www.socialismocientifico.com

Más de 2.300.000 catalanes votan en su referéndum, 80,76% sí-sí, a pesar de la prohibición, amenazas y guerra sucia del estado


Mas-colas-para-votar-tras-el-9 (74K)

Cola de votantes hoy, dia 10, en Palau Robert de Barcelona


10-11-2.014


El pueblo catalán votó a pesar del estado español y las cúpulas oportunistas

A pesar de las prohibiciones y amenazas del aparato "Tribunal Constitucional" y su coalición PP-PSOE.

A pesar de las maniobras pioneras de ICV-EUiA, PSC-PSOE y cúpulas sindicales para devaluar la votación, que aún continúan, intentando desviar la atención del voto hacia supuestas "movilizaciones" paralelas, aduciendo "falta de legitimidad democrática" de la Consulta, que después fue repetida por activa y por pasiva por Rajoy y todos los fascistas que se oponen al derecho a decidir de los catalanes.

A pesar de las vacilaciones electoralistas de la cúpula de ERC, que a punto estuvo de pactar con ICV-EUiA, el lunes 20 de octubre, el entierro de la Consulta, exigiendo "elecciones inmediatas" como alternativa a una consulta "devaluada", y de lo cual se tuvo desdecir gracias a la oposición de la CUP y de sus propias bases que ya se habían apuntado como voluntarios.

A pesar de las continuas amenazas de intervención contra el president de la Generalitat Artur Mas y los funcionarios voluntarios, de fiscales, gobierno, jueces y partidos fascistas españoles. La vicepresidenta Soraya Santamaría llegó a decir en rueda de prensa que Artur Mas estaba obligando (algo absolutamente falso) a los 6.000 funcionarios de los 41.000 voluntarios y que ello "podría tener consecuencias en el futuro para ellos", lo cual supone una amenaza eterna contra su futura vida laboral y derechos civiles de todo ciudadano actuando como voluntario.

Hoy día 10, continúan largas colas de catalanes que trabajaban el domingo o no se podían trasladar al domicilio que consta en su DNI, votando en el Palau Robert, centro de información de la Generalitat en Barcelona. Recordemos que el 9-N, a diferencia de las elecciones oficiales, no proporcionaba a todo trabajador las 4 horas pagadas libres para poder ir a votar, por lo que la Generalitat estableció desde hoy día 10, hasta el día 25, ocho puntos de votación que al igual del día 9 centralizan en una base de datos temporal el DNI, lo cual hace imposible la votación repetida.

Ello significa que los 2.300.000 votos actuales podrían llegar a ser bastantes más al final, llegando a un nivel de participación similar a las últimas europeas, éstas celebradas siempre con toda clase de propaganda electoral multipartidista en todas las televisiones. En las condiciones dadas, ¿se puede minusvalorar el significado refrendario de las elecciones de ayer? Para el estado, PP, Ciutadans, UPyD, PSOE, UDC e ICV-EUiA, sí se puede.


La táctica desmoralizadora del PSOE y ICV-EUiA

Dejaré a un lado a PP, Ciutadans, UPyD y la UDC de Duran Lleida, que ya están desenmascarados en Catalunya.

Pedro Sánchez, jefe del PSOE, ha venido hoy lunes 10 a Barcelona para en primer lugar reducir la participación que ya entonces llegaba a 2.300.000 personas, hablando de "casi dos millones" y en segundo lugar para proponer nuevamente la cantinela "federal" de reforma de la constitución cuyo contenido jamás ha concretado y por otra parte casi imposible de que salga adelante con el actual protocolo de reforma constitucional , blindado para que el neo franquismo dure largo tiempo: necesidad de 2/3 del Congreso, 2/3 del Senado, disolución inmediata de las Cortes. El Congreso y Senado elegidos deberán volver a aprobar por 2/3 la reforma. Solo después de pasar por todas estas barreras de obstáculos, tendría lugar el referéndum.

Hay otro impedimento para la reforma constitucional y es la potestad del gobierno bajo aprobación del Congreso, de la declaración del estado de alarma, de excepción o de sitio, regulados en el artículo 116 de la Constitución bajo los cuales es imposible disolver las Cortes, incluso aunque éstas hayan expirado su mandato.

Lo cual quiere decir que bajo el simple supuesto, por ejemplo de "Situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad", creado por poderes fácticos, que establece el artículo 4.d de la Ley Orgánica 4/1.981 que desarrolla la Constitución, la reforma de ésta puede ser impedida.

A Pedro Sánchez en su intento de devaluar el referéndum de hecho, realizado en Catalunya, se une Herrera de ICV-EUiA, que hoy continuaba con su consideración de "amplia movilización" sin hacer referencia alguna a los votos emitidos y negando que haya existido ni referéndum ni consulta. De esa manera, ambos envían un mensaje a quienes han votado: no sirve para nada votar por la independencia, porque ni siquiera es reconocida por sus propios promotores. De esa manera, cuando venga el referéndum "de verdad", según definen y esperan estos oportunistas, la gente común ya no le verá sentido a votar.

