www.socialismocientifico.com

Xi Jinping: Transición al desarrollo impulsado por la innovación *


25 (47K)

Saludando a los astronautas Nie Haiseng, Zhang Xiaoguang y Wang Yaping, antes del
lanzamiento de la nave espacial tripulada Shenzhou-X en el Centro de Lanzamiento de
Satélites Jinquan, en la provinvia de Guansu, el 11 de junio de 2013.

Actualmente, todos los militantes del Partido y todos los grupos étnicos del país luchan unidos en la construcción integral de una socie-dad modestamente acomodada y la realización del sueño chino de la revitalización de la nación china. Necesitamos más que nunca nuevas fuerzas de la innovación científica y tecnológica. El XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China hizo una disposición importante para la implementación de una estrategia de desarrollo impulsado por la innovación, e hizo hincapié en que la innovación científica y tecnológica es un soporte estratégico para incrementar las fuerzas productivas sociales y la fortaleza nacional integral, por lo que debe ocupar una posición central en el desarrollo general del país. Esta es una elección estratégica importante adoptada por el Comité Central del Partido después de hacer un análisis integral de la situación nacional e internacional, y de la situación general de nuestro desarrollo.

El siglo XXI anuncia una nueva ronda de la revolución científica y tecnológica y de la renovación industrial. La innovación científica y tecnológica mundial exhibe nuevas tendencias y características. Se acelera la integración interdisciplinaria, surgen sin cesar nuevas disci-plinas y se amplían continuamente las fronteras de la ciencia. Grandes y significativos avances se están realizando o se esperan en los campos científicos básicos, tales como la estructura de la materia, la evolución del universo, el origen de la vida y la naturaleza de la conciencia. La amplia difusión de las tecnologías informáticas, biológicas, de los nuevos materiales y las nuevas energías ha dado lugar a una revolución tecnológica grupal con características ecológicas, inteligentes y omni-presentes.

Los límites entre la investigación en las ciencias básicas y aplicadas, el desarrollo tecnológico y la industrialización en el sentido tradicional son cada vez más borrosos, la cadena de la innovación científica y tecnológica es más flexible, la renovación tecnológica y la conversión de sus logros es más fácil y rápida, y la actualización de la industria continúa ganando velocidad.

La innovación científica y tecnológica trasciende constantemente las limitaciones geológicas, organizativas y tecnológicas, intensifica la competencia entre los sistemas de innovación y hace la competencia estratégica innovadora más importante en la competencia de la forta-leza integral de los países. Las innovaciones científicas y tecnológicas, como el punto de apoyo de la palanca que mueve al planeta, siempre obran milagros inesperados. Esto ha quedado demostrado plenamente en el desarrollo de la ciencia y la tecnología contemporáneas.

Frente a las nuevas tendencias de la innovación científica y tecnológica, los países principales del mundo intentan hacer nuevos avances sustanciales en la innovación científica y tecnológica y ganar ventajas en el futuro desarrollo económico, científico y tecnológico. No podemos quedarnos a la zaga en esta carrera importante. Tenemos que ponernos al día y luego tratar de superar a los demás.

Desde la introducción de la reforma y la apertura al exterior, China ha hecho notables logros en el desarrollo social y económico, la economía ha saltado al segundo lugar mundial, y muchos de sus principales índices económicos están en las primeras filas en la lista del orbe.

Sin embargo, debemos tener muy claro que nuestra economía, pese a ser muy grande en tamaño, no es fuerte, y su crecimiento, aunque es rápido, no es de alta calidad. No es sostenible la modalidad de desarrollo extensivo resultante del crecimiento económico impulsado principalmente por las aportaciones de factores, tales como los recursos naturales y la expansión de la magnitud.

Ahora, la población total de los países desarrollados en el mundo es de aproximadamente mil millones, mientras que China sola tiene más de mil 300 millones de habitantes. Si todos nosotros nos moder-nizamos, entonces la población acomodada del mundo será más del doble. No es difícil imaginar que si consumimos tantos recursos en la producción y la vida cotidiana como la población acomodada del presente, todos los recursos existentes en el mundo serían insuficientes para nosotros los chinos. El viejo camino es un callejón sin salida. ¿Dónde está el nuevo camino? En la innovación científica y tecnoló-gica, y en la transición del crecimiento impulsado por los factores y la magnitud de la inversión al crecimiento impulsado por la innovación.

