www.socialismocientifico.com

El movimiento del 15-M: ¿de la “revolución” a la subversión de los países socialistas?


2-6-2011


15-m-2 (11K)

Por ahora, el movimiento del 15-M ha abrazado la vía de pretender reformar el estado capitalista.

El deseo de “cambiar el sistema” deja paso a la propuesta de reformarlo, mediante el cambio de ley electoral, el “control” de la “clase política” y del mercado financiero y una tímida propuesta inicial de referéndum sobre la monarquía (en la plaza de Catalunya de Barcelona, algunos organizadores llegaron a romper pliegos de firmas en favor de la república por considerarlo “político”) . Además eso sí, múltiples llamadas a la ética para impedir las injusticias sociales tal como proclama la actual constitución monárquica y nadie aplica.

La cuestión clave que planteaba Lenin, la cuestión del poder, no parece preocupar al movimiento ni a las fuerzas políticas mayoritarias que lo controlan (anarquistas y trotskistas), como si se pudieran cambiar las relaciones de producción y dominación sin que el pueblo tome el poder.

Porque en realidad, aquí se encuentra el meollo de la cuestión. Incluso aunque se pretenda alcanzar sólo reformas dentro del actual sistema, ¿cómo hacerlo? ¿Y cómo hacer que las posiciones reformistas actualmente mayoritarias puedan dejar paso a posiciones revolucionarias?

La propuesta organizativa del movimiento 15 de Mayo ha recogido sólo en parte el sentir de muchos que planteábamos que, ante la inasistencia en general del movimiento obrero a las acampadas, sólo cabía una opción: trasladar el ímpetu del movimiento a los barrios para consolidar núcleos de Asambleas Populares en cada barrio y a partir de ahí desarrollar y consolidar el movimiento por la base.

15-m-1 (18K)

Sin embargo he aquí que llegado a este punto, las fuerzas organizadas mayoritarias dentro del movimiento, los anarquistas y los trotskistas, se oponen a que en esas Asambleas de barrios se traten las reivindicaciones y las luchas concretas de los barrios.

En palabras de una participante en la Asamblea de Nou Barris (que engloba a 14 barrios de Barcelona) "esta Asamblea no es para plantear las cuestiones concretas de cada barrio”.

Esas palabras fueron criticada por otros asistentes a la Asamblea, sin embargo, al parecer, hoy representa la actitud de las fuerzas mayoritarias en el movimiento 15-M.

Dicha reacción vino como consecuencia de la intervención de un delegado, aplaudido por una parte de los asistentes, de la Asamblea Popular de Verdum (uno de los barrios de Nou Barris) donde en su primera reunión 40 personas y una lista de participantes que agrupa ya a 43, la han formado recientemente. En Verdum se plantea la lucha por los problemas concretos que afectan a los vecinos y la lucha abierta que plantean para solucionarlo, frente a Ayuntamiento, Generalitat y la cúpula de la FAVB (con el “coordinador” de Nou Barris, el pro-psoe Pep Ortiz a la cabeza) que intentan por todos los medios (incluida la presencia policial) impedir que dichos compañeros penetren en la Asociación de Vecinos de Verdum que está en la actualidad literalmente cerrada.

Los señores de la FAVB (Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona) no tienen inconveniente en participar de forma testimonial en contra de algunos deshaucios o actos “antisistema”, sin embargo se oponen frontalmente a que las asambleas abiertas de vecinos decidan y elijan a sus representantes, con el pretexto de que la “legalidad” vigente lo impide y “sólo pueden asistir y votar los socios”. Es más, en Verdum la FAVB ha llegado a “asesorar” a la comisión gestora actual para que no nos hagan socios a los que pretendemos levantar el barrio contra las injusticias que padece.

Con este panorama salta a la vista que incluso la reformas que plantea el movimiento 15-M será bastante difícil de conseguir si no hay un cambio de rumbo. Lenin decía que la lucha revolucionaria es la mejor manera conseguir incluso las reformas.

Quienes tenemos alguna experiencia en la lucha de masas sabemos que para que la lucha se extienda ampliamente entre las masas y se acumulen fuerzas, es necesario ligar al sector que inicia el movimiento con los problemas concretos que las masas viven en cada lugar. Así ocurre en las empresas. Y así ocurre en los barrios. Sólo en un proceso en el que nunca se separe la vanguardia de los problemas reales que afectan al pueblo se puede conseguir que las diferentes luchas particulares se transformen en un movimiento general revolucionario. Nunca al revés como pretenden los anarquistas y trotskistas.

Pero algunos ya tienen una falsa solución a este problema, una huida hacia adelante. Como no están dispuestos a realizar el trabajo duro en los barrios partiendo de las realidad de las amplias masas, porque ello les llevaría a enfrentarse con multitud de oportunistas y vividores con los que mantienen buenas relaciones (como por ejemplo, los del FAVB y demás sobornados de las instituciones del sistema), hay quienes plantean convertir el 15-M en un movimiento “global”.

No sería extraño que al final, el movimiento 15-M si quienes nos consideramos comunistas no podemos impedirlo, se convierta en una palanca del imperialismo para intentar subvertir a los países socialistas en nombre de los “derechos humanos globales”.

