que considere oportuno -acudiendo a votar o no.

Habla de realizar el 9-N una gran movilización "en formatos diferentes", pero dejando claro que "no puede equipararse con una consulta porque no conlleva un mandato democrático ni tiene las garantías necesarias".

"Lo que queremos es que el 9N sea una jornada masiva de movilización para reivindicar el 'derecho a decidir' y la convocatoria de elecciones anticipadas en Catalunya en una fecha que Mas consensúe con el resto de fuerzas soberanistas".


La valoración política

El president de la Generalitat, Artur Mas, llegó a la conclusión de que el enfrentamiento abierto con el estado después de que éste paralizara la Consulta, pondría en peligro la materialización del objetivo masivamente asumido de "Volem votar". En tal circunstancia, decidió y así lo comunicó a los partidos, celebrar la Consulta 9-N como un acto de "participación ciudadana".

El retroceso de Artur Mas refleja el temor de la burguesía catalana de que el proceso catalán, que hasta ahora había estado concernido al marco de la ley monopolista del estado, se convirtiera en proceso revolucionario entre el pueblo catalán y el estado reaccionario español.

Ese proceso revolucionario podría significar la desaparición del escenario política de las clases burguesas como protagonistas del "dret a decidir" y la consiguiente incorporación de un contenido de clase trabajadora a la lucha nacional en Catalunya.

La CDC de Artur Mas no cambia de sentido sus posiciones nacionales sino que lo amolda a intentar conseguir la independencia (tutelada por la OTAN y la UE, no se olvide esto) de la manera más pacífica posible sin que las consecuencias de un enfrentamiento frontal contra el estado le deje fuera de la dirección del movimiento y pueda llegar a liquidar la influencia que hasta ahora han tenido en las fuerzas nacionalistas catalanas, el imperialismo de EEU y la UE.

En CDC prima también la necesidad que hoy es compartida por la mayoría de la población catalana de conseguir rápidamente el reconocimiento internacional como aspecto esencial, una vez declarada la independencia, y por tanto, quieren que el proceso hacia la independencia sea "pacífico, democrático y legal", entendiendo por "legal" no tener que enfrentarse con la imposición represiva de la legalidad monopolista.

Es cierto que es probable que ello no pueda ser así, pero las masas, como decía Lenin, han de educarse en su propia experiencia práctica y en ese sentido la Consulta 9N convertida en "proceso participativo" ideado por Artur Mas, después del boicot del estado a la convocatoria oficial, merece un apoyo total, especialmente de quienes se auto llaman "de izquierdas" y no digamos ya de los comunistas que deben ser conscientes de la correlación de fuerzas existente y cómo transformarla.

Además, no es solo ese el factor que hay que tener en cuenta. Porque ¿sólo CDC y Artur Mas están en una situación de renuncia parcial?

Es evidente que no. ERC, partido que agrupa a sectores pequeñoburgueses y de la aristocracia obrera, aunque también a trabajadores explotados y en situación precaria, según todas las encuestas, es hoy el partido mayoritario en influencia política en Catalunya y aparentemente ocupa una posición más nítidamente independentista que CDC.

Sin embargo sus posiciones en la práctica acerca de la OTAN y las dos superpotencias imperialistas del planeta, EEUU y UE, son exactamente iguales que las de CDC, lo que equilibra su nivel de "independentismo tutelado" con el del partido de Artur Mas.

Por otro lado, Oriol Junqueras, hace un mes, cuando ERC era ya la 1ª fuerza política catalana según todas las encuestas (avaladas por las elecciones europeas) cuando le preguntaban los periodistas por elecciones anticipadas, repetía constantemente que no entraba en sus cálculos, que para él, solo contaba celebrar la consulta.

Sin embargo, ahora, cuando la Consulta está a pocos días, y todos los partidos supuestamente soberanistas deberían estar exclusivamente centrados en su éxito, no hay un solo día que no hable de elecciones anticipadas.

Esta enorme contradicción, sólo se puede explicar porque ERC sabe que, en la medida que el 9N esté legitimado por una amplia participación popular, -que es lo único que le dará "garantías", "legitimidad democrática" y posterior "legalidad" al proceso-, ello redundará en beneficio de CDC que sería, en definitiva, quien ha creado la cuadratura del círculo de conseguir que el pueblo vote (o intente votar) las mismas dos preguntas de la Consulta bloqueada anteriormente por el Tribunal Constitucional. Y ello a pesar de la deslegitimación de hecho, durante los días del 12 al 21 de octubre, de la "consulta participativa", por parte de ICV, EUiA y ERC.

ERC demostró claramente sus intenciones el lunes 20 de octubre cuando pactó con ICV-EUiA y estos los enviaron a la CUP, tres puntos que significaban enterrar la consulta: "1) el Govern ha renunciado a la consulta del 9N en los términos acordados. 2) Hace falta una movilización unitaria, masiva y contundente para poner de relieve que el Gobierno del PP no deja votar a los catalanes el 9N. Y 3) Exigir la "convocatoria inmediata de elecciones" en Catalunya". Afortunadamente la CUP se negó a tal maniobra, electoralista por parte de ERC y auto justificativa por parte de ICV-EUiA.