Hace unos días leí un artículo que decía que la "Revolución de los Robots" sería un punto de incidencia y un importante punto de creci-miento en la Tercera Revolución Industrial. Aseguraba que los robots cambiarían el patrón de la industria mundial de la manufactura y que China se convertiría en el mayor mercado de robots del mundo. La Federación Internacional de Robótica predijo que la "Revolución de los Robots" crearía un mercado por valor de billones de dólares esta-dounidenses.

Gracias a una integración más rápida entre la tecnología robótica y la nueva generación de la tecnología informática, tales como los "big- data", la computación nube y el internet móvil, el veloz desarrollo de la impresión 3D y la inteligencia artificial, la tecnología del hardware y software gana en madurez para la producción de robots, sus costes de producción siguen cayendo y las funciones que los robots pueden desempeñar mejoran de continuo. En la actualidad se utilizan aviones militares no tripulados, coches automáticos, robots de servicio doméstico y hasta robots de inteligencia artificial con considerable capacidad para pensar y aprender.

En lo internacional, la opinión pública considera que los robots son las "perlas de la corona de la industria manufacturera". El logro de un país en la investigación y desarrollo, fabricación y aplicación de la robótica es un importante criterio para medir el nivel de innovación científico tecnológico y de la alta manufactura. Las principales empresas y países productores de robots han intensificado sus esfuerzos para ganar puntos dominantes en términos de tecnología y mercados.

Al leer el artículo no he podido dejar de pensar y preguntarme: ¿si China es el mayor mercado de robots del mundo, podrá nuestra capa-cidad tecnológica y de fabricación ser sostenible en la competencia? No solo debemos elevar el nivel de la robótica de nuestro país, sino también apoderarnos de mayores cuotas de mercado. Hay muchas nuevas tecnologías y campos de esta índole. Debemos examinar con detenimiento la situación actual, considerarla en su conjunto, y elabo-rar planes tan pronto como sea posible y ponerlos en práctica a paso firme.

Para aplicar la estrategia de desarrollo impulsado por la innova-ción, lo fundamental es mejorar nuestra capacidad de innovación independiente, y lo más urgente en este sentido es eliminar las barreras de régimen y mecanismo a fin de liberar y activar al máximo las enormes potencialidades de la ciencia y la tecnología como la primera fuerza productiva. Lo más importante es que de cara al futuro, debemos seguir firmemente un camino de innovación independiente con peculiaridades chinas, adherirnos a los principios rectores de la innovación independiente, transición a saltos en sectores clave, apoyo al desarrollo orientado hacia el futuro, y acelerar el ritmo de la construcción de un país innovador.

Los años de arduos esfuerzos han resultado para China en grandes avances a nivel general en la ciencia y la tecnología. China ya figura a la vanguardia en algunos campos importantes. En ciertos sectores, se ha convertido en el "precursor" en lugar del "seguidor" o "corredor paralelo". China ha entrado en un periodo clave en el que la nueva industrialización, informatización, urbanización y modernización agrícola están progresando simultánea, paralela o interactivamente. Esto ha creado un vasto espacio y dado un fuerte impulso sin precedentes para la innovación independiente.

He dicho en repetidas ocasiones que la gran revitalización de la nación china de ninguna manera se logrará fácilmente. Cuanto más nos desarrollemos y crezcamos, mayor resistencia y presión encontraremos. Es por esta experiencia que decimos que el tiempo y la decisión son vitales. Las oportunidades históricas suelen ser efímeras. Ahora tenemos una importante oportunidad histórica para promover la innovación científica y tecnológica. No podemos desperdiciarla, sino apoderarnos de ella con fuerza.

Nosotros gozamos con una sólida base material acumulada en los últimos treinta y tantos años de reforma y apertura y con una sucesión de frutos cosechados en la innovación constante, que deparan condiciones favorables para la implementación de la estrategia de desarrollo impulsado por la innovación. Por lo tanto, debemos tomar la iniciativa y adoptar una estrategia proactiva. En cuanto a las políticas científicas y tecnológicas de gran valor estratégico para nuestro país y la nación, debemos decidirnos y actuar sin ninguna duda. De lo contrario, podríamos perder la oportunidad histórica, e incluso tener que pagar un precio más alto por ello.