Ello supondría calcar de forma caricaturesca el proceso habido en varios países árabes, donde el descontento inicial de las masas empobrecidas ha supuesto la manipulación final de las mismas por la exigencia de “democracia” y “derechos humanos” de tipo occidental, e incluso la guerra imperialista contra Libia. Guerra, por cierto, sobre las cual, tanto anarquistas como trostkistas han guardado hasta el presente silencio en el seno del movimiento 15-M.

Los guiños del PSOE al movimiento del 15-M pretendiendo asumir algunos de sus planteamientos va en esa dirección. El PSOE, como siempre desde Felipe González, demuestra ser el más fiel interpretador de los intereses del imperialismo y tiene gran experiencia en domeñar a los supuestos "anticapitalistas" que están dispuestos a todo con tal de que no se consolide un verdadero Partido Comunista que ellos llaman "estalinista".

¿Pero qué ocurre en España? ¿Es que todo está corrupto?

Para responder a esta pregunta se debe primero entender que en el primer mundo español, la ideología burguesa no es solo dominante, sino que actualmente excluye la ideología del proletariado, el marxismo leninismo. Una de las pruebas más concluyentes de ello es la inexistencia de un Partido Comunista arraigado mínimamente en el movimiento obrero en España.

No se trata solo de la corrupción, también cuenta la comodidad de la forma de vida del primer mundo de la que, a pesar de la crisis, aún disfrutan una parte de trabajadores activos y pensionistas. Es cierto que que los recortes hacen mella, pero aún no lo suficiente como para que los sectores más conscientes se planteen con seriedad y disciplina la construcción del Partido y abandonen la comodidad mientras esta exista.

En todo caso, los marxistas debemos entender que un estado corrupto imperialista no se puede mantener en el poder si no es con el apoyo de una parte de la población y al menos con el acatamiento de la mayoría. Ello significa que los abusos y la corrupción del estado se convierte en norma que rige también la vida de a amplios sectores de la población.

Una parte de esta población -los sectores pequeñoburgueses y burgueses y la aristocracia obrera- participa en diferente proporción en la ley de la selva imperante, apoyando políticamente un estado corrupto, explotador e imperialista y explotando sobre todo a los inmigrantes por ejemplo con el robo inmobiliario.

Otra parte de la población, aunque no participa en dicho apoyo al sistema de manera explícita, busca salidas ficticias para justificar su falta de compromiso en la resolución del problema que pasa inexorablemente por la construcción del Partido que no existe. En este sector de la población hay que incluir a los sectores políticos influenciados por la pequeña burguesía radical que aparentan un papel de confrontación contra el sistema, pero que odian el sacrificio y la disciplina, es decir, odian el centralismo democrático, sin en cual nada duradero puede consolidarse.

En España llevamos 35 años con este tipo de situaciones.

Surgió el movimiento de insumisos “contra todos los Ejércitos”. Efectivamente se anuló el servicio obligatorio... pero se transformó en ejercito profesional, tan profesional que está realizando importantes aventuras asesinando a civiles por diversas partes del mundo. Es decir, los jóvenes descontentos con la “mili” aparentemente consiguieron su objetivo personal inmediato, pero en realidad fracasaron en la esencia en su lucha contra el ejercito español que ahora es mucho mas fuerte y agresivo que antes.

Posteriormente vino el “movimiento antiglobalización”. Cientos de miles de personas “montaban el pollo” en las diferentes conclaves de los organismos internacionales. Sin embargo, dicho movimiento ha practicamente desparecido y la globalización sigue ahí.

Y ahora el movimiento 15-M moviliza unos cientos de miles de personas en toda España. Sin embargo, si la negativa a trabajar en la base social de cada barrio -no “de los barrios” en general- y sus problemas concretos se reafirma, lo afianzará en el reformismo y lo convertirá mientras dure en diana de operaciones de manipulación del estado y del imperialismo.

Aliñado con todo ello, el seguimiento por parte de una gran mayoría de “revolucionarios” de los mensajes ideológicos de las televisiones en un tema crucial: Repetir por activa y por pasiva que todo el mundo es capitalista, que los antiguos paises socialistas han fracasado y se han transformado en capitalistas. Es decir, que no hay actualmente ninguna alternativa real al sistema capitalista.

“Ustedes luchen todo lo radicalmente que deseen pero que sepan que en el mundo de hoy no hay alternativa a nuestro sistema” ese es el mensaje del poder escrupulosamente acatado y divulgado por los actuales “revolucionarios”. Es fácil de entender que con ese mensaje tan machaconamente repetido se empiece hablando de cambiar el sistema y se termine pidiendo la reforma electoral.

Todos ellos saben perfectamente que, en China por ejemplo, la columna vertebral de la economía está socializada (Sector financiero, industrial, telecomunicaciones, etc.) También saben -se supone que han leído a Marx- que no se puede pasar directamente del feudalismo al comunismo. Saben que mientras exista comercio en el mundo existirá el mercado. Sin embargo en China el mercado esta regulado por el estado socialista y sólo ello explica que no paren de crecer mientras la mayoría del resto del mundo esta en crisis.

Entonces ¿cuál es la explicación?

Ocurre en realidad en este tema que dichas personas están muy irascibles contra China porque este pais, cuya primera necesidad es desarrollar su propio pais para consolidar el socialismo -y de paso demostrar al mundo que el socialismo es superior al capitalismo- no les hace una revolución mundial, basada en una frase sacada de contexto de Lenin antes de 1.918, que les evite a ellos la necesidad de hacerla en España y de paso las incomodidades, sacrificios y riesgos personales en la actualidad.