ERC, en ese hecho demostró tan grande ansiedad electoralista y tanto le cegó ésta, que no supo ver que una deslegitimación de la nueva Consulta participativa, significaría de hecho liquidar unas posibles elecciones plebiscitarias por la independencia, para dejarlas en simples elecciones autonómicas anticipadas. ¿Qué fue lo que le obligó a rectificar parcialmente después? Simplemente, sus propias bases que en gran cantidad ya se habían apuntado como voluntarios de la Consulta ideada por Artur Mas, que la cúpula del partido se atrevía a descalificar en su acuerdo conjunto, -el "lunes negro" de ERC-ICV-EUiA- el 20 de octubre de 2014.

ICV-EUiA, agarrándose a un clavo ardiendo han dicho durante estos días que la segunda consulta está devaluada una vez que Artur Mas ha retirado la primera debido al bloqueo del estado.

Pero en primer lugar cabe preguntar ¿realmente la consulta la devalúa o deslegitima el aspecto formal de su convocatoria o lo haría una escasa participación de quienes son llamados a ella? Es la conciencia que se crea en el pueblo en ese proceso lo determinante para legitimar o deslegitimar, no las "garantías" que pueda conceder la ley o la condescendencia del estado. La actitud de proclamar que no van a votar sino que van a hacer "una movilización para protestar" porque el Gobierno no autoriza la consulta, el mismo día que esta se realiza, es otra evidente contradicción absurda.

Es cierto que ICV-EUiA pueden especular con que el estado la prohibirá y la consulta no tendrá lugar, con lo que su postura actual podría quedar justificada. Pero olvidan que si el estado lo impidiera nuevamente, ellos habrían sido cómplices con su actitud actual deslegitimando la consulta, en esa posible decisión represiva del estado.

Con sus afirmaciones sobre las escasas garantías, son ellos quienes deslegitiman y demuestran que, en realidad ICV y EUiA, jamás han asumido el derecho de autodeterminación (en la práctica que es donde asumen las cosas), que se han acostumbrados a estar "liberados" con trabajos enchufados y han perdido el contacto con las luchas y están controlados firmemente por el aparato del estado a través de IU.

En segundo lugar, en un momento supuestamente solemne, cuando el president de la Generalitat firmó el decreto de la Consulta en el Palau de la Generalitat, en presencia de CDC, UDC, ERC y CUP, la coalición ICV-EUiA no asistió pretextando que no era cuestión de "hacerse otra foto" y que aquello era un acto del gobierno, dando otro paso importante para deslegitimar la Consulta.

De hecho con todas las vacilaciones, inconsecuencia y negativas en este proceso está claro que ICV-EUiA han intentado torpedear, más que apoyar, el derecho a decidir. Y su actitud anarquista actual de "permitir" que cada cual obre como quiera, votar o no votar, se debe a la presión que sufren desde abajo, de muchos afiliados descontentos y otros que están abandonando dicha fuerza política.

Solo la CUP ha sido capaz de actuar con coherencia y agilidad a los cambios producidos en el proceso. Han demostrado capacidad táctica, realizando una propuesta de unidad "técnica" que al final ha sido abortada por ERC y EUiA y por la imprudencia precipitada del portavoz del Govern, Francesc Homs, al revelarla en rueda de prensa antes de tiempo; han sido capaces de apartarse a tiempo de la maniobra de ERC y ICV-EUiA de formar un frente para deslegitimar la consulta exigiendo "elecciones inmediatas" y se han volcado en la calle, dejando a un lado el fango político maniobrero.

A fecha actual, 23-10-2014, el estado aún no se ha pronunciado. El partido neofascista UPyD, ante la fiscalía del Tribunal Supremo de Catalunya ha denunciado al president Artur Mas por "prevaricación, malversación de caudales públicos y coacciones" y ha indicado que la nueva consulta tiene la misma pregunta que la anulada por el TC. No se sabe aún si el estado a través de sus "tribunales" políticos-represivos prohibirá la Consulta participativa del 9N o simplemente la devaluará a través de sus medios de manipulación y sus agentes en los partidos.

En los dos casos, el estado español, perderá y ello será una gran noticia para el pueblo catalán.

No cabe duda que todos estos hechos pasarán factura a los partidos oportunistas que han utilizado / utilicen el deber sagrado hoy para los catalanes que significa su derecho a decidir como nación, y pretendan transformarlo en meros réditos electorales, aunque con la boquita pequeña hayan declarado lo contrario.

La CUP tiene un gran horizonte político si continúa uniendo su voluntad con las masas con la inteligencia combativa, y CDC, si quiere sobrevivir al fango de otros, no tiene otra salida que no permitir al estado impedir la Consulta y poner las urnas el 9N en todos los sitios donde se pueda, digan y hagan lo que quieran, el estado, sus instituciones y partidos, abiertamente o de forma encubierta.