En marzo de 2013 hablé de la innovación científica y tecnológica en un debate de grupo con los científicos durante el periodo de la I Sesión del XII Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. En términos generales, la base de nuestra innovación científica y tecnológica no es suficientemente sólida; nuestra capacidad de innovación independiente, especialmente en el área de la creatividad original, no es fuerte. No hemos revertido la situación de dependencia en la tecnología núcleo de esferas clave. Solo cuando tengamos la tecnología núcleo en nuestras propias manos, podremos tomar realmente la iniciativa en la competencia y el desarrolló, y garantizar nuestra seguridad en los terrenos de la economía, la defensa, etc.

No podemos decorar siempre nuestros mañanas con los ayeres de los demás. No podemos siempre depender de los logros científicos y tecnológicos de los demás para nuestro propio progreso, ni seguir a otros a la zaga. No tenemos otra alternativa que innovar de forma independiente.

La práctica nos enseña que el robustecimiento mediante el esfuer-zo propio constituye el punto de lucha básico para que la nación china se sitúe entre las naciones del planeta, y que la innovación independiente es el único camino por el que llegaremos a la cumbre de la ciencia y la tecnología del mundo. Con esta percepción, no podemos perder tiempo para cambiar la situación actual. No podemos seguir hablando año tras año o no hacer nada para lograr el cambio radical.

Por supuesto, no nos referimos a procurar la innovación indepen-diente a puertas cerradas o solo por nosotros mismos. Nunca recha-zaremos las buenas experiencias de los demás, de cualquier parte del planeta. Debemos participar con más iniciativa en los intercambios y colaboraciones científico-tecnológicas internacionales, y aprovechar bien los recursos tanto nacionales como internacionales.

La ciencia y la tecnología son universales y contemporáneas, por lo que debemos tener una visión global del desarrollo de la ciencia y la tecnología. En la actualidad, los importantes avances científicos y tecnológicos y su aplicación acelerada son muy propensos a remodelar el patrón de la economía mundial, y a cambiar la arena de la compe-tencia industrial y económica.

En la arena del desarrollo internacional tradicional, las reglas del juego las pusieron otros, y nosotros jugamos respetando estas reglas ya establecidas, sin tener mayor iniciativa. Aprovechar bien las opor-tunidades importantes de la nueva ronda de la revolución científica y tecnológica y de la renovación industrial significa que debemos ser parte del juego desde el principio de la construcción del terreno de juego, incluso tener el papel principal en la construcción de algunos campos de juego, de modo que podamos ser redactores importantes de la nuevas reglas del juego. No tendremos la oportunidad si no somos capaces de ser parte, de hecho parte importante, del equipo ele construcción. Las oportunidades están hechas siempre para los que están mejor preparados, y para los que tienen pensamiento, aspiraciones y perseverancia. El que nuestro país pueda sobrepasar a otros o no en el futuro desarrollo a modo de un vehículo que rebasa por la curva, dependerá de si podemos avanzar con pasos reales en el desarrollo impulsado por la innovación.

Li Siguang 1 dijo: "La ciencia existe debido a sus nuevos descubrimientos. Moriría sin ellos" 2. El escritor francés Víctor Hugo sentenció: "Las cosas creadas son insignificantes en comparación con las que están por crearse" 3. La orientación de nuestro desarrollo científico y tecnológico es la innovación, la innovación y más innovación. Debemos conceder gran importancia a los avances sustanciales en las teorías básicas, especiales y originales, intensificar la construcción de infraestructura científica, asegurar el avance sostenido de las investigaciones y desarrollo de las tecnologías básicas, sistemáticas y de vanguardia, y proporcionar nuevos frutos de la innovación independiente desde la fuente misma. Debemos integrar activamente y hacer un buen uso de los recursos globales de la innovación, y partiendo de nuestras nece-sidades actuales y futuras, participar selectiva y prioritariamente en la construcción y utilización de las grandes instalaciones científicas internacionales, así como bases y centros de investigación y desarrollo.

Debemos captarlas oportunidades estratégicas del desarrollo científico-tecnológico en reinos clave, seleccionar con precisión las áreas estratégicamente indispensables y las orientaciones prioritarias relacionadas con el desarrollo global y a largo plazo, y promover la innovación basada en la colaboración y la apertura a través de la asignación eficaz y racional de los recursos. Debemos construir un sistema de suministro eficiente y fuerte de tecnologías genéricas clave, trabajar arduamente para hacer grandes avances en la tecnología clave y mantener la tecnología clave en nuestras propias manos.

"Una persona con el oído aguzado puede escuchar sonidos que otros no pueden, y una persona con vista aguda puede ver cosas que otros no ven" 4. No hay fin para la innovación científica y tecnológica. La competencia científica y tecnológica es como la competición del patinaje de velocidad en pista corta. Cuando aceleramos, también lo hacen los demás. Los que pueden patinar más rápido y mantener la velocidad durante más tiempo ganan el título. Xun Zi 5 aseveró: "Si un corcel brioso pega un brinco, puede salvar una distancia de no más de diez pasos; si un caballo mediocre trota diez días, puede dejar atrás un largo camino por la perseverancia. Si un escultor deja el trabajo a medias, no podrá cortar ni un trozo de madera podrida, pero si sigue laborando, llegará a grabar en metal o piedra" 6.

Nuestros científicos e ingenieros deben osar asumir sus obligaciones, atreverse a sobrepasar a otros, y tomar el rumbo correcto, el que deben seguir. Deben tener sólidamente los ideales y la confianza en ir antes que otros, osar seguir caminos que ellos no han andado, pretender la excelencia en la superación de las dificultades, y tener la audacia de conquistar logros científicos y tecnológicos de vanguardia al frente de la corriente mundial.

La implementación de la estrategia de desarrollo impulsado por la innovación es una obra sistemática. Los logros científicos y tecnológicos pueden generar verdaderamente el valor de la innovación y materializar el desarrollo impulsado por esta, solo cuando respondan a las necesidades del país, el pueblo y el mercado, y solo cuando hayan pasado por las etapas de investigación científica, desarrollo experimental, y divulgación y aplicación.

Me he estado preguntando la razón por la cual nuestra ciencia y tecnología se fueron rezagando desde las postrimerías de la dinastía Ming (1368-1644) y principios de la dinastía Qing (1644-1911). Los estudios muestran que el emperador Kangxi 7, de Qing, estaba muy interesado en la ciencia y la tecnología occidentales. Invitó a misio-neros europeos a darle clases sobre el saber occidental en disciplinas como la astronomía, matemáticas, geografía, zoología, anatomía, música y hasta de filosofía. Tan solo de la astronomía, le dieron clases por más de 100 libros. ¿Cuándo y cuánto tiempo estudió estas materias? Sus primeros estudios duraron dos años y cinco meses sin interrupción entre 1679 y 1682.

Comenzó sus estudios temprano y aprendió mucho. El caso es que, en aquel momento, aunque algunas personas se interesaban por las ciencias occidentales y aprendían mucho, no aplicaron lo aprendido al desarrollo social y económico. Más bien, se limitaron simplemente a comentar el conocimiento.

En 1708, el gobierno de Qing organizó a un grupo de misioneros extranjeros para hacer el mapa de China. Les tomó diez años completar el Mapa de la China Imperial, el primero de su clase en ese momento. Sin embargo, esta importante obra quedó confinada durante mucho tiempo en el depósito imperial como documento confidencial, lejos de la mirada del público. Por tanto, no tuvo impacto en el desarrollo social y económico. Por el contrario, los misioneros occidentales que habían participado en la confección del mapa llevaron los materiales de vuelta a sus países y los publicaron después de su ordenamiento. Así, durante mucho tiempo los occidentales conocían la geografía de nuestro país mejor que nosotros mismos.

¿Qué podemos aprender de esta historia? Que la ciencia y la tecnología hay que combinarlas con el desarrollo social. No importa lo mucho que uno haya aprendido, si el conocimiento no tiene un impacto en la sociedad real, si el conocimiento se hace a un lado como una novedad, gusto refinado o una extraña habilidad.

Durante muchos años ha existido el mal crónico de que nuestros logros científicos y tecnológicos no se han podido trasladar sin contra-tiempo a la productividad. ¿Por qué? Porque hay cuellos de botella institucionales en la cadena de la innovación científica y tecnológica y conexiones sueltas entre los diferentes eslabones del proceso de innovación y transformación. Esto es como una carrera de relevos: el segundo portador del testigo no está o no tiene idea de adonde correr cuando el primero llega.

Para resolver este problema, tenemos que profundizar la reforma del sistema científico y tecnológico, cambiar la mentalidad y eliminar las barreras institucionales que dificultan la innovación científica y tecnológica, manejar apropiadamente la relación entre el gobierno y el mercado, e integrar mejor la ciencia y la tecnología al desarrollo social y económico. Debemos abrir un canal a través del cual la ciencia y la tecnología puedan impulsar el desarrollo industrial, económico y nacional. Debemos estimular la innovación con la reforma, acelerar la construcción y la mejora de un sistema nacional de innovación, para que toda el agua de la fuente de la innovación brote a plenitud.

Si comparamos la innovación científica y tecnológica con el motor nuevo que impulsa nuestro desarrollo, la reforma es el sistema de encendido indispensable que arranca el motor. Debemos tomar más medidas efectivas para mejorar el sistema de encendido, y dejar que el nuevo motor funcione a toda velocidad.

Para llevar a cabo la reforma del sistema científico y tecnológico, debemos prepararnos para resolver problemas "peliagudos", y poner en práctica las decisiones pertinentes formuladas en la III Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China. Debemos poner la innovación científica-tecnológica en el centro de nuestro desarrollo nacional, acelerar el diseño al más alto nivel de la estrategia de desarrollo impulsado por la innovación, y debemos tener mapas de ruta e itinerarios para las tareas importantes.

La reforma del régimen científico y tecnológico debe llevarse a cabo paralelamente a la reforma en los ámbitos social y económica. Debemos reformar el mecanismo de planificación y asignación de los recursos para la estrategia de innovación científica-tecnológica nacional, mejorar el sistema de evaluación del desempeño administrativo y la política de incentivos para el funcionariado, profundizar la cooperación entre las empresas, los centros docentes y los institutos de investigación, y resolver aceleradamente los problemas clave que obstaculizan la conversión de los logros científico-tecnológicos.

Debemos reforzar con énfasis la planificación y la coordinación en la innovación científico-técnica, erradicar con esfuerzo los fenómenos de fragmentación, tales como la dispersión, el aislamiento, la superposición y la repetición, existentes en los diversos campos, departamentos y sectores en la innovación científico-tecnológica, evitar el fenómeno de las "islas solitarias" en esta, y acelerar la implantación de un sistema nacional de innovación científica y tecnológica con la interacción orgánica y la coordinación altamente eficiente entre los diversos sujetos, partes y eslabones.

Debemos mejorar los sistemas básicos de la innovación científica y tecnológica, implantar y perfeccionar con celeridad el sistema nacional de informes científico-tecnológicos, el sistema de encuestas de la innovación y el sistema nacional de información de la gestión científica y tecnológica, con el fin de maximizar la apertura y el uso compartido de los recursos. Debemos implementar la configuración de una cadena de innovación en torno a la cadena industrial, y perfeccionar la cadena de fondos en torno a la cadena de innovación. Debemos centrarnos en los objetivos estratégicos nacionales y aunar los recursos para hacer frente a los problemas científico-tecnológicos clave relacionados con la economía nacional y la vida del pueblo.

Debemos avanzar más rápido para mejorar el régimen y mecanismo de investigación básica, con la atención puesta en la investigación de vanguardia básica, la tecnología clave común, la tecnología de bene-ficio público y la alta tecnología de índole estratégica como proyectos básicos importantes. Debemos redoblar nuestros esfuerzos en la realización de importantes planes y proyectos científicos nacionales, y apresurarnos para ocupar la posición cimera en la investigación científica de vanguardia internacional. Tomando la innovación científica y tecnológica como núcleo, debemos acelerar la innovación en el producto, la marca, la organización industrial y la modalidad comercial. Debemos llevar a cabo la estrategia del desarrollo impulsado por la innovación en todo el proceso de la modernización y en todos sus aspectos.

En el empuje de la reforma del régimen científico-tecnológico, debemos prestar atención a la varita mágica vital de nuestro éxito -el sistema socialista de nuestro país-, que nos permite concentrar las fuerzas para cumplir proyectos grandes. De esta forma hemos obtenido muchos logros notables en la ciencia y tecnología y esta práctica no debe dejarse a un lado en absoluto. Debemos dejar que el mercado desempeñe el papel decisivo en la asignación de los recursos y hacer que el gobierno desempeñe mejor su papel. Debemos intensificar la planificación, la coordinación y la colaboración en la innovación. Debemos aunar las fuerzas para realizar cosas grandes, y enfocarnos en las investigaciones importantes, sofisticadas y básicas. Así formaremos una poderosa fuerza combinada en favor de la innovación independiente.

"Para cumplir hazañas extraordinarias, debemos contar con personas extraordinarias" 8. El personal competente es el factor más importante en la innovación científica y tecnológica. La causa de la innovación necesita personas con talento innovador. Respetar a las personas talentosas es una tradición de la nación china desde hace mucho tiempo. Tal como se describe en el Libro de los Cantares 9, el rey Wen 10 de la dinastía Zhou respetaba mucho a los hombres competentes, quienes, por lo tanto, acudieron en tropel a él. Así que su país se hizo fuerte y próspero. Los hombres de talento son el factor primordial para el desarrollo duradero de un país. Para materializar la revitalización de la nación china, mientras más hombres de talento tengamos, mejor; y mientras más capaces sean, mejor todavía.

China es un país rico en recursos humanos y sabiduría. La sabiduría de sus mil 300 millones de personas es el recurso más preciado. El conocimiento hace la fuerza, y el personal competente significa el futuro. Si queremos llegar a la vanguardia de la innovación científica y tecnológica mundial, debemos descubrir hombres de talento en la práctica de la innovación, prepararlos en las actividades innovadoras, y aglutinarlos en la causa de la innovación. Debemos formar con mucho esfuerzo un gran contingente de hombres de talento con estructura razonable y buena calidad.

Nos enorgullece tener el mayor número de científicos e ingenieros del mundo. Sin embargo, nos enfrentamos a una grave deficiencia estructural de científicos e ingenieros innovadores, especialmente de nivel mundial, de liderazgo y de elevada calidad. La educación y la formación que nuestros ingenieros han recibido hasta el momento no están orientadas a la producción y la innovación.

"Se necesita un año para cultivar cereales, diez años para que un árbol crezca, y toda la vida para preparar a personas competentes" 11. Debemos hacer del desarrollo de tales personas la máxima prioridad de la innovación científico-tecnológica. Debemos mejorar el mecanismo de la formación, introducción y uso del personal competente, formar con todo esfuerzo un contingente de científicos e ingenieros de categoría mundial y líderes en ciencia y tecnología, así como grupos de innovación de alto nivel. Debemos centrarnos en la formación de personas competentes para la primera línea del trabajo y personal científico y tecnológico de corta edad.

Debemos perfeccionar el mecanismo de formación de acuerdo con la ley objetiva de desarrollo del personal. "Hay que respetar la naturaleza del árbol y dejarlo crecer libremente" 12. No debemos buscar éxito rápido ni beneficio inmediato, o tratar de ayudar a crecer a los brotes jóvenes tirándoles hacia arriba. Debemos persistir en estimular tanto la competencia como la cooperación, y promover el flujo racional y ordenado del personal competente. Debemos atraer ampliamente a expertos y estudiosos sobresalientes de ultramar para nuestra causa de la innovación científico-tecnológica. Debemos crear activamente en toda la sociedad una buena atmósfera en la que se estimule a innovar con audacia y valentía, se acepte la innovación, se aprecie el éxito y también se tolere el fracaso si así ocurre. Debemos mejorar el sistema de evaluación del personal competente y crear un espacio más amplio para que esas personas den riendas sueltas a su talento.

El futuro pertenece, en fin de cuentas, a los jóvenes. En la posesión de un gran número de jóvenes innovadores está el vigor de la innovación de nuestro país, y también la esperanza de su desarrollo científico y tecnológico. "Aconsejo al Señor Cielo que vuelva a animarse, y que haga descender a personas de talento sin ceñirse a una sola norma" 13. Los académicos no solo deben ser pioneros en la innovación científico-tecnológica, sino también guías para los jóvenes. Espero que asuman su responsabilidad en la formación del personal científico y tecnológico de corta edad, los ayuden a ser promovidos, los instruyan a través de la palabra y la acción, y no cesen de descubrir, formar y recomendar a quienes sean competentes, para que las personas innovadoras puedan sobresalir. El personal científico y tecnológico joven debe tener el espíritu científico, formar el pensamiento innovador, explotar el potencial de innovación y fomentar la capacidad innovadora. Debe sobrepasar continuamente a las generaciones anteriores sobre la base de la herencia de sus logros.


Notas:

* Fragmentos del discurso pronunciado el 9 de junio de 2014 en la XVII Asamblea de Miembros de la Academia de Ciencias de China y la XII Asamblea de Miembros de la Academia de Ingeniería de China. Perteneciente al libro "La gobernación y administración de China", de Xi Jinping, páginas 149-162, editado en los idiomas chino, inglés, francés, ruso, árabe, español, portugués, alemán y japonés. Publicada y distribuida por Ediciones en Lenguas Extranjeras, Beijing, 2.014.

1 Li Siguang (1889-1971), oriundo de Huanggang, provincia de Hubei, famoso geólogo chino y uno de los fundadores de la geomecánica de China.

2 Li Siguang: "¿Qué han hecho los geólogos en el frente de la ciencia?", "Obras completas de Li Siguang", Volumen 8, Editorial del Pueblo de Hubei, China, 1996, pág. 243.

3 Víctor Hugo: William Shakespeare. Editorial Yilin, 2013, pág. 166.

4 Sima Qian: Registros históricos (Shi Ji). Sima Qian (c. 145 o c. 135-¿?), historiador y escritor de la dinastía Han del Oeste. El libro, la primera obra maestra histórica y literaria de estilo biográfico de China, cubre más de 3.000 años de historia desde el emperador legendario Huang Di hasta el emperador Wu Di de la dinastía Han.

5 Xun Zi (c. 325-c. 238), su nombre es Kuang, oriundo del Reino de Zhao, filósofo, pensador y pedagogo de las postrimerías del Periodo de los Reinos Combatientes. Creía que el hombre podía conquistar la naturaleza, y que la naturaleza humana era mala. Su libro Xun Zi resume y desarrolla los pensamientos filosóficos del confucianismo, el taoísmo y la doctrina de Mo Di en el periodo de la dinastía pre-Qing.

6 Xun Zi: Xun Zi o Estimular a estudiar.

7 Emperador Kang Xi (1654-1722), de la dinastía Qing, quien gobernó de 1661 a 1722.

8 Ban Gu: Historia de la dinastía Han (Han Shu). Ban Gu (32-92), oriundo de An-ling, Fufeng (noreste de Xianyang, actual Shaanxi). Historiador de la dinastía Han del Este. La obra es también conocida como Historia de la dinastía Han anterior (Qian Han Shu). Esta fue la primera historia dinástica cronológica de China.

9 El libro de los cantares (Shi Jing) es la primera colección general de poemas de China. Contiene 305 poemas compilados durante unos 500 años a partir de los comienzos de la dinastía Zhou del Oeste hasta mediados del Periodo de la Primavera y el Otoño (siglo XI a.n.e. hasta siglo VI a.n.e.).

10 El rey Wen de Zhou (fechas desconocidas de nacimiento y fallecimiento), también conocido como Ji Chang, fue el fundador de la dinastía Zhou.

11 Guan Zi: Guan Zi Quan Xiu.

12 Liu Zongyuan: El cultivador del árbol jorobado Guo (Zhong Shu Guo Tuo Tuo). Liu Zongyuan (773-819), oriundo de Hedong (oeste de Yongji, actual Shanxi), literato y filósofo de la dinastía Tang.

13 Gong Zizhen: Diversos poemas de 1839 (Ji Hai Za Shi). Gong Zizhen (1792 1841), oriundo de Renhe (hoy Hangzhou), provincia de Zhejiang, pensador, historiador y poeta de la dinastía Qing.