Esta táctica desmoralizadora de ICV-EUiA y sus portavoces Herrera, Camats y Mena, fue ya empleada por la dirección del PCE durante la reforma del franquismo, con convocatorias de "huelgas generales" sin tiempo suficiente para prepararlas, con lo cual fracasaban todas, frustrando a quienes participaban en ellas. También fue empleada en los años 90, por el PCC, integrante de EUiA, desde la CONFAVC, en la lucha contra los impuestos en el recibo del agua que agrupó a 100.000 familias durante años, que no pagábamos dichos impuestos, reculando poco a poco hasta aceptar una devaluación considerable de los objetivos iniciales.

El problema para estos lacayos del estado es que entienden por "garantías" y "legitimidad" las leyes establecidas y como nunca han estado a la vanguardia de las luchas reales sino para frenarlas, no pueden asumir que son las masas las que con su acción y participación imponen dichas garantías y legitimidad y permiten que estas puedan convertirse en leyes.

Al igual que la burguesía, interpretan el proceso histórico al revés: para ellos, la voluntad popular está sometida a la ley, cuando la realidad es que es la ley la debe estar sometida a la voluntad popular.


Candidatura unitaria encabezada por Artur Mas en elecciones plebiscitarias con un punto único por la independencia.

El president de la Generalitat merece encabezar unas elecciones plebiscitarias unitarias. Ha conseguido llevar a feliz término la Consulta, a pesar de todas las maniobras y predicciones catastrofistas. De hecho, ha demostrado más coherencia que los partidos oportunistas auto llamados "de izquierdas". En este camino, hasta ahora, CDC (hoy día ya, de hecho, no se puede hablar de CIU) ha contado con la importante colaboración de la CUP.

ERC contempla con disimulada preocupación cómo se diluye su "sorpasso" a CDC, especialmente, después de su aciago lunes 20 de Octubre y su intento de aislar y desprestigiar a CDC al proponer ésta el "nuevo" 9-N, y su preocupación ha aumentado tras el triunfo político de la táctica de Mas que ha permitido materializar el objetivo de votar a los ciudadanos.

A ello se añade la declaración de ERC antes de la Consulta de romper su apoyo al Govern de la Generalitat y por tanto, dificultar la aprobación de presupuesto para 2.015.

En esas condiciones la unidad necesaria para conseguir una candidatura común parece muy difícil. Sin embargo, ello es lo único que permitiría terminar de hacer indiscutible la voluntad mayoritaria del pueblo de Catalunya en un proceso electoral oficial.

Pero ello no significa que tengan que participar en tal candidatura soberanista todas las formaciones iniciales. Actualmente, no es ningún problema que ICV-EUiA no participaran en ella. Estos señores se han embadurnado bastante e incluso sería conveniente que se presentaran en solitario para recibir el bien merecido castigo popular. Igualmente la UDC de Durán Lleida, cuyo personaje ha quedado incluso más desprestigiado que ICV-EUiA y ha trabajado abiertamente junto con ellos para que la gente no fuera a votar y en todo caso de ir, votara "no". La UDC mantiene una fuerte división interna que deberá definir en los próximos días y semanas.

CDC junto con la ANC, ERC y la CUP y los sectores disconformes con las direcciones de los demás partidos, hoy, serían suficientes para arrasar en unas plebiscitarias por la independencia. La negativa a ello, supondría ir a unas simples elecciones autonómicas en fecha indeterminada, lo cual podría enfriar bastante la felicidad popular después del exitoso 9-N, o hacer unas "plebiscitarias" descafeinadas, con cada partido defendiendo una política contraria al otro, lo cual, en vez de aumentar la participación del voto por la independencia, lo haría decrecer proporcionalmente.

A ese camino parecían dirigirse especialmente tanto ERC, como ICV-EUiA. Pero la Assemblea Nacional Catalana (ANC), cuyo papel como movimiento de masas social está siendo decisivo, defiende al igual que CDC unas plebiscitarias unitarias en su "Hoja de ruta" por la independencia. La ANC puede jugar un papel político de primera magnitud en esta decisión.

Lo que sí se puede asegurar es que el pueblo catalán va a exigir perentoriamente que la solución a este dilema decisivo, en la nueva fase que se abre, se resuelva pronto.

La postura de hoy del Gobierno, instando a la Fiscalía a actuar contra el president de la Generalitat y funcionarios, solo merece una observación: mientras mayor sea la represión, más aumentará el clamor independentista y más reforzarán a las Instituciones de la Generaltat ante los catalanes.


cartel-trinitat-vella (208K)

Carteles 9-N en Trinitat Vella (Barcelona)


carteles-trinitat-vella (